Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana
Alejandro Marichal Concejal de CC en el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana

Alejandro Marichal: «San Bartolomé de Tirajana se merece que la alcaldesa se centre en gobernar»

Alejandro Marichal, concejal de CC en San Bartolomé de Tirajana

Once días después de la destitución de dos concejales de CC en el gobierno de San Bartolomé de Tirajana, su líder , Alejandro Marichal, considera que la operación era un «plan urdido» por PSOE y NC para expulsarlos. Asegura que no ha hablado aún con PP-AV pero no descarta intentar conformar otra mayoría. 

¿Cómo reacciona cuando se entera de su destitución? ¿Le sorprendió?

Narváez llevaba tres semanas sin convocar la reunión de portavoces y eso era raro, yo ya estaba mosqueado porque eso no era normal. Por eso cuando me quita las competencias de Recursos Humanos deduje que estaba propiciando nuestra salida del pacto, porque además ella lo decía en su comunicado: nos invitaba a marcharnos. Así que era evidente que quería que nos fuésemos voluntariamente y yo eso no lo iba a hacer porque había pactado un programa que pensaba cumplir hasta el final del mandato. Como además ella cuestionó la gestión de Recursos Humanos, yo le dije que se lo hiciera mirar porque no es elegante cuestionar públicamente las áreas de sus socios. Ante una agresión ilegítima, yo solo le contesté que debía revisar la gestión de sus concejalías y mi respuesta fue la excusa perfecta para que Narváez lograse destituirnos. Honestamente, creo que ella estaba tratando de justificar lo injustificable y comenzó a forzar la situación, arrinconándonos para que nos fuésemos voluntariamente, pero eso no ocurría y tuvo que destituirnos.

Alejandro Marichal, durante la entrevista. Juan Castro

¿Ha sido el alcalde en la sombra, como afirma la regidora?

Más que alcalde en la sombra lo único que se evidencia es que cuando algunos se iban a su casa a las 14.00 horas de la tarde, otros nos dedicábamos a trabajar mañana, tarde y noche. Y cuando uno trabaja muchas horas normalmente la gente suele buscar a quien está disponible, y esa es la diferencia entre ella y yo, por eso reconoce que yo era alcalde en la sombra. Ahora lo que se merece el municipio es que Narváez se centre en gobernar y saque adelante todos los temas que el Ayuntamiento tiene pendiente, desde alumbrado público hasta el Consorcio de Rehabilitación Turística, el servicio de hamacas, carreteras, limpieza o mobiliario público, que son los temas que necesitan mejorar. Y también todo lo relativo a Urbanismo, como distintas modificaciones puntuales de planeamiento; en materia de Recursos Humanos habíamos resuelto la parte más complicada que era publicar las bases de oferta de empleo público, especialmente las de Policía que son 52 plazas.

«Narváez nos quería torpedear al generar una crisis y querer resolverla con una concejalía de CC»

decoration

En octubre se Narváez quita Policía Local a Ciudadanos pero el pacto está calmado. En abril se revuelve la situación por las competencias de Turismo, pero compensa a Inés Rodríguez con Hacienda y cerró la crisis. ¿Qué ha pasado ahora?

Eso es lo que no termino de entender. En todo ese proceso en que ella genera inestabilidad quitando las áreas a Ciudadanos de forma unilateral, en ningún momento se cuestionó ni la gestión de Recursos Humanos ni la de CC en este gobierno. No hubo ningún apercibimiento previo. Sí es cierto que ya veíamos que nos querían torpedear, y eso se notó en que una crisis que generó el PSOE quiso resolverla con un área que gestionaba CC, que era Turismo. Se veía claramente que era un plan que habían urdido PSOE y NC. Estaban intentando tenernos arrinconados, porque la impresión que yo me llevo es la que la misma Narváez reconoce: cuanto más tiempo pasábamos en el gobierno más fuerza estábamos adquiriendo hasta el punto de parecer alcalde en la sombra. Unos estábamos en la gestión y otros en la foto.

¿Su destitución ha sido una demostración de fuerza?

