Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Brígida

El ‘mamotreto’ cae por fin

El centro comercial empieza a ser demolido 16 años después de que la obra se paralizara | Los trabajos para tirar la planta alta y los laterales duran tres meses

El 'mamotreto' de Santa Brígida cae por fin La Provincia

Llegó el dia. Dieciséis años después de que la obra de la mole de cemento del centro comercial de Santa Brígida, conocido como el ‘mamotreto’, se paralizara por incumplir con el planeamiento urbano, ayer una pica moledora comenzó a derribar una parte del techo. Las labores de la máquina eléctrica, guiada por control remoto por un operario, causó expectación en la Villa a mediodía, y entre sorprendidos e incrédulos los vecinos se detenían para contemplar y captar con sus teléfonos móviles imágenes y videos de ese momento. Y es que tras tantas batallas judiciales, por mucho que se había anunciado desde el Ayuntamiento hasta que se habían adquirido para la ocasión máquinas en Alemania, como dice el dicho popular: «hay que verlo para creerlo».

Hasta el edil de Urbanismo, Martín Sosa, señalaba que «por fin se empieza a poner remedio a un desastre urbanístico y se comienza a ver la luz al final del túnel». Igual de expectante que sus vecino, Sosa añadió que este es el primer paso para revitalizar el casco urbano de Santa Brígida y convertirlo en «municipio de referencia de las medianías».

El plazo previsto para la conclusiñon de estos trabajos que, Bernegal Obras y Servicios ha subcontratado a Graval Demoliciones, es de tres meses y medio, y el coste es de 500.000 euros. De toda la mole que se levantó en 2003, y se detiene en 2006, se va a echar abajo es toda la planta alta y siete metros cuadrados de cada lateral. Desde 2018 una sentencia declaró nulo el contrato entre la UTE encabezada por FCC y el Ayuntamiento, que derivó que de un suelo municipal de 15.000 metros cuadrados para un centro comercial se hiciera una planta de más para dar cabida a un hipermercado.

Compartir el artículo

stats