Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gáldar
Adrián Jiménez y Sara Bolaños Estudiantes ganadores de la Olimpiada de Economía y Empresa de Las Palmas

Adrián Jiménez y Sara Bolaños: «Da un poco de vértigo elegir los estudios y el futuro profesional»

Adrián Jiménez y Sara Bolaños, en la plaza de Santiago de Gáldar. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

Adrián Jiménez y Sara Bolaños, en la plaza de Santiago de Gáldar. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

Han ganado la fase provincial de la Olimpiada de Economía y Empresa, junto a un representante de Lanzarote, y el mes que viene se enfrentarán a la fase final con otros estudiantes españoles. Y tienen algo en común. Sara Bolaños y Adrián Jiménez residen en Gáldar, aunque estudian en colegios distintos.

¿Por qué se presentaron a este concurso? ¿Cómo lo prepararon? Y, ¿en qué ha consistido?

Adrián Jiménez (A.J.). La verdad es que yo no conocía la existencia de este tipo de olimpiadas, salvo las de deportes. Nos extrañó, pero aquellos que estibábamos más liberados por el curso nos decidimos a apuntarnos, porque realmente no se pierde nada y te llevas la experiencia. Sin saber verdaderamente que íbamos a llegar a donde lo hicimos. Y cuando nos lo comunicaron, la verdad es que no lo esperaba. Lo recibí con entusiasmo, y con ganas de ir a la fase nacional. Aunque mi prioridad es la EBAU ( Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad, la antigua selectividad). Pero ya estoy satisfecho con la experiencia. La prueba consiste en un examen parecido a los de la EBAU, y el contenido es el que hemos estudiado en 2º de Bachillerato. Así hemos podido reforzar el contenido, teniendo en cuenta que es una época de exámenes continuos.

Sara Bolaños (S.B.). Un día llegó el profesor y nos comentó si queríamos presentarnos. Porque yo tampoco sabía que existía esta Olimpiada. Sabía de la de física, porque un compañero ganó. Y la de biología. En la economía mi colegio nunca se había presentado. Varias personas dijimos que sí, que estábamos interesados, porque no había que estudiar mucho más de lo que estábamos haciendo en clase. Justo lo que habíamos estudiado en un examen la semana anterior era lo que entraba en la prueba. El temario consistía en lo que la Consejería pensaba que se había dado en los centros hasta ese momento de la EBAU. Nos dijeron que era como un simulacro, y que si queríamos presentarnos y si sale bien, pues mejor, y si no, que no pasaba nada.

¿Les ha servido el concurso para aprender algo más del mundo de la economía o de las empresas?

A. J. Como algo nuevo ha sido la experiencia de ir a la Universidad. Porque el contenido es el mismo que habíamos dado en segundo de bachillerato. Fue una aproximación a lo que va se la prueba de la EBAU. Y acostumbrarnos a la tipología del examen que vamos a tener. E ir con menos nervios, porque no va a haber nada que no hayamos cursado fuera del curso. E ir más seguros de nosotros mismos.

S. B. Lo mismo. El día del examen de la EBAU iremos nerviosos, por lo que nos jugamos ese día, pero no tanto por el examen, porque ya sabemos a lo que vamos. Y hemos tenido esa experiencia previa, que está bien.

¿Están aplicando esos conocimientos en el día a día y en la rutina de manejar el dinero que les llega a sus manos?

A. J. La economía va más allá del dinero o la empresa. Las personas cuando escuchan economía lo más típico es que se le vaya a la cabeza el dinero, pero abarca un ámbito mucho más amplio de lo que pensamos. La economía está en todos los ámbitos de la vida, y nos sirve para valorar más las decisiones sobre las ventajas y desventajas. Y convendría de que nos concienciáramos de que la economía va más allá del dinero o del simple tema monetario. Sino que es una ciencia más que nos ayuda a vivir con mejor calidad y a ser más críticos, a desarrollar un conocimiento con una mente más abstracta.

S.B. Nunca le había visto esa aplicación real a la economía, pero a mí me hizo mucha ilusión hace poco cuando iba con mi padre en el coche y estaban hablando en la radio de ciertas cosas de política, y saltaron a la economía y entendía de todo lo que estaban hablando. Los términos eran justo los que estábamos dando y que van a la EBAU. Y realmente vi que es algo que se aplica a la vida real y que puede usarse en el día a día. Por ejemplo, en economía, el coste de oportunidad es cuando tienes dos opciones, y lo que perderías por tomar una decisión. Suena muy profesional, y en el día a día lo usamos. Yo, por ejemplo, elegí el bachillerato de Ciencias Sociales y el coste de oportunidad eran los otros bachilleratos. Por tanto, yo no podré estudiar Física, porque tomé esa decisión. Eso es una aplicación de la economía a la vida real cotidiana.

