Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Morales convoca otro Pleno tras las quejas de «atropello» de la oposición

PP, UxGC y Ciudadanos se plantan por la proliferación de asuntos por urgencia que se tienen que aprobar sin conocer el contenido

El presidente Antonio Morales dio por concluido el Pleno Ordinario de ayer antes de que se debatieran varios puntos del orden del día y convocó una nueva sesión para el próximo lunes. Tomó esa decisión ante las protestas de los tres grupos opositores por la proliferación de los asuntos que llegan por urgencia y se tienen que votar sin conocer su contenido.

El primero en quejarse fue el portavoz de Ciudadanos, Ruymán Santana, que incluso amenazó con «montar un pollo» la próxima vez, pidiendo medidas cautelarísimas por vulneración de los derechos de la oposición. El portavoz de PP, Marco Aurelio Pérez, también tachó de «atropello» que el gobierno tripartito presente propuestas de modificaciones presupuestarias cuando el Pleno ya está iniciado y con expedientes que tienen casi 180 páginas, sin que ni siquiera se suministre una copia en papel para poder saber lo que se vota. Incluso advirtió a los miembros del gobierno que ellos también están «votando a ciegas».

José Miguel Bravo de Laguna, portavoz de UxGC-CC, se sumó a las quejas y argumentó que esta práctica «cada vez más habitual» del gobierno impide conocer los acuerdos que se votan y pedir las explicaciones que resulten pertinentes. Aunque no era la primera vez que la oposición expresaba esas protestas, el presidente consideró razonables sus argumentos y propuso dejar para un próximo Pleno Extraordinario las tres modificaciones de crédito más polémicas, una de casi 7 millones de euros del Instituto Insular de Deportes para diversas obras y otra de Infecar de 500.000 euros que levantó suspicacias.

Al convocarse una nueva sesión el lunes, se dejó pendiente también la moción que iba a ser la estrella de la sesión, la del desmantelamiento de las centrales térmicas de Canarias, un asunto que los grupos habían negociado durante la semana para convertir la propuesta inicial de Nueva Canarias en una declaración institucional, con un texto alternativo planteado por el PP. Una moción similar ya fue aprobada por unanimidad en el Parlamento de Canarias.

Compartir el artículo

stats