Arucas

La velocidad en el casco se limita a 30 kilómetros y se regula el patinete

El Ayuntamiento de Arucas modifica la ordenanza de tráfico para que los coches cedan el protagonismo al peatón y a los nuevos sistemas de movilidad urbana

Una vista del casco antiguo de Arucas, con la iglesia al fondo. |

Una vista del casco antiguo de Arucas, con la iglesia al fondo. | / Juan Carlos Castro

Javier Bolaños

Javier Bolaños

Frenazo a la velocidad máxima de los coches en el casco. El Ayuntamiento de Arucas implantará el límite de 30 kilómetros por hora en las calles urbanas, como han realizado otros ayuntamientos para mejorar la seguridad y como establece la nueva legislación de tráfico, además de regular la circulación de los patinetes eléctricos.

«El Ayuntamiento de Arucas estima necesaria la modificación de la ordenanza actual con el objetivo de introducir avances en la política de movilidad y seguridad vial que se pretende desarrollar en la ciudad, con la finalidad de conseguir un nuevo modelo de ciudad en el que el ciudadano sea el eje central de dicha política». El Ayuntamiento ha abierto una consulta pública previa a la Modificación de la Ordenanza Municipal Reguladora del Tráfico Urbano de Arucas, para adaptarse a la normativa estatal.

La nueva legislación nacional señala que «en el ámbito urbano, el vehículo a motor ya no es el protagonista y ha dado paso a un uso compartido de la vía, donde motocicletas, bicicletas, bicicletas de pedales con pedaleo asistido, vehículos de movilidad personal y peatones cobran cada día más importancia. En este sentido, las políticas de movilidad y seguridad vial que desarrollan las administraciones locales cuentan con un objetivo principal: La reducción de la siniestralidad en el ámbito urbano», establece el reglamento de Tráfico aprobado el año pasado.

La regulación municipal también quiere abordar la rápida proliferación de los vehículos de movilidad personal, esto es, los patinetes eléctricos, así como el riesgo de su comercialización indiscriminada. Además, para diferenciarlo, del resto de sistemas de movilidad.

En este sentido, el alcalde, Juan Jesús Facundo, señala que la reglamentación se adaptará a cada zona concreta, y se complementa con la peatonalización de calles para facilitar la movilidad y seguridad. Así como la regulación del uso de los patinetes, en sintonía con otros medios de transporte urbano.

La Ordenanza General del Tráfico Urbano de Arucas fija seis retos. En primer lugar, adaptar las necesidades de movilidad del municipio a la normativa estatal en materia de tráfico, circunvalación de vehículos a motor y seguridad vial. Introducir la rebaja del límite de velocidad de circulación genérico en vía urbana, así como la nueva regulación.

En tercer lugar, garantizar la seguridad vial y que la circulación de los vehículos de movilidad personal (es un vehículo de una o más ruedas dotado de una única plaza y propulsado exclusivamente por motores eléctricos que pueden proporcionar al vehículo una velocidad máxima por diseño comprendida entre los 6 y los 25 km/h, como son los patinetes eléctricos), se realice de una forma segura, haciéndola compatible con los diferentes usos de la vía pública.

En cuarto lugar, completar la regulación relativa al estacionamiento, «disciplinando el aparcamiento para mejorar la seguridad vial y la calidad de vida de los ciudadanos en general, así como, facilitar el uso del espacio público por los peatones».

En quinto lugar, «armonizar los distintos usos de las vías y los espacios urbanos, incluidos el peatonal, el de circulación de los diferentes vehículos, el estacionamiento, el transporte de personas, la distribución de mercancías, y las diferentes necesidades de uso del espacio público relacionadas con la movilidad».

Y, por último, la regulación de tráfico trata de adaptar la normativa local vigente a la nueva realidad de Arucas.