Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa María de Guía

El mirador de Becerril, el nuevo balcón que mira al Noroeste

Guía inaugura el mirador de Becerril en la montaña de La Atalaya, con vistas a Tamadaba | La obra incluyó una zona de ocio y el arreglo de casas del entorno

Una persona, ayer, observando el horizonte desde el mirador de Becerril, en Guía. | | LP/DLP

Guía inauguró ayer su nuevo mirador de Becerril, situado en la loma de la montaña de La Atalaya, con vistas a buena parte del noroeste de la Isla hasta Tamadaba. La obra se incluye en un proyecto global de actuación sobre un espacio de 5.000 metros cuadrados, y en el que se han invertido en conjunto más de dos millones de euros, incluyendo la rehabilitación de un núcleo de viviendas de su entorno, en un parque urbano con área infantil-deportivo, un parque canino y de descanso, así como en el asfaltado de calles del entorno. Cerca de 2.000 vecinos de este barrio se benefician de esta zona de esparcimiento, junto al edificio social, que estaba antes muy abandonada.

Becerril creció de una forma desorganizada desde un punto de vista urbanístico, en las faldas de la montaña de La Atalaya y en el linde con Gáldar. Pese a ser un núcleo urbano muy poblado, ha adolecido de dotaciones para atender la demanda de sus habitantes. En uno de estos solares sin vida ha crecido ahora una infraestructura de encuentro para sus vecinos.

«Esta zona se veía como un vertedero», según lo definió el alcalde de Guía, Pedro Rodríguez, que inauguró ayer la zona en compañía del presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, y de otras autoridades insulares y municipales.

El mirador se erige sobre un desnivel de siete metros, que sirve de punto para observar desde toda la zona baja de Guía hasta Agaete, con sus vegas de plataneras, la autovía del norte (GC-2), la montaña de Amagro de Gáldar, el macizo de Pico Viento y Tamadaba. Al lugar se accede desde el espacio multifuncional por una rampa, con zonas de descanso y bancales de contención de la tierra, con plantas y está dotado de iluminación de bajo consumo.

El parque urbano de 5.000 metros cuadrados incluye una zona deportiva, infantil y canina

decoration

El mirador forma parte de una actuación global del Parque Urbano de Becerril, que se extiende sobre una superficie de 5.000 metros cuadrados. E incluye una pequeña cancha para la práctica de distintos deportes de sala, como fútbol y baloncesto, con grandes vallas exteriores para evitar la salida de las pelotas; una zona de juegos para los perros; otra de máquinas para los ejercicios físicos de los adultos; y un área de juegos para el entretenimiento de los niños.

Las dotaciones están situadas junto al local vecinal. Precisamente, Pedro Rodríguez hizo un llamamiento a los vecinos para el mantenimiento de este nuevo espacio.

El alcalde espera también regularizar con el futuro Plan de Reforma Interior las casas que siguen todavía sobre suelo municipal.

El proyecto incluye el asfaltado de las calles aledañas. Y en el entorno del Parque también se ha llevado a cabo la rehabilitación de 34 viviendas a través de las Ayudas a la Regeneración y Renovación Urbana (ARRU), financiado por las distintas Administraciones y los propietarios. Este programa de puesta al día de las vivienda incluye los barrios de La Atalaya y Becerril, con un presupuesto de 3,5 millones de euros, para mejorar el tejido residencial y recuperar el núcleo urbano.

El presidente del cabildo, Antonio Morales, cifró entre 30 y 35 millones la inversión que lleva a cabo la institución insular en Guía. Entre ellas en el mercado de abasto, aunque en este caso está sin abrir hace varios años, además de la ampliación de la residencia de mayores Tarazona y la prevista en Los Salesianos.

Compartir el artículo

stats