Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Teror | Bajada de la Virgen

La patrona extiende su manto

El obispo José Mazuelos se estrena en las Fiestas del Pino con un guiño a los migrantes | La imagen desciende del camarín para acercarse a los peregrinos

La virgen del Pino baja al altar y abandona su camarín Juan Carlos Castro

Arriba, llegada de la imagen de la Virgen del Pino desde su camarín hasta el trono situado en el altar mayor. Abajo, a la izquierda, el obispo de la Diócesis de Canarias, José Mazuelos, durante la homilía. A la derecha, los fieles que no pudieron entrar en la basílica siguen la Bajada desde la Plaza del Pino. |

La imagen de la Virgen del Pino bajó ayer desde el camarín para que pueda ser visitada en su trono durante los días principales de la festividad de la patrona de la Diócesis de Canarias. En un acto más íntimo por las restricciones de la pandemia, sin la espectacularidad de las tradicionales ceremonias religiosas de la Bajada, la talla descendió por el altar mayor y desde hoy hasta el próximo 26 de septiembre puede ser apreciada desde cerca, en la parte lateral derecha de la basílica, por los miles de peregrinos que se esperan estos días en Teror.

Las autoridades políticas y religiosas han pedido que las promesas se cumplan de forma escalonada durante todo el mes de septiembre y ruegan a los fieles que no acudan a Teror en las tres jornadas que habitualmente congregan un mayor número de visitantes a la villa, los días 7, 8 y 12 de esta semana.

Solo unas 150 personas fueron testigos de la Bajada dentro de la basílica, dos por cada banco, pero otros varios centenares de vecinos y caminantes pudieron seguir la ceremonia desde el pórtico y la calle Real, a través de una pantalla gigante. Las Fiestas del Pino recuperan así uno de las actos más emotivos, pues la imagen de la también patrona de la isla de Gran Canaria no pudo ser bajada el año pasado por las medidas sanitarias contra el contagio de la Covid-19.

Tras la eucaristía, presidida por el obispo José Mazuelos, ayudado por el vicario de Diócesis, Hipólito Cabrera, y el párroco de Teror, Jorge Martín de la Coba, a las 20.05 horas se inició el Bajada de la imagen desde el camarín, entre telas que cubren los rieles y asemejan un mar de algodones de color blanco y celeste. A 20.23 horas concluyó el descenso fue colocada sobre el trono, entre aplausos y vivas a la Virgen dentro del templo y en los alrededores.

La talla luce el manto morado que ha llevado en anteriores calamidades de la isla de Gran Canaria

decoration

Antes, el obispo sevillano pronunció sus primeras palabras en unas Fiestas del Pino, pues tomó posesión en octubre de 2020. En la homilía, José Mazuelos dijo que «bajo el manto de la Virgen del Pino cabe todo el mundo», una reflexión dirigida a los que sufren por la pandemia, la pobreza o el racismo. Durante la misa, la solista Marta Santana interpretó el Ave María y un coro cantó varias canciones.

También se ofreció la comunión a los presentes dentro de la basílica y a los fieles que siguieron la misa desde las sillas colocadas en la Plaza del Pino. La representación institucional se limitó este año a los miembros de la Corporación municipal, encabezados por el alcalde Sergio Nuez, que ocuparon los primeros bancos frente al altar mayor.

La talla de madera de la Virgen del Pino luce desde el pasado viernes el manto morado, también denominado el de las Rogativas o las Penitencias, que también llevó en 2019 en su recorrido por los ocho municipios afectados por el gran incendio forestal iniciado en Valsendero.

Manto morado

El traje morado, también utilizado en anteriores calamidades para pedir el amparo de la patrona, fue confeccionado en el año 1758 y sufragado con donaciones recogidas por todo el Archipiélago. Se trata, según ha recordado el Ayuntamiento de Teror, de un tejido brocado en seda morada e hilo entorchado en oro y plata, dibujando cornucopias, piñas y granadas, decorado con pasamanerías y galones de oro.

