El mes de julio ha empezado a ser sofocante y la subida del mercurio ya la nota el cuerpo. La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias activó ayer los avisos de riesgo para la salud en diversos municipios de Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote, Tenerife y La Palma por la previsión de que la temperaturas serán elevadas.

La previsión es que en los próximos días se superen las temperaturas umbral (32 grados de máxima y 24 de mínima) establecidas en el Plan de Actuaciones Preventivas de los Efectos del Exceso de Temperaturas en la Salud.

De este modo, se da aviso rojo en los municipios grancanarios de San Bartolomé de Tirajana y Santa Lucía de Tirajana del 15 a 19 de julio; naranja en Agüimes, Aldea de San Nicolás, Artenara, Ingenio, Mogán, Tejeda, y Valsequillo del 17 al 19 de julio; amarillo en Vega San Mateo el 17 y el 18 de julio, y en Telde y Valleseco el 18 de julio.

En Fuerteventura el aviso será amarillo en Betancuria y Pájara el 18 de julio, mientras que en Lanzarote también será amarillo ese día en los municipios de San Bartolomé y Tías.

El Tenerife el aviso es naranja en Fasnia del 17 al 19 de julio, amarillo en Arona, La Orotava y San Miguel de Abona el 18 y el 19 del mismo mes, y en Adeje, Arafo, Arico, Candelaria, Granadilla, Guía de Isora, Güimar, Puerto de la Cruz, Los Realejos y Vilaflor el 18 de julio. En La Palma el aviso es amarillo en Breña Alta, Fuencaliente, Los Llanos de Aridane, El Paso, Santa Cruz de La Palma y Tazacorte el 18 de julio.

La Dirección General de Salud Pública, por medio de la Federación Canaria de Municipios (Fevam), ha remitido a los ayuntamientos afectados un recordatorio de las medidas que deben adoptar para proteger la salud de los miembros más frágiles de su comunidad. Entre esas medidas está beber mucha agua o líquidos, evitar las bebidas alcohólicas y también exponerse al sol entre las 11 y las 16 horas.