Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana defiende el uso mixto del puerto de Santa Águeda

De izquierda a derecha, Jorge Wagner, Claudio Piernavieja, Conchi Narváez, Alan Svaiter y Julio Peláez, este jueves en El Pajar.

Un uso compartido del muelle de Santa Águeda es «factible y posible». El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana ha defendido el uso combinado como muelle deportivo e industrial del dique ubicado en El Pajar y que Cementos Especiales de las Islas (Ceisa) tiene en concesión hasta octubre de 2022. La alcaldesa de la localidad, Conchi Narváez, ha considerado que es una «buena fórmula». «Es un posicionamiento político, pero creo que es factible y posible porque además existe ese modelo en otros espacios y porque la fotografía real ha sido justamente esa durante años y ahora solo toca otorgarle cobertura jurídica», señaló.

Jorge Wagner, Claudio Piernavieja, Alan Svaiter y Julio Peláez visitan la exposición. Andrés Cruz

Aunque desde el principio Narváez ha manifestado su total apoyo y el de la Corporación al completo a la continuidad de la fábrica cementera en su ubicación actual, hasta ahora no se había pronunciado públicamente sobre el uso mixto del puerto, que ya baraja la comisión de estudio formada por los departamentos de Obras Públicas, Turismo, Transición Ecológica, y Servicios Jurídicos del Ejecutivo.

Narváez expresó esta idea este jueves, durante una visita de Jorge Wagner, Alan Svaiter y Julio Peláez, consejeros de Ceisa llegados desde península, a las instalaciones de la fábrica y a la exposición Un pueblo, una fábrica, tejiendo juntos nuestra historia que la concejalía de Cultura muestra en el Centro Cultural El Pajar y que será itinerante.

La alcaldesa anunció que hará valer el acuerdo plenario de la Corporación, que muestra el apoyo unánime de todos los partidos, ante el Gobierno de Canarias y volvió a insistir en la necesidad de que convivan en Santa Águeda la industria y el sector turístico.

Por su parte, Jorge Wagner, que ejerció como portavoz de los tres consejeros, consideró que es «perfectamente compatible la actividad industrial en perfecta armonía con la población y el turismo; es lo mejor para promover el desarrollo social». Wagner no se manifestó sobre la posibilidad de uso compartido del muelle. «Se verá en su momento».

La alcaldesa, Conchi Narváez, durante su intervención. Andrés Cruz

Por otro lado, el coordinador general de Ceisa, Claudio Piernavieja, volvió a descartar por completo el traslado de la fábrica al polígono de Arinaga, como pide el sector turístico. «No olvidemos que sólo se debate el uso del puerto, no de la fábrica, que está en suelo propio y seguiremos desarrollando la actividad, aunque eso sería una desgracia medioambiental porque supondría poner en funcionamiento 100 camiones al día». Piernavieja desconoce cómo sería ese uso mixto pero aseguró que la compañía está abierta a valorar cualquier propuesta que llegue del Gobierno».

El 23 de marzo la compañía solicitó una prórroga de la concesión del muelle durante otros 25 años. Posteriormente empresarios turísticos avisaron al Gobierno regional que, de conceder esta prórroga, el Ejecutivo se enfrentaría a indemnizaciones millonarias a favor de los inversores que han apostado por este entorno para el desarrollo de proyectos turísticos amparándose en el planeamiento urbanístico, que establece que a partir de 2022 el puerto dejará de ser industrial y pasará a ser deportivo. En junio se conformó la comisión en el Gobierno canario, que se pronunciará a principios de 2022.

Compartir el artículo

stats