Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Aldea.

Kokoon La Aldea pide al Consistorio que no ponga trabas a su inversión

Los promotores del complejo de salud y deporte sostienen que el Ayuntamiento conoce bien su proyecto - Animan a aumentar el número de camas turísticas

Ignacio Rodríguez y María Ángeles Travieso, el pasado lunes con los documentos que han presentado en el Ayuntamiento de La Aldea. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

Ignacio Rodríguez y María Ángeles Travieso, el pasado lunes con los documentos que han presentado en el Ayuntamiento de La Aldea. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

Kokoon Global, la empresa promotora de un complejo hotelero de salud y deporte en la playa de La Aldea, solicitó ayer al Ayuntamiento de ese municipio que no ponga trabas a sus inversiones y facilite la tramitación de sus proyectos en las zonas de Los Caserones y La Marciega, que incluyen la creación de un millar de camas, entre turísticas y residenciales, así como un hospital, un helipuerto y otras infraestructuras complementarias.

Kokoon La Aldea pide al Consistorio que no ponga trabas a su inversión

Ante las declaraciones de la concejala de Urbanismo del Ayuntamiento aldeano, Naira Navarro, quien aseguró que la empresa no ha presentado «ningún proyecto relacionado con el macro complejo de Kokoon» y que las propuestas que se han anunciado no se ajustan al planeamiento, los promotores de la inversión apelaron al Ayuntamiento a apoyar sus planes, que a su juicio son «una respuesta» a la grave situación económica por la pandemia del coronavirus y por los problemas de la agricultura del tomate.

El ingeniero Ignacio Rodríguez, redactor de las planes que se han presentado al Ayuntamiento desde el año 2017, y María Ángeles Travieso, directora de Negocios Internacionales de Kokoon La Aldea, afirmaron que la empresa continúa adelante con su proyecto y revelaron que su última propuesta, elaborada desde el año 2019, es conocida por el gobierno del alcalde Tomás Pérez y por los técnicos municipales, con los que ya se han celebrado numerosas reuniones.

No obstante, ese último documento no ha sido registrado en espera de una respuesta oficial del Ayuntamiento a sus anteriores solicitudes, en concreto los planes parciales para la ordenación urbanística de Los Caserones que se han ido presentando al Consistorio aldeano desde el año 2017, según explicó Rodríguez.

El ingeniero aldeano animó al Ayuntamiento a promover un desarrollo turístico con proyectos alternativos como el de Kokoon, un complejo deportivo de alto rendimiento con dos establecimientos hoteleros «de salud y bienestar» y un hospital asociado.

Turismo

Entre otras propuestas, Rodríguez consideró que el municipio debe concluir su Plan General de Ordenación Urbanística, pues ahora dispone de un Plan Supletorio y provisional, y plantear al resto de las administraciones que le permita un mayor número de camas hoteleras en la única zona del municipio que no está declarada como espacio natural.

«Toda La Aldea está protegida, mientras que al resto de los municipios limítrofes se les ha permitido un desarrollo turístico; la lejanía y la falta de una carretera no dejó otra opción que la agricultura, pero ahora el tomate no garantiza la supervivencia económica de su gente», apuntó el ingeniero, quien recordó que el modelo de ordenación de La Aldea sigue las determinaciones de las Directrices y del Plan Insular (PIO-GC) y «encauzan al municipio a un desarrollo económico basado en el sector primario y en la potenciación de sus recursos naturales, paisajísticos, culturales y agrícolas, pero no dice absolutamente nada del turismo».

«A los dos municipios del Sur, San Bartolomé de Tirajana y Mogán, le dan 50 camas por hectárea y a La Aldea 25 camas, pero además le fijan solo 18,22 hectáreas para ese posible desarrollo turístico, lo que viene a significar 455 camas en todo un municipio», señaló Rodríguez, quien comentó que las localidades del norte de la isla también tienen esas limitaciones hoteleras, pero disponen de industrias, puertos, buenas carreteras y un sector agrícola más diversificado con el plátano.

En el mejor de los casos, precisó, La Aldea podría alcanzar un total de 1.900 camas, las 1.200 previstas más otras 700 que el nuevo PIO-GC ampliaría una vez aprobado. De esas 1.900 camas, a Kokoon le podrían corresponder unas 1.000 camas y el resto podrían estar incluidas en el proyecto hotelero de Mario Romero Mur.

Kokoon dispondría, en Los Caserones, de 455 plazas turísticas, más 443 camas residenciales en el Suelo Urbano No Consolidado y otras 170 camas del Suelo Urbano Consolidado, para su complejo de deporte y salud. Además, unas 420 camas en el hotel turístico de Las Marciegas. Esa cifra, en su opinión, «seguiría siendo ínfima» en comparación con los municipios vecinos del sur de Gran Canaria, que acumulan ese millar de camas en solo un complejo hotelero.

A modo de ejemplo, el redactor del Plan Parcial precisó que existen suelos agrícolas abandonados con una superficie de medio millón de metros cuadrados. Esos terrenos se destinan en el proyecto de Kokoon a campos deportivos e instalaciones de salud, donde iría uno de los hoteles.

