Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las perforaciones en los túneles de Faneque se acercan al 80% del total

Foro Roque Aldeano pide al Gobierno que cumpla el compromiso de usar el tramo subterráneo en la primera mitad del año 2022

Obras de la carretera en las cercanías de la localidad de El Risco. | |

Obras de la carretera en las cercanías de la localidad de El Risco. | |

El Foro Roque Aldeano anunció ayer que las obras de la segunda fase de la carretera de La Aldea-Agaete continúan a buen ritmo pesar de los varios días festivos y vacaciones de fechas recientes, por lo que confía en que se mantenga el compromiso de abrir el tramo de los riscos de Faneque, el más peligroso de esa vía, en la primera mitad del próximo año.

El colectivo ciudadano que lucha desde hace años por la finalización de esa carretera explicó que los túneles de Faneque, que la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Canarias se comprometió poner en servicio durante el primer semestre de 2022, ya tienen perforado unos 3.180 metros entre los dos tubos.

Lo previsible, según Roque Aldeano, es que la próxima semana ya alcancen el 80% de los 4.120 metros de su longitud total. Justo en esta zona de la boca sur de Faneque se continúa canalizando los barranquillos, a la vez que se trabaja en la conexión de dicho túnel con la carretera GC-200, que será la conexión del nuevo trazado con la localidad de El Risco.

En este último tajo se viene utilizando buena parte de los áridos extraídos de los túneles hasta alcanzar una altura importante, visto que la cota de las bocas de Faneque es bastante elevada. Ello está conllevando que el tránsito de los camiones que transportaban los materiales extraídos hasta La Aldea haya disminuido.

El túnel 7, de unos 325 metros, ubicado en Guayedra, está perforado la mitad al alcanzar ya unos 165 metros. En este mismo lugar se trabaja en el embocamiento tanto del túnel 6 como de la galería paralela de evacuación que irán en dirección al viaducto del barranco de La Palma. Este subterráneo tendrá una longitud próxima a los 800 metros.

En total, las perforaciones llevadas a cabo alcanzan en la actualidad unos 3.900 metros, lo que supone un 54% del total de los ocho túneles contemplados en el proyecto del nuevo vial Agaete-El Risco.

«Foro Roque Aldeano sigue preocupado por la ejecución del viaducto de El Risco, que como ya informamos se ha tenido que modificar el proyecto por dificultades del firme del terreno. Este colectivo ciudadano ha solicitado al director general de Infraestructura Viaria, José Luis Delgado, una reunión para recibir información al respecto ya que existe un compromiso de que antes de finalizar el año comenzarían las obras del mismo», señaló en un comunicado difundido ayer.

Ampliación

Las obras en el tramo Agaete-El Risco son la continuación de la nueva carretera de La Aldea, cuya primera fase se inauguró en el verano del año 2017. Es un proyecto de 8,5 kilómetros de longitud pero que, por su compleja orografía en la zona conocida como Risco Faneque, incluye la construcción de varias infraestructuras especiales, entre ellos ocho túneles, dos viaductos, un paso inferior y tres enlaces.

Esta ampliación bajo tierra y en viaductos sustituirá un peligroso trayecto de cerca de 15 kilómetros que actualmente se realiza por la GC-200, con graves problemas de seguridad para los usuarios en invierno por la caída de piedras sobre la calzada. De hecho, es habitual que se cierre al tráfico durante los temporales de lluvia, de ahí el interés de los aldeanos en que se puedan utilizar los túneles lo antes posible, aunque luego se siga trabajando en el resto carretera.

Una vez terminada esta obra, se reducirá el tiempo de conexión entre La Aldea y Agaete en tres cuartas partes, al evitarse primero el Andén Verde y ahora Faneque, pudiendo llegar en sólo seis minutos desde Agaete a El Risco.

Toda la obra de la segunda fase de la carretera de La Aldea tiene un plazo de ejecución de 65 meses y cuenta con un presupuesto de unos 153 millones de euros. La obra tuvo sus mayores dificultades en el inició y acumuló varios meses de retraso por los problemas de almacenaje de los explosivos, pero desde entonces se trabaja las 24 horas del día.

Compartir el artículo

stats