Las y los cazadores de Gran Canaria tendrán vía libre para salir al campo a practicar su afición favorita el próximo domingo, 8 de agosto, fecha en la que el Gobierno de Canarias levantará la veda en esta isla para una temporada 2021-2022 que se prolongará hasta la jornada del 24 de octubre, inclusive. En la Orden publicada por el ejecutivo regional, se indican las condiciones y fechas que se ha establecido para cada isla.

La Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria, competente en la materia, informa de que las y los amantes de la actividad cinegética podrán cazar conejos, perdices rojas, palomas bravías y animales asilvestrados.

Quienes pongan su punto de mira en los conejos, tendrán la posibilidad de actuar con perro de caza y con hurón, entre el 8 de agosto y el 17 de octubre; mientras que, del 21 al 24 de octubre, deberán hacerlo sin hurón. Y quienes se decanten por la perdiz roja, la paloma bravía y los animales asilvestrados, podrán conseguir sus capturas desde el 19 de septiembre hasta el 24 de octubre.

Los jueves y los domingos son los días elegidos para dar caza a estas especies, para lo que se podrá emplear perro y escopeta, cuando se persigan conejos y perdices rojas; y se permite usar únicamente la escopeta, si se va tras palomas bravías y animales asilvestrados.

Cabe especificar que el uso de hurones se limita a dos por cazador y licencia, y a tres por cuadrilla. En cuanto a los perros, un cazador individual puede llevar cuatro; ocho, si se trata de dos cazadores; y doce, si es una cuadrilla.

También hay coto para el número de piezas permitidas al día. Así, no podrán capturarse más de tres conejos y tres perdices rojas, si se practica en solitario; y si se sale en cuadrilla, la cantidad sube hasta los nueve conejos y nueve perdices. No se han puesto límites para las palomas bravías y los animales asilvestrados.

Estas mismas cantidades son las permitidas para las y los amantes de la cetrería, que tendrán los miércoles y sábados para practicar; y para quienes cazan con arco, que podrán hacerlo los jueves y domingos.

Por último, hay que resaltar que se ha levantado el vedado de caza de los terrenos afectados por los grandes incendios del verano de 2019, después de que los censos pre-caza realizados en los pasados meses de abril, mayo y junio reflejan una recuperación de las poblaciones de la zona, que alcanzan índices similares a los del resto de la Isla.

Por el contrario, se prohíbe cazar en la Reserva Natural Especial de Los Tilos de Moya (Moya), la Reserva Natural Integral del Barranco Oscuro (Moya y Valleseco), La Laguna (Valleseco), la Reserva Natural Integral de Inagua (incluye Inagua, Ojeda y Pajonales, con localización en La Aldea de San Nicolás, Mogán y Tejeda), el Sitio de Interés Científico de Juncalillo del Sur (San Bartolomé de Tirajana), la Finca de Osorio (Teror), desde Las Salinas de Arinaga a Bahía de Formas (Agüimes y Santa Lucía de Tirajana), el Corral de Los Juncos (Tejeda), Llanos de La Pez (Tejeda), la Caldera de Bandama (Santa Brígida), la Reserva Natural Especial de Las Dunas de Maspalomas (San Bartolomé de Tirajana) y la zona próxima de seguridad del Polvorín de Barranco Seco, entre la divisoria de Mesa, Lomo de los Galeones y Lomo de Santo.

Tampoco será posible hacerlo en los vedados de caza de las zonas especiales de conservación, integrantes de la Red Natura 2000 de Canarias, del Barranco de la Virgen y de Azuaje, tal y como mandata la Resolución de 27 de septiembre de 2017, de la Consejería Insular de Medio Ambiente, para proteger la incipiente población de paloma rabiche.