Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mogán

La futura movilidad en Arguineguín

Un estudio plantea la reordenación del enlace de la GC-1 para atender y atajar la densidad de tráfico tras el aumento de los sectores residenciales e industriales

Alternativa 1 del estudio de reconfiguración del enlace de Arguineguín.

El crecimiento de los sectores residenciales e industriales en el entorno de Arguineguín que propone el Plan General de Ordenación (PGO) de Mogán estima también un aumento en la densidad del tráfico que llega a este núcleo, no solo por el previsible aumento de la población, que superará las 28.000 personas en 2030 según las estimaciones del INE, sino por el incremento del número de trabajadores que se desplacen hasta el futuro área industrial de Vento o hacia las áreas turísticas. A julio de 2021, solo el parque móvil de Mogán es de 17.065 vehículos, según datos del Instituto Canario de Estadística (Istac), 725 más que cinco años antes. Y a estos datos hay que sumar todo el flujo del tráfico procedente de Las Palmas, Mogán y La Aldea.

Alternativa 2. A la izquierda, enlace de Arguineguín y la derecha las reformas en el enlace de El Pajar. Ayuntamiento de Mogán

En este escenario, el Consistorio ha elaborado un estudio de movilidad que propone tres alternativas para la reconfiguración de los enlaces de la GC-1 en su entrada a Arguineguín y de la GC-500 con El Pajar que permitirá redistribuir la circulación, posibilitará la descongestión del tráfico en los accesos a este núcleo al proponer un nuevo ramal desde la zona superior de Arguineguín y mejorará las conexiones entre los distintos sectores. Según este estudio, alrededor de 25.700 vehículos circulan diariamente por estos enlaces. Hasta ahora, el punto más conflictivo era la rotonda de entrada a Arguineguín, punto que el Ayuntamiento está resolviendo con la supresión de la glorieta y la creación de un paso peatonal subterráneo.

Alternativa 1.

La primera opción plantea la transformación del actual enlace de Arguineguín, en sistema de doble trompeta, por otro de doble pesa que recoge la construcción de dos rotondas, una a cada lado de la GC-1. A través de un carril de desaceleración, la glorieta superior absorberá todo el tráfico procedente del norte con dirección al área industrial deVento, donde se habilitará otra rotonda de menor tamaño para distribuir el tráfico hacia el polígono y hacia la futura circunvalación a través de una vía paralela a la autopista. También tendrá una salida hacia el sur. La rotonda inferior, por su parte, será la encargada de recoger todo el tráfico procedente del sur y será la que contenga el ramal para tomar la dirección hacia el norte toda la circulación procedente del área industrial y del interior de Arguineguín.

La alternativa 1 plantea una rotonda exterior al enlace para distribuir hacia el futuro polígono de Vento el tráfico procedente de la GC-1

decoration

La creación de estas dos glorietas obligará a reordenar el paso inferior, que pasará de los dos a los cuatro carriles, dos en cada sentido, y una mediana de un metro de anchura. Ambas rotondas estarán conectadas por esta vía transversal de cuatro carriles, que se mantendrá hasta el siguiente enlace, el de la GC-500 con El Pajar, que se quedará como en la actualidad.

La plataforma de rotonda inferior, además, dará acceso hacia las áreas agrícolas del barranco de Arguineguín y dejará una salida para conectarse con la circunvalación de Arguineguín, si ésta se desarrolla en el futuro. Para esta primera opción se estima un coste de 10.841.215 euros.

Alternativa 2.

La segunda opción propone la intervención en ambos enlaces. En el de la GC-1 se plantea la eliminación de los dos ramales tipo ‘lazo’ actuales y construir en su lugar una glorieta en el paso inferior donde concluirán cinco ramales. Cuatro de ellos, señala el estudio, absorberán la circulación desde y hasta la autopista, mientras que el quinto dará servicio al tráfico procedente desde la futura zona industrial de Vento al tiempo que puede convertirse en una carretera de doble sentido que, en paralelo a la autopista, pueda discurrir sobre el falso túnel existente para conectarse con la futura circunvalación. Por su parte, en enlace de El Pajar cambiará de sistema de trompeta a ‘glorieta desnivelada’ en un paso superior respecto a la vía de cuatro carriles que une ambos enlaces. En este caso, de los cuatro ramales que proceden del enlace de la GC-1, dos carriles suben hasta la rotonda y los dos restantes continúan hacia el interior de Arguineguín. También tendrá salida hacia El Pajar, el barranco y la futura circunvalación. Para esta segunda propuesta se estima un coste que alcanza los 12.190.016 euros.

Alternativa 3. A la izquierda, enlace de Arguineguín y nuevo ramal hacia la zona alta de Arguineguín a través de la GC-1. Ayuntamiento de Mogán

Alternativa 3.

El último modelo, por el cual optan los redactores del estudio, propone la creación de dos carriles más en la vía transversal del enlace actual mediante la implantación de una glorieta exterior para facilitar el acceso del tráfico hasta el área industrial. Esta opción conlleva que la ampliación del paso inferior para dar cabida a dos nuevos carriles. Para acceder a Vento, los carriles se desdoblan a partir de ramales tipo ‘lazo’ para entrar en la glorieta exterior. Por otro lado, el enlace de Arguineguín estará apoyado por el enlace de El Pajar cuya ordenación, en este caso, será igual que en la alternativa 2.

Los enlaces de El Pajar y Arguineguín soportan una densidad de 25.700 vehículos diarios

decoration

Por otro lado, la rotonda exterior del enlace de Arguineguín conectará con otra de menor tamaño de acceso a al área industrial de Vento y, de esta, se trazará una carretera paralela a la GC-1 que alcanzará el falso túnel existente en la actualidad, que habría que ampliar, para cruzar al margen inferior de la autopista hasta la zona alta de Arguineguín. En este punto podrá conectar con la futura circunvalación y, a través de otra glorieta, ofrecer un acceso a la GC-1 en dirección norte. Con este último ramal se evitará el tráfico por el interior a través de la GC-500 y se desahoga así la circulación en el centro del núcleo urbano. Esta alternativa recoge también una conexión peatonal entre los dos lados de la autopista GC-1 a través del paso inferior que une los enlaces de Arguineguín y El Pajar. Para esta última alternativa se estima un coste que ascenderá hasta los 11.427.054 euros.

Compartir el artículo

stats