Ha sido una lucha de egos y de poder por su parte. Al ser conscientes de que estábamos adquiriendo fuerza su mejor opción fue echarnos cuando antes, y no de cualquier manera, sino intentando dividirnos.

Alejandro Marichal. Juan Castro

Dadas que una de las ediles de CC decidió saltarse la disciplina de partido y quedarse en el gobierno, ¿lo consiguió?

Jamás. Su decisión nos ha fortalecido. Alguien que gobierna con un tránsfuga no se fortalece, se debilita, y fortalece al partido que se quita de encima a quien actúa como una trásfuga. Eso lo tenemos muy claro. Dice mucho de quien a toda costa es capaz de gobernar con personas que abandonan otros partidos con tal de mantenerse en el poder. Ya no es una cuestión ética, sino legal, porque hay normativa estatal y regional que regula esta situación. La regional casualmente fue promovida por el socialista Spínola, lo que hace aún más curioso que una socialista quiera gobernar con una tránsfuga.

«No he cerrado la posibilidad de intentar conformar una mayoría de gobierno alternativa»

decoration

Habla de un plan urdido para expulsarle. ¿Considera que si no hubiese criticado la gestión del PSOE hoy continuaría siendo miembro del gobierno?

No, nos habría expulsado igualmente, estaba todo programado. Cuando le quitaron las áreas a Ciudadanos, la única diferencia que hubo con respecto a lo que han hecho con nosotros es que se convocó una comisión de seguimiento del pacto y se trasladó a todas las fuerzas políticas que se le querían quitar las áreas a Ciudadanos y que íbamos a negociar una alternativa. Pero con nosotros no se hizo eso; nos enteramos por los medios de comunicación.

Conocieron la destitución y la ejecutiva local se reunió y acordó que los dos ediles que Narváez no había destituido esperarían o dimitirían. Finalmente Francisca Quintana no siguió la disciplina del partido. ¿Ha sido una puñalada por la espalda?

Creo que cuando alguien se presenta a las elecciones por la lista de un partido y firma un código ético debe cumplir lo firmado. Doy mucha importancia a la palabra porque creo que la política está denostada, entre otras razones, porque muchos políticos no cumplen la suya y ven la vida públicacomo una forma de garantizarse un sueldo. Dicho esto, todavía no he tenido la oportunidad de hablar con Francisca para explicarme por qué lo ha hecho y que tome conciencia de lo que significa.

¿Guarda esperanzas de que vuelva a abrazar a CC?

Por las declaraciones que ha hecho públicamente, reconozco que la voy perdiendo. Pero aún creo que debo sentarme con ella y en cualquier caso, si es coherente con lo que hace, debió haber pedido la dimisión del partido. No es normal que diga que la ninguneamos siete personas de CC pero ella no asuma ninguna responsabilidad; con sus declaraciones ha abofeteado a sus compañeros.

El edil de CC. Juan Castro

¿Por qué CC no la expulsó automáticamente?

Francisca es impulsiva. Quiero hablar con ella porque tengo esperanza de que cumpla su palabra con el partido porque si no su trayectoria política se termina aquí; nadie que haya sido tránsfuga ha tenido futuro político. Por afecto personal quiero evitar que Francisca quede retratada públicamente, de ahí que no me pareciera correcto ser contundente con ella desde el principio. Pero será cuestión de días, si no recula se le abrirá un expediente disciplinario.

¿Ha tenido ya contactos con el PP-AV para intentar una mayoría alternativa? El edil de NC Samuel Henríquez afirmó que Alexis Moreno, de CC, le confesó que le habían hablado de la posibilidad de otra mayoría.

Eso lo niego rotundamente. Las dos únicas personas autorizadas para hablar con el PP son el secretario insular, Pablo Rodríguez, y yo, nadie más. Con ellos por ahora solo he cruzado palabras de consuelo, pero también le digo que no he cerrado esa posibilidad.

¿Qué papel adoptará CC desde la oposición?

Haremos una oposición proactiva, no vamos a actuar desde la venganza. Este municipio necesita políticos que sepan construir y yo estoy dispuesto a asumir ese papel, pero sin renunciar a la firmeza que corresponde a una oposición que fiscaliza la acción de gobierno.

Compartir el artículo

stats