Una imagen repetitiva durante 17 meses de pandemia, a pesar de las restricciones impuestas para evitar la propagación de la Covid-19. Un vecino que se hospeda en un centro turístico del sur de Gran Canaria ha denunciado, a través de un vídeo que se ha viralizado, de la presencia de dos barcos de recreo con una multitud en su interior que vulneraría las medidas impuestas por el Gobierno de Canarias para evitar la propagación del coronavirus, que ha llevado a que Gran Canaria entre en el nivel 4 de alerta este próximo lunes, 9 de agosto.

"Mira los dos barcos van petados. Viva el Covid. Mira como está eso de gente. No caben. Cargadísimo. La música a toda leche. Que pasada. Salieron de Mogán, dirección Puerto Rico", señala indignado el ciudadano que grabó el vídeo en la mañana de este sábado, 7 de agosto.

Las autoridades están investigando los hechos.

No es la primera vez que ocurre

En mayo de 2021, la Guardia Civil del Puesto Principal de Puerto Rico-Mogán, en coordinación con el Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil denunció a una embarcación en base al análisis de las imágenes difundidas en una red social donde se observa una fiesta en una embarcación profesional en la que se incumplían las medidas sanitarias.

Fiesta ilegal en un barco en la costa de Puerto Rico

Dicha embarcación se encontraba en el litoral del municipio de Mogán, entre las playas Tauro y de Mogán, y en la misma se observaba una pluralidad de personas que no guardaban ni observaban las medidas sanitarias decretadas por el Gobierno de Canarias.

Coronavirus en Canarias | Indignación por la fiesta en un barco en el sur de Gran Canaria LP | DLP

Anteriormente, en julio de 2020 la Benemérita también denunció a los organizadores de una multitudinaria fiesta que se estaba celebrando en un barco que había sido alquilado para su explotación el día que ocurrieron los hechos el día 19 de julio. Los agentes inspeccionaron los documentos y el contrato de arrendamiento y verificó los datos del arrendatario extendiendo las correspondientes denuncias administrativas por no observar las medidas de higiene adecuadas para prevenir los riesgos de contagio.

Desde la Guardia Civil se recuerda que este tipo de imprudencias y acciones dolosas generan un riesgo para el que las comete así como el resto de la población por ello se apela a la ciudadanía al civismo ya que frenar la propagación de esta pandemia es responsabilidad de todos.