En esta segunda festividad del Pino condicionada por la pandemia del coronavirus, el manto de las Rogativas se usa de forma simbólica. Se cree que el traje fue regalado a la basílica como el pago de una promesa a la Virgen, pues ese año 1758 hubo una plaga una plaga de cigarras desde el continente africano que arruinó las cosechas. También se utilizó en la bajada a la catedral de Las Palmas de Gran Canaria del 11 al 25 de octubre del año 1936, para rogar por el fin de la Guerra Civil española.

La última vez que lució el manto morado fue con motivo de la tragedia medioambiental del verano de 2019. Tras el incendio forestal que calcinó 9.500 hectáreas de las cumbres y medianías de Gran Canaria, la imagen realizó un histórico recorrido, entre el 12 y el 20 de octubre de ese año, por las iglesias de los pueblos de Agaete, Gáldar, Santa María de Guía, Moya, San Mateo, Tejeda, Artenara y Valleseco.

El descenso de la imagen de la patrona desde su camarín marca el inicio de los actos religiosos y también da paso a los días principales de la Festividad del Pino. Aunque la mayoría de las celebraciones han sido suspendidas o recortadas para evitar la propagación del virus, como la ofrenda-romería del día 7 o la procesión multitudinaria del día 8, no laborable en toda Gran Canaria, ayer domingo hubo seis eucaristías en la basílica y también habrá misas y rosarios durante toda la semana.

Las autoridades civiles y religiosas piden a los fieles que no acudan los días 7 y 8 de septiembre

decoration

La Diócesis ha informado que el templo permanecerá cerrado desde la 21.00 horas del día 7 de septiembre hasta las 5.00 horas del día 8. Durante ese tiempo, la imagen de la Virgen del Pino permanecerá en el atrio de la basílica para acoger a todos los caminantes que se acerquen a Teror la noche de la víspera.

Durante la mañana y las primeras horas de la tarde de ayer prosiguió la peregrinación escalonada hacia la villa mariana, principalmente por la carretera GC-21, desde la rotonda de Piletas hasta el pueblo, y en menos medida las vías de acceso desde Arucas, Firgas, Valleseco o San Mateo.

Guaguas

Al no existir este año un servicio especial de guaguas de Global, ni siquiera los días 7 y 8, muchos visitantes hacen el camino de ida y vuelta. En el casco de Teror se mezclaron ayer los peregrinos de la patrona, los asiduos al mercadillo dominical de productos tradicionales y los asistentes al concierto de la noche en la Plaza de Sintes, en el que Los Gofiones estuvieron acompañados por Caco Senante, Estíbaliz Uranga y Lucrecia para interpretar temas del folclore canario.

Hoy lunes habrá eucaristías a las 12.00 y a las 19.00 horas. Por la noche, a partir de las 21.00 horas en la Plaza de Sintes, se celebra el XXIX Encuentro Folclórico de Gran Canaria, con la participación de los solistas Aduén Hernández (Gran Canaria), Isabel González (Tenerife), Óliver Martín (Lanzarote), Fernando Acosta (Fuerteventura), Yumara Luis (La Palma), Aarón Morales (La Gomera), Claudia Álamo (El Hierro) y Parranda de Los Toledo (La Graciosa).

67

La Virgen del Pino baja del camarín Juan Carlos Castro

La víspera del Pino, el martes, se mantienes seis eucaristías, pero se suspende la ofrenda de los 21 ayuntamientos de la isla, que ya entregaron sus productos agrícolas y ganaderos el pasado viernes en la sede de Cáritas de la capital grancanaria. Por la noche, a las 22.30 horas, habrá fuegos artificiales a cargo de Pirotecnia El Pilar, de Benjamín Dávila Sosa.

El miércoles 8, Día del Pino, habrá misas a lo largo del día y a las 12.00 horas se hará la recepción oficial de autoridades y del representante de Su Majestad el Rey, en este caso el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, para la solemne eucaristía presidida por el Obispo José Mazuelos.

Compartir el artículo

stats