Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tripartito impone su moción sobre Cuba y exige respetar la soberanía

Los grupos del gobierno achacan las protestas del 11 de julio a las carencias de la población por el bloqueo de Estados Unidos

Manifestantes en Miami a favor de las protestas en Cuba. EFE

El Pleno del Cabildo votó ayer tres mociones, pocas respecto a lo que es habitual, y las tres sobre la situación en Cuba, lo que ya es más anormal si se tienen en cuenta los anteriores lamentos de algunos grupos por someter a debate asuntos que no están relacionados con los problemas de Gran Canaria, sino con la alta política internacional. El PP presentó la primera de ellas, muy crítica con el régimen castrista y con la reacción del gobierno español a las protestas del pasado 11 de julio en La Habana y otras ciudades cubanas. La segunda moción fue de UxGC, fuera de plazo por un error luego subsanado. Y la tercera, ya por la vía de urgencia, de los tres grupos del gobierno insular, NC, PSOE y Sí Podemos, que fue la que salió adelante con 20 votos a favor y 7 en contra.

Los intentos de Ciudadanos y de UxGC por buscar un consenso y aprobar solo una declaración institucional de apoyo al pueblo cubano, que incluía un rechazo al embargo de Estados Unidos, cayeron en saco roto y al final se aprobaron los cuatro acuerdos de la moción del gobierno insular.

El primer punto expresa «la enorme preocupación por la situación política, económica y social que se está produciendo en Cuba en la actualidad provocada por los efectos de la pandemia global que sufre la isla y otros muchos países que carecen de recursos para afrontarla y que, en el caso de Cuba se ve enormemente agravada por el ilegal e injusto bloqueo económico, comercial, financiero y tecnológico que desde hace 60 años impone el Gobierno de Estados Unidos».

El segundo acuerdo manifiesta «la necesidad de solución por vías pacíficas y respetuosas con los Derechos Humanos y la legalidad de las protestas sociales como consecuencia de la situación de carencia de recursos alimentarios. Sanitarios o necesidades básicas de la población, así como el rechazo a la total injerencia externa, en especial la del Gobierno de los Estados Unidos y lobbies económicos y mediáticos que aprovechan la situación para otros fines».

Protestas

Y añade que «el gobierno cubano, como todos los países del mundo, debe garantizar el derecho a la protesta pacífica en el país, atender democráticamente las demandas del pueblo y seguir profundizando en las reformas de apertura política y económica que están en marcha».

En tercer punto pide «respetar la soberanía de Cuba para decidir su modelo político, en libertad, con diálogo, por vías pacíficas, respetuosas con los derechos humanos, sin chantajes externos de carácter económico, político o mediático que solo contribuye a agravar aún más la situación y utilizar las carencias básicas de la población para la desestabilización política de Cuba».

Como último acuerdo, el Cabildo «respalda la posición del Gobierno de España, expresada en el marco del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre la Unión Europea y Cuba, firmado en 2016, sobre un diálogo franco y constructivo en materia de derechos humanos con las autoridades cubanas, apoyando el proceso de transición de la economía y la sociedad cubana».

Compartir el artículo

stats