Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gáldar.

Año jacobeo: Santiago termina su confinamiento en Gáldar

Gáldar celebra en el año santo la primera procesión de la Isla desde la pandemia

Personas fuera de los limites de la plaza de Santiago. | | JUAN CASTRO

Personas fuera de los limites de la plaza de Santiago. | | JUAN CASTRO

El confinamiento que se ordenó en marzo del año pasado marcó un antes y un después. Cuatro meses duros en los que la soledad o la ansiedad ante la incertidumbre hicieron mella en muchas personas. Aún así, por fortuna, acabó pasando. No así para Santiago, patrón del municipio de Gáldar. La pandemia impidió que saliese el año pasado del templo matriz en procesión durante la celebración de su día grande, como es tradición en la localidad, por lo que podría decirse casi que su cuarentena personal ha durado dos años justos -desde el 2019, cuando se celebraron las últimas fiestas en su honor-.

Santiago termina su confinamiento

Pero lo bueno se hace esperar. Y es que el santo no solo ha podido salir este año, sino que además lo hace en el Año Santo Jacobeo, que únicamente se celebra cuando coincide la festividad de Santiago en domingo; un hito que no produce desde el 2010, hace 11 años. Además, para añadirle más emoción a este hecho, el municipio organizó la primera procesión de la Isla desde que se iniciase la pandemia. Eso sí, marcada por las medidas de seguridad impuestas para evitar la subida del número de contagios por coronavirus.

Santiago termina su confinamiento

Las banderillas, las mantillas en el aire aportando sombra a la calle larga e incluso paneles expositivos para mostrar a los visitantes fotografías de los recursos naturales con los que un peregrino puede encontrarse efectuando el camino de Santiago de Gran Canaria, que parte desde la playa de Maspalomas hasta el templo matriz del municipio de Gáldar. Todo el municipio engalonado recordaba continuamente que este es el Año Santo. Así desde primera hora de la mañana comenzaron los preparativos de las fiestas, enfocadas principalmente a los actos religiosos del mediodía; la eucaristía, dirigida por el vicario Hipólito Cabrera -al estar el obispo ausente por la muerte de su madre-, y la magna procesión.

Santiago termina su confinamiento

Cientos de sillas fueron habilitadas en la plaza frente a la iglesia, así como grandes pantallas de televisión para permitir a los vecinos disfrutar de los eventos sin tener que levantarse de los asientos. Y esta era precisamente una de las condiciones obligadas que impuso la administración para poder celebrar el día grande de Santiago; distanciamiento social ante todo. Para cumplirlo anunciaron que los interesados deberían sacar unas entradas gratuitas para acercarse al templo, de modo que pudiera controlarse el número de personas y evitar aglomeraciones. Unas 300 personas finalmente accedieron a esta área, que fue limitada desde las calles principales con vallas. Los operarios de una empresa de seguridad contratada por la institución política cuidaron de que todo saliese según lo previsto, evitando que los ciudadanos incumpliesen con las normas.

La eucaristía finalizó sobre la una del mediodía. El vicario aprovechó para recordar durante su homilía a las personas que traspasan por momentos duros, como los emigrantes o los desempleados a causa de la crisis económica derivada del virus. «Venimos a encontrarnos contigo Santiago, con alegría y llenos de esperanza, para que nuestros sueños se cumplan», expresó. Finalmente, a lomos de su caballo y su espada siempre en alto, el apóstol acabó saliendo de su templo para saludar a sus fieles, que no pudieron evitar aplaudir al verle.

«Mi abuelo es Santiago, mi padre es Santiago e incluso mi hermano es Santiago», expresó emocionada Meli, como conocen todos a Mari Carmen Gil, vecina del municipio. Para ella y sus familiares la imagen siempre ha tenido un significado vital, siendo a quien pide por todos anhelos. «Lo más importante ahora es pedirle para que nos de salud, en estos tiempos es algo crucial», añade segura, aclarando que aunque su familia no ha sufrido directamente el virus «tenemos que seguir rezando para que esto acabe».