La otra parte del complejo turístico se situaría en Los Caserones, con cerca de 300.000 metros de suelo disponible. Ante la limitación de las construcciones a solo dos plantas sobre rasante, la solución arquitectónica que se plantea es similar a la del hotel Radisson de Mogán, encajado en las laderas.

«No tendrá impacto visual porque la vertical es de solo de dos plantas, el resto estará enterrado», resaltó Rodríguez, quien tampoco ve inconvenientes en la existencia de un yacimiento arqueológico en una de las parcelas, pues se podría integrar en el complejo o trasladar a un museo o centro de interpretación que también se incluye en el proyecto. Todos los terrenos de Los Caserones son privados y sus propietarios desean sacarle rendimiento, pues en su mayoría son suelos agrícolas en desuso.

En el aspecto técnico, y en respuesta a las manifestaciones de la concejala Naira Navarro, el ingeniero recordó que en 2017, antes de que Kokoon se interesara por desarrollar su proyecto deportivo en La Aldea, ya se había presentado en el Ayuntamiento un plan para el suelo urbano no consolidado (Sunco) para que se hiciera una parcelación de los terrenos, pues no se había hecho.

Al respecto, detalló que existen unos 27.000 metros cuadrados de gestión pública, pero como el Ayuntamiento no lo desarrolló por el sistema de cooperación, fueron los propietarios los que presentaron un proyecto. Con posterioridad se presentó el plan parcial y un informe de evaluación del impacto ambiental para el suelo urbano consolidado de Los Caserones (Suco), que incluía el nombre de los propietarios.

«No nos han contestado a nada; se han ido modificando los documentos desde el año 2017 al 2019, también se han presentado proyectos para ordenar la zona de la playa, como uno de 37 apartamentos en el Paseo del Muelle, pero no los han respondido o no los han admitido», recalcó.

Alternativas

La pretensión de Kokoon La Aldea, reflejada en los últimos documentos del Plan Parcial y de la evaluación ambiental, es crear 455 camas turísticas, más otras 443 camas del suelo urbano no consolidado y otras 170 plazas del suelo consolidado. Uno de los hoteles sería eminentemente turístico y el otro residencial para el centro de alto rendimiento y de salud.

Otra propuesta es crear un paseo con cinco metros de acera desde el muelle a La Marciega, con la desaparición de los inmuebles antiguos previa compensación a sus dueños. El yacimiento arqueológico está fuera, pero se entregaría a la administración para hacer un centro de interpretación si aparecen más restos durante la construcción.

El hospital privado estará destinado a la clientela de deporte y salud, pero en casos necesarios también estaría disponible para la población de La Aldea. «No se trata de un turismo de sol y playa, no vamos a competir con el Sur, sino a atraer visitantes que vengan por el deporte y la salud», puntualizó el promotor, quien subrayó que el proyecto se puede modificar en aquellos aspectos que recomiende el Ayuntamiento.

Por su parte, María Ángeles Travieso, dijo que Kokoon La Aldea presenta su proyecto «como un bien de interés común en tanto en cuanto genera empleo, dinamiza la economía, y planta la semilla para un nuevo modelo de negocios y una fuente alternativa de empleo».

«Kokoon no solo sigue con la idea de sus inversiones en Gran Canaria, sino que además ya tiene divisiones de negocios que se están ampliando y en La Aldea hay ahora más de 15 personas contratadas. La directora de Negocios Internacionales citó la prestación de servicios on line de asistencia médica, y «de manera inmediata», un plan de energía solar que se quiere materializar en La Aldea, porque «se ha elegido el municipio como centro de operaciones de Kokoon Global».

«Esa es la demostración más clara de la intención de seguir adelante con ese proyecto; ya está prevista la contratación de 150 personas en los próximos dos meses. No entendemos que una inversión extranjera en una coyuntura económica como la que tenemos no encuentre un apoyo unánime», añadió Travieso.

Como argumento, los promotores sostuvieron que el paro en la agricultura es cada vez más grave y los aldeanos tienen que buscar trabajo en los hoteles del sur. «¿Por qué tienen que levantarse a las cinco de la madrugada y jugarse la vida en esas carreteras si es posible que trabajen en hoteles en su propio municipio?», concluyó.

El presidente y fundador de la compañía Kokoon Global, el noruego Per Jacob Solli, visitó Gran Canaria en diciembre de 2018 y relató a este periódico que «Los Caserones es el sitio elegido para instalar el complejo por su situación, alejado de las otras zonas turísticas, y por la autenticidad de La Aldea». El 9 de octubre de ese año, Solli y sus socios recorrieron los terrenos y explicaron sus intenciones, pero su presencia tuvo una débil acogida por parte del Consistorio y de los empresarios, que no acudieron a la visita.

La pasada semana, después de que Travieso anunciara en una entrevista radiofónica los planes de Kokoon, la concejala Naira Navarro declaró en un comunicado que en una reunión con directivos de la empresa se les explicó que “cualquier iniciativa que se pretenda llevar a cabo en La Aldea debe adaptarse a la normativa vigente y respetar los valores y la idiosincrasia del lugar”.

Compartir el artículo

stats