Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valleseco

La imagen de San Vicente Ferrer vuelve a su iglesia tras la visita a Teror

El patrón de Valleseco permaneció cuatro días en la Basílica del Pino por su 275 aniversario

La imagen de San Vicente Ferrer es recibida con pétalos a su llegada a Plaza de Valleseco. | | LP/DLP

Con el pueblo engalanado, los vecinos en la calle y una lluvia de flores fue recibida a mediodía de ayer en Valleseco la imagen de San Vicente Ferrer, tras permanecer durante cuatro días en la basílica de Nuestra Señora del Pino de Teror para conmemorar el 275 aniversario de la llegada del santo a su ermita homónima y los 175 años de la creación de la parroquia.

El regreso de la imagen del patrón de Valleseco a su iglesia congregó a centenares de fieles y curiosos en la plaza del pueblo, guardando las medidas de seguridad contra el contagio del coronavirus tanto en la salida desde Teror como a la llegada al interior de la parroquia, previa procesión por las principales calles de pueblo.

La imagen estuvo desde el pasado 27 de mayo en la basílica de Teror para que los feligreses de ambos municipios y de toda la isla de Gran Canaria pudieran disfrutar de una estampa que no se repetía desde hace 25 años, cuando San Vicente Ferrer volvía a su antigua morada y acompañaba a la patrona de la Diócesis de Canarias, la Virgen del Pino, a la hora de escuchar las rogativas de la población isleña.

Este domingo se cumplieron los 275 años de la llegada del santo dominico al pueblo más joven de Gran Canaria, en el año 1746. El documento parroquial dice textualmente: “Colocóse el Santo en su Ermita el día treinta de mayo de 1746, día del Señor San Fernando y Segundo de Pascua del Espíritu Santo. Hubo grandísimo concurso de toda la Isla. Predicó a su colocación el Reverendísimo Fray Miguel Padilla de Figueredo de la Orden del Señor San Agustín”.

Con la ceremonia de ayer, el Ayuntamiento de Valleseco y la parroquia del municipio, con la colaboración del Consistorio de Teror y la basílica del Pino, «han repetido estos acontecimientos de una forma histórica, sin público en los traslados, motivado por los tiempos de la crisis sanitaria, que, a buen seguro, San Vicente y la Virgen del Pino, han puesto sus fuerzas a la hora de volver a sentirnos pueblo de añoranzas y de alegrías», informó el Ayuntamiento.

A la llegada al pueblo, a las 12.00 horas, la imagen fue recibida por la corporación municipal y recorrió, sin público, la calle León y Castillo hasta la plaza. En el pórtico de la iglesia le esperaban las autoridades eclesiásticas, que descubrieron una placa conmemorativa y celebraron una eucarística de la conmemoración.

Compartir el artículo

stats