20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Artenara

El gobierno insular proyecta una ampliación de la base de helicópteros

El Cabildo destina un millón de euros para mejorar la seguridad de las instalaciones

Los dos helicópteros contra incendios forestales contratados por el Cabildo de Gran Canaria para la campaña de este verano.

Los dos helicópteros contra incendios forestales contratados por el Cabildo de Gran Canaria para la campaña de este verano.

El Cabildo de Gran Canaria prevé invertir un millón de euros en la mejora de la base de los helicópteros contra incendios forestales de Artenara, que incluye la construcción de un edificio de dos plantas, una para las oficinas y los talleres de los equipos técnicos y otra para la estancia de los pilotos cuando están de guardia.

El proyecto también recoge una pequeña ampliación de la plataforma de aterrizaje y nuevas medidas de seguridad para evitar situaciones como las vividas en el gran incendio de 2019, cuando el fuego procedente de Tamadaba llegó hasta el borde de las instalaciones durante la noche y obligó a trasladar los dos helicópteros hasta el cercano campo de fútbol de Artenara.

Las obras de remodelación de la base costarán alrededor de un millón de euros y una parte será financiada con los fondos del Gobierno de Canarias para paliar las consecuencias de los incendios forestales que quemaron gran parte de la cumbre hace dos veranos, con el municipio de Artenara como principal afectado por las llamas.

El presidente Antonio Morales tiene previsto presentar el proyecto a principios del mes de septiembre, por lo que eludió ayer dar detalles sobre esa actuación. La idea, según otras fuentes, es encargar las obras a la empresa pública Gesplan, por lo que técnicos de esa entidad, de la Consejería de Medio de Ambiente y de Aviación Civil ya han estado en Artenara para evaluar las medidas de seguridad durante las obras.

La base de los helicópteros se encuentra en una parte elevada del pueblo de Artenara, en una antigua escombrera cercana al cementerio y a las instalaciones que albergan a otros equipos de emergencia contra los incendios forestales.

Las instalaciones para los pilotos y mecánicos de los helicópteros son provisionales y precarias, pues se trata de contenedores acondicionados como oficinas y dormitorios de descanso. Aparte de construir edificaciones estables que mejoren la operatividad y comodidad de los trabajadores de los helicópteros, la propuesta incluye un pequeño desmonte para ampliar la plataforma, la colocación en el perímetro y despejar los alrededores.

Compartir el artículo

stats