¿Han pensado dentro de las clases y a través de la experiencia del concurso en algún proyecto novedoso que pudiera ser aplicable en Gáldar, o en la Isla?

A.J. Específicamente no. Pero tengo una mente abierta y estoy abierto a cualquier proyecto que se presente. Somos jóvenes. Sí es cierto hemos cursado una asignatura que se llama ‘Fundamentos de la empresa’, que consiste en crear una empresa desde cero e irse desarrollando con lo que vamos aprendiendo del curso. Y hoy en día son importantes las energías renovables. Canarias tiene unas características idóneas para potenciarlo, y ser autosuficientes. Podemos ser el ‘conejillo de indias’ de la energías renovables en España. Desde el ayuntamiento ya se fomenta.

S.B. Estaba pensando justo lo mismo sobre las energías renovables. Es verdad que el desembolso inicial sería elevado, pero con los años se ve que serían menos. Estando el planeta como está, serían iniciativas que estarían muy bien que se tomasen ahora.

¿Controlan más el dinero que puedan llegar a manejar, y proponen ahora medidas de control en sus casa, en temas como las compras en el supermercado o en otros gastos, para derrochar menos?

A.J. Evidentemente, todo lo que aprendes en el instituto lo aplicas y lo pones en práctica en la vida cotidiana. Ya sea con la asignatura de economía, que con el resto. Nos quedamos con lo que se nos enseña, lo que interiorizamos, y lo aplicamos a la vida diaria. Al igual que con el coste de oportunidad, del que se hablaba antes, también se puede aplicar mucho el análisis marginal. En realidad, lo aplicamos sin darnos cuenta. Se trata de sopesar las ventajas o desventajas. Como puede ser, por ejemplo, comprar un jamón curado. Eso me va a suponer una satisfacción, pero el desembolso me afecta de forma negativa con el paso del tiempo si no te lo puedes permitir. Todo eso es aplicarlo a la vida real, y hay que ser consciente de ello.

S.B. La economía no siempre se centra tanto en el dinero. La parte de la economía que vemos es el dinero, pero en la economía hay muchas partes que, como jóvenes, no lo llegamos a abarcar en el día a día. La parte de los impuestos sí, pero es más y tiene una perspectiva global. Pero el curso en general de bachillerato nos ha hecho aprender más.

¿Qué tienen previsto estudiar? ¿Está vinculado con todo esto?

A.J.. A día de hoy no puedo decir nada concreto. Sí me atrae la economía, pero no valoro el irme a estudiar fuera a corto plazo porque el covid está presente todavía. No me quiero ver expuesto. El futuro laboral no lo tomaré hasta que afiance los estudios. Veré cómo funciona y la materia, y tendré una visión más realista del futuro. Puede ser que sea Economía.

S.B. Yo no lo tengo tampoco nada claro. Hasta hace poco tenía decidido que quería estudiar diseño de moda, pero ahora me he dado cuenta de que me gusta el mundo de la empresa y la economía. Y como la moda y la empresas son temas que se pueden interconectar, estoy pensando en algún grado que pueda mezclarlo, como puede ser Administración y Dirección de moda. Es lo que estoy pensando, pero todo está en el aire todavía.

Es complicado elegir a su edad. ¿Creen que el sistema educativo español encauza en exceso los estudios para hacerles elegir antes de tiempo, y habría que dar todavía una visión más global en su formación antes de poder decidir qué futuro profesional van a seguir?

A.J. Quizás nos sentimos un poco presionados, pero la vida es así. Tenemos que tomar decisiones, nos guste o no, y estando o no preparados. Es algo independiente al sistema educativo español. Creo que te ofrece una visión amplia, y te amplía los conocimientos para tener una visión más amplia y más opciones para elegir.

S.B. Pero al final te lo presentan como una decisión que va a cambia tu vida, y asusta un poco tomar una decisión, porque por mucho que hayas estudiado, por ejemplo, economía en el instituto, no sabes si va a ser lo mismo que vas a tratar en la carrera. O, en mi caso, con la moda, yo no he tenido un contacto directo. Y, a lo mejor, llego a la carrera y no es lo que esperaba. Ese desconocimiento, que va a impactar en tu vida, da un poco de vértigo.

¿Qué otras aficiones tienen fuera de clase; practican algún deporte, les gusta participar en actividades culturales y sociales, o en otros ámbitos?

A.J. Me gusta leer, hacer deporte, salir con los amigos. La pandemia y el curso han limitado el tiempo libre y nos limitan lo que hacer, y nos encorsetan. Me gusta ver series, disfrutar con mis amigos, en lo que se ha podido en este tiempo. Voy al gimnasio cuando puedo, y a la playa. Vivimos en Canarias, y dependemos en cierta forma de la playa. Y cuando salgamos, volveremos a retomarlas.

S.B. En ese último curso casi todo se ha centrado en los estudios. Pero es súper importante desconectar y pasar tiempo con los amigos, con la familia, y salir de la rutina de los estudios. Los viernes voy a clase de pintura, y ahí también tengo otro grupo de amigos. Y antes iba a natación, pero con el covid lo he dejado aparcado.

¿Me gustaría que me hicieran una imagen general del municipio, qué aportaciones se podrían hacer, como jóvenes, que puedan mejorarlo? ¿Lo recomendarían para vivir?

A.J. El municipio ha sufrido con los años una gran transformación. Se ha fomentado mucho la obra pública, los negocios, y también el desarrollo de las energías renovables. Hay que darle un poco de tiempo a que todas esas obras que se están haciendo den sus frutos. Por ejemplo, el aparcamiento que se está construyendo en la entrada, las aceras para poder caminar. El municipio está creciendo. Y desde la Alcaldía se ha sabido conducir hacia la modernización del municipio. Gáldar tiene todo lo que se necesita para vivir: tiene mar, montaña, unos servicios públicos de calidad, ocio para jóvenes y adultos, no necesitas desplazarte para conseguir cualquier cosa, y accesibilidad con el resto del territorio insular, y con la tranquilidad.

S.B. Creo que el pueblo está tomando una dirección muy buena. De hecho, yo que me muevo más en Las Palmas, veo cómo en los últimos años cuando era más pequeña no veía a tanta gente desplazarse hasta Gáldar, sino al revés. Y ahora veo a más gente de Las Palmas venir el fin de semana, y que se quedan encantados con el pueblo. Se ha ido conociendo más en los últimos años. Y se llevan un buen sabor de boca.

¿Les gusta estar al día de los temas de interés de ámbitos insular o canario?

A.J. Al final nosotros somos ciudadanos, y tenemos el derecho de expresar nuestra opinión. Para hacer una crítica constructiva hay que estar informados. De nada vale opinar si no estás informado de lo que está pasando. A mí me gustar estar al día. Y con el covid, sobre todo. No solo en el ámbito de la política, sino de la economía. El estar orgulloso de tu pueblo, de ser canario, de vivir en Gáldar, también hay que tener en cuenta lo que pasa a tu alrededor.

S.B. Siempre es un tema de conversación con mis amigos. Hace unos días una amigo me mandó un vídeo sobre el proyecto de la central hidroeléctrica en la presa de Chira, que va a hacer que la mayor parte de la energía que se consuma sea de energías renovable. Y ves esas cosas te llenan de orgullo, porque siendo unas islas, que podríamos estar a la cola en sostenibilidad, se tomen estas iniciativas.

Los dos estudiantes de Bachillerato de Gran Canaria y otro de Lanzarote ganaron la fase provincial de la XIII Olimpiada Canaria de Economía y Empresa, organizada por la Facultad de Economía, Empresa y Turismo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC). Los alumnos son: Adrián Jiménez Melián (I.E.S. Roque Amagro), Sara Bolaños Mendoza (Hispano Inglés), y Manuel Acevedo Villanueva, (I.E.S. Yaiza, Lanzarote), Los tres participarán en la fase nacional, que se celebrará del 21 al 23 de junio en Alcalá de Henares (Comunidad de Madrid). El objetivo del certamen, organizado por La Facultad de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, como miembro de la Asociación Olimpiada Española de Economía, «es estimular los estudios de economía y organización de empresas entre los jóvenes. Se pretende, asimismo, el objetivo de mantener y fortalecer los vínculos existentes con los profesores de Economía y Organización de Empresas en Enseñanza Secundaria y los alumnos que están interesados en esta materia».| J. B.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 928 479 439.

Compartir el artículo

stats