Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La alcaldesa de San Bartolomé destituye a dos concejales de CC

Narváez expulsa del gobierno local a los ediles Alejandro Marichal y Pino Dolores Santana después de que el líder nacionalista reprochase al PSOE la gestión de sus áreas

La alcaldesa, Conchi Narváez (con chaqueta amarilla en primera fila) junto a otros concejales del grupo de gobierno. LP/DLP

La tensión en el pacto de gobierno de San Bartolomé de Tirajana ha tenido consecuencias. La alcaldesa de la localidad, Conchi Narváez, ha destituido este jueves a dos de los cuatro concejales de Coalición Canaria, Alejandro Marichal y Pino Dolores Quintana, por lo que todas sus competencias las asumirá la alcaldesa hasta que se recomponga el Gobierno mujnicipal con la reestructuración de las áreas, según ha comunicado esta misma mañana la propia regidora.

Narváez ha tomado esta decisión menos de 24 horas después de que el edil y portavoz de los nacionalistas afeara al PSOE la gestión de sus áreas en el Consistorio tirajanero y manifestara que los vecinos están molestos por la falta de actuación sobre muchos de los servicios públicos.

Por ahora CC no ha manifestado si mantiene o rompe el pacto cuatripartito que tiene firmado con PSOE, NC y Ciudadanos, ya que la alcaldesa ha mantenido a los otros dos ediles nacionalistas, Alexis Moreno y Francisca Quintana, en el gobierno local. Eso sí, ya Narváez invitó a la formación a salir por la puerta si no remaba en la misma dirección. Si abandona el acuerdo y no hay nuevos movimientos, Narváez mantendrá una mayoría absoluta muy ajustada de 13 concejales de los 25 con que cuenta la Corporación.

Esta nueva crisis en el pacto del Sur se inició el pasado martes, cuando la alcaldesa anunció que retiraba las competencias de Recursos Humanos a la concejala de CC Pino Dolores Santana por falta de gestión del área y después de haber requerido información y documentación sobre el trabajo que desarrolla la concejalía y no haber recibido respuesta.

En un principio, el grupo nacionalista se mantuvo en silencio hasta que ayer emitió un comunicado en el que defendía la gestión desarrollada por su concejala y criticaba duramente el trabajo puesto en marcha en otras áreas, todas ellas dirigidas por sus socios políticos. «Los vecinos no están preocupados por cómo el Ayuntamiento gestiona su personal pero para saber eso hay que salir más a la calle», expuso.

Con esta destitución, las áreas que controlaba Marichal y Santana no se repartirán entre los dos concejales restantes de Coalición Canaria, sino que las asumirá la alcadesa sin que por ahora haya reestructuración de las concejalías entre el resto de formaciones políticas, según han explicado fuentes conocedoras de esta decisión.

Una decisión "difícil y por la estabilidad política"

La alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana, Conchi Narváez, ha asegurado hoy tras cesar a dos de los cuatro concejales de CC de su grupo de gobierno, Alejandro Marichal y Pino Dolores Quintana, que la decisión que ha adoptado “ha sido difícil” y que la misma ha sido acordada “por la mayoría del grupo de gobierno, tras consultar a las concejalas y concejales que lo conforman”.

Narváez ha recordado que “hace dos años heredamos un municipio con graves problemas y los ciudadanos nos pidieron a través de sus votos, que nos pusiéramos de acuerdo para sacar este municipio adelante alcanzando el encuentro y entendimiento de las diferentes fuerzas políticas”.

La alcaldesa ha añadido que lidera “un pacto con cuatro fuerzas políticas, 17 concejalas y concejales, 8 áreas de gobierno y 17 concejalías”. Durante ese tiempo el cuatripartito, en palabras de la edil, ha sido capaz de dotar al municipio de estabilidad política y “esto se consigue desde la confianza y el trabajo en equipo, anteponiendo el interés general a cualquier otro tipo de intereses personales o partidistas”.

Resaltó que su compromiso como máxima responsable de la corporación local, es “continuar con la estabilidad conseguida para lograr una sintonía de gobierno y alcanzar los objetivos para el municipio”. Sin embargo, “desafortunadamente, durante los últimos meses se ha quebrado la confianza de la mayoría del grupo de gobierno con dos concejales y antes de que esta situación derive en inestabilidad política con consecuencias negativas para la ciudadanía, hemos entendido que lo mejor es apartarles de sus funciones para permitir continuar y mejorar el desarrollo de la acción de gobierno”.

Por su parte, el primer teniente de alcalde, Samuel Henríquez, de Nueva Canarias, ha explicado que “nuestro trabajo debe estar centrado en mejorar la calidad de vida los habitantes de San Bartolomé de Tirajana y, para ello, es imprescindible que el grupo de gobierno esté cohesionado y que todos sus miembros guarden lealtad a la línea de trabajo que firmamos hace dos años. Los vecinos y vecinas del municipio están cansados de rivalidades políticas, es momento de centrarnos en lo que de verdad importa”.

La tercera teniente de alcalde, Inés Rodríguez, han indicado que “tenemos una obligación con la ciudadanía que no es otra que la de servir al interés general y para ello tenemos que trabajar desde una sintonía total". Para Rodríguez, "este pacto de gobierno tiene un objetivo común para todas las personas que lo conformamos y no es otro que trabajar para mejorar como ciudad, como destino turístico, mejorar la administración y ofrecer a nuestros ciudadanos los mejores servicios públicos posibles. Y esto se consigue únicamente con la fórmula de la confianza y el trabajo en equipo”. 

Compartir el artículo

stats