Santiago, rodeado por la banda de guerra, la escuadra de gastadores y una sección del regimiento Canarias 50 de ejército de tierra, salió victoriosa de la iglesia para iniciar el corto recorrido que prepararon este año. Una vuelta por el exterior del templo y la plaza fue todo el camino que pudo realizar. A su vera se encontraba también Teodoro Sosa, alcalde del municipio, junto con todos los miembros de la Corporación municipal; ciudadanos del municipio que han recibido en años anteriores títulos diversos en el acto de honores y distinciones e incluso estuvieron presentes ocho concejales del Ayuntamiento de Calatayud, ciudad de la comunidad de Zaragoza que recientemente ha sido hermanada con Gáldar por sus lazos históricos.

El recorrido, que duró a pesar de todo una hora entera, provocó lágrimas de emoción entre el público. «Ha sido preciosa, me he emocionado muchísimo; no esperaba que lo fueran a organizar tan bien», expresó Mari Carmen Gil. Para Adexe Reyes fue sin duda una pena no haber podido seguir al santo, pero aún así admitió que «por lo menos han podido hacer algo». Es uno de los jóvenes del municipio que afirma que ha acudido todos los años que recuerda a la eucaristía en el día grande y la consiguiente procesión porque «soy muy devoto de Santiago». Por eso en su agenda marca siempre este día como una absoluta prioridad.

«Es el momento de ofrecer todo nuestro cariño y respeto», añade. Su novio, José Manuel Gil, aunque no es originario de Gáldar sino de la capital de la Isla, vició con la misma emoción esta fecha. «La verdad es que me han impresionado mucho estas fiestas, sobre todo ver cómo el municipio se vuelca tanto en mantener sus tradiciones», añadió con ilusión.

Ambos han tomado la decisión de efectuar el camino de Santiago de Gran Canaria en el mes de octubre. «El camino de Santiago siempre ha existido, pero es verdad que estos últimos años le han estado dando más promoción», considera Reyes. Su madre, que asistió con él a la misa, lo ejecutó hace apenas unos meses. «Fue bastante duro, sobre todo la etapa de Tejeda hacia Gáldar porque nos pilló lloviendo y hacía mucho frío», añadió, pero fue una de las experiencias más gratificantes que ha vivido. «Además en mi caso ofrecí el recorrido al santo para que me concediese un deseo que tenía relacionado con mi trabajo, así que cobró mucho más sentido», agregó emocionada.

Día de Santiago en Gáldar

Una vez concluyeron los actos, se levantaron las vallas que limitaban la entrada a la plaza y comenzaron a verse algunos peregrinos acercarse hasta el templo matriz. Yaiza Martín y Beatriz Diaz, acompañadas de otras tres amigas, llegaron a Gáldar sobre las dos de la tarde, después de caminar durante más de cinco horas desde Cruz de Tejeda. Su itinerario comenzó el pasado viernes, desde el pueblo de Tunte. «Nos hemos sorprendido mucho en cada etapa; han sido completamente diferentes en paisajes, pero muy bonitas ambas», sostuvieron. Para ellas realizar esta aventura era un reto, no solo por lo duro que pueda llegar a ser, sino también porque las circunstancias no les ha permitido verse mucho en este último año y querían planear este viaje para reunirse después de mucho tiempo. «Creo que cada uno hace el camino por motivos propios; nunca se sabe con qué carga cada uno en su mochila», sostuvo Diaz, admitiendo también que el camino ayuda a quitarse algunos de los problemas cotidianos de encima.

Cerca de la iglesia, Heriberto Padrón y sus amigos se sacaron foto con la postal de la cruz de Santiago, para inmortalizar el recuerdo del camino. «Ninguno lo hemos efectuado por cuestiones religiosas; somos de Gáldar, pero nunca lo habíamos hecho y queríamos probar, sobre todo este año por ser el jacobeo», expresa. Sus compañeros y él salieron a las cinco de la mañana del municipio hacia Tunte para poder iniciar la ruta a las siete de la mañana el pasado sábado. «Al llegar a Tejeda te sorprendías, porque había muchísima gente haciendo el camino; eso es lo mejor que tiene, que conoces a gente de todas las clases», aseveró emocionado.

96

Día de Santiago en Gáldar Juan Carlos Castro

Compartir el artículo

stats