20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agüimes

El tanatorio de Arinaga se amplia para que los féretros tengan acceso único

La reforma del velatorio costará unos 242.106 euros y permite ganar unos cien metros más | Es el tercero que se adapta a la normativa y le sigue el del casco

Velatorio del casco de Agüimes, hecho en 1950, que se derribará para hacer un edificio más amplio con archivo municipal. | | LP/DLP

Velatorio del casco de Agüimes, hecho en 1950, que se derribará para hacer un edificio más amplio con archivo municipal. | | LP/DLP

Agüimes sigue adaptando los tanatorios a la normativa sanitaria mortuoria y ya, tras renovar el del Cruce de Arinaga, y antes el de Montaña Los Vélez, ahora va a iniciar las obras del tercero, el de Playa de Arinaga, al tiempo que va a encargar la redacción del proyecto para afrontar el cuarto, el que se encuentra en el mismo casco de Agüimes.

El Ayuntamiento acaba de adjudicar las obras de remodelación y adaptación del tanatorio de Playa de Arinaga por un coste de 242.106 euros a la empresa Mantenimiento del Territorio Canario S.L.U. Los trabajos de reforma consisten en aprovechar una zona de vegetación que hay en la zona norte del edificio para ganar espacio con el fin de poder cumplir con la normativa. De los 221 metros cuadrados que cuenta ahora el inmueble al disponer de todo el espacio ocupado por un parterre con plantas, las instalaciones pasarían a contar con un total de 305 metros cuadrados.

Durante el tiempo que se desarrollan las obras, que serán unos ochos meses, los velatorios de los vecinos de este barrio de Agüimes se trasladarán a los otros establecimientos de propiedad municipal, si bien como señaló ayer, la concejal de Contratación y Planeamiento del Ayuntamiento de este municipio, María Suárez, hay una empresa funeraria privada en Arinaga que ha ofrecido sus instalaciones para este tiempo, de forma gratuita.

Esta puesta a punto de los velatorios está motivada, según explica la concejal de Contratación, por que la citada normativa obliga a habilitar un habitáculo de entrada desde la calle para los féretros, que además debe estar a una temperatura de 18 grados, de tal forma, que ya no se pueden seguir pasando directamente a la sala del velatorio como se ha venido haciendo hasta ahora.

Con la ampliación se van a disponer de dos salas independientes para los familiares ya que hasta ahora han estado compartiendo la misma porque se disponen de dos velatorios con un mismo espacio para todos los allegados del fallecido. Además, las obras que se van a llevar a cabo en este tercer tanatorio municipal conllevan un cambio por completo de todas las instalaciones de agua y de electricidad, con el fin de que sean unas instalaciones más eficientes, según apuntó la concejal de Contratación.

La sala mortuoria del casco, hecha en 1950, se derribará para hacer un edificio nuevo

decoration

Hace dos años que el Ayuntamiento llevó a cabo la remodelación de las instalaciones funerarias del Cruce de Arinaga, y antes había acometido la que se localiza en Montaña Los Vélez.

Y la siguiente intervención será la del tanatorio del casco de Agüimes. Se trata en este caso de un edificio construido en 1950 que se va a derribar por completo porque de esta forma se consigue ganar todo el espacio que ahora ocupa una plaza, y además porque los técnicos han llegado a la conclusión, tras los pertinentes estudios, que es más rentable tirar todo el edificio que afrontar toda la obra integral de reforma.

Aunque este proyecto todavía no se ha redactado, precisamente se encuentra en fase de licitación su elaboración, ya que el Ayuntamiento pretende que lo realice un equipo externo, y se estima que entre el derribo y la nueva construcción se van a tener que desembolsar unos 450.000 euros aproximadamente. La redacción se encargará por 44.200 euros, y el proyecto deberá estar diseñado en unos cinco meses.

El grupo de gobierno quiere aprovechar que se trata de una parcela municipal de 849 metros cuadrados en los que ahora el velatorio sólo ocupa la cuarta parte, unos 238 metros, para disponer en la nueva edificación aparte de salas de velatorio, también de espacio en lo que sería la planta baja para los archivos municipales. «No tiene sentido que el Ayuntamiento esté pagando por los alquileres de locales para tener espacio para los archivos municipales cuando se disponen de suelo en el mismo casco», señaló ayer el alcalde de Agüimes, Óscar Hernández .

Este nuevo edificio, que combinará el uso funerario con los archivos, dispondrá de plazas de aparcamiento, y se pretende que las instalaciones eléctricas y de saneamiento cumplan con los criterios de sostenibilidad energética.

Compartir el artículo

stats