Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agüimes

La obras en la red de abasto de agua de la Playa de Arinaga inician la segunda fase

Los trabajos de la empresa Canaragua durarán siete meses y afectan a 24 calles

La zona norte de Playa de Arinaga verá completamente renovadas, en los próximos meses, las tuberías de distribución de agua potable, tras las obras de ampliación y mejora de la red de abasto que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Agüimes. Los trabajos, que corresponden a la segunda fase de este proyecto en Playa de Arinaga, comenzaron a ejecutarse esta semana por parte de la empresa Canaragua Concesiones S.L. Supondrán una inversión de 968.350 euros y se espera que queden finalizados en un plazo de siete meses.

Se instalará un nuevo sistema de tuberías de diámetros variables, entre los 250 y los 63 milímetros, optimizado para el volumen de población actual y esperado. Al situar las nuevas conducciones bajo el asfalto, será necesario abrir zanjas, por lo que los aparcamientos podrán quedar temporalmente restringidos en las calles por las que vayan avanzando las obras. De forma ocasional, en función de las necesidades puntuales del proyecto, también se podrá limitar el tráfico rodado en la zona.

Las obras, que han arrancado en la zona del Soco Negro, afectarán a 24 calles: García de Toledo, Domingo Monteverde, Luis Velasco, Almirante Escrigas, Colón, Avenida Polizón, Almirante Arriaga, Almirante Pastor Tomaseti, Duque de Osuna, Roger de Lauria, Timón, Andrea Doria, Juan de La Cosa, Juan de Austria, Rafael Clavijo, Andrés de Urdaneta, Méndez Núñez, Alcalá Galiano, Blas de Lezo, Sarmiento de Gamboa, Jorge Juan, Churruca, Bautista Antequera y Juan de Cardona.

La nueva red contará con modernas unidades de control y medida, con el fin de supervisar el caudal, reducir fugas y prevenir posibles averías o incidencias futuras. En caso de que estas se produzcan, la disposición en forma de anillos y ramales permitirá aislar y solucionar fácilmente el problema, sin tener que causar cortes innecesarios en el suministro. La mejora en la calidad del servicio será notoria en los hogares, que recibirán un mayor caudal de agua y a una presión más óptima.

Compartir el artículo

stats