Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guía
Ayoze Medina Barbero

“La barbería en Canarias tiene un nivel alto”

Ayoze Medina, con peine y tijera en su barbería de La Atalaya de Guía. Juan Carlos Castro

Ayoze Medina comenzó pasándole la máquina a un amigo con 13 años en una azotea en Guía y hoy es subcampeón del mundo del certamen International Visionary Award, los Oscar de la especialidad, a lo que se suma el premio al mejor barbero de 2017 en España, entre otros galardones.

¿Usted recuerda la primera vez que cortó un pelo?

Cuando tenía 13 años. Y de rebote. Venía de jugar al fútbol un sábado por la tarde, me acuerdo como si fuera hoy. En el norte los sábados las barberías estaban cerradas y un amigo me pidió, ¿Ayo, tú me cortas que tengo una máquina en casa? Pues si te dejas, me da igual. Nos fuimos a la azotea, no fue el mejor corte del mundo, pero lo dejé medianamente bien. Oh, me dijo, a partir de ahora eres mi peluquero. Luego fue el boca a boca, y el paso a la tijera, que era la que traía la misma máquina. Porque en esa época no había nada de barbería en la isla, ni formación, así que soy autodidacta y aprendí practicando con los amigos.

A alguno habrá dejado como un churro, ¿o no?

Claro, como todo el mundo.

Pero no todo el mundo se convierte en subcampeón del planeta.

No me lo esperaba para nada. Era la primera vez que me presentaba al International Visionary Awards, que está considerado como los Oscar de la peluquería, y por lo tanto es muy difícil. Mire si no me lo creía que estaba yo tan relajado, y aunque a mi me encantaba el trabajo, no sabía si el jurado lo iba a valorar.

Ponga en contexto la cita.

Una vez se abre la inscripción a nivel mundial ellos te ofrecen una inspiración y tú creas un look donde se valora tanto el corte de pelo, como el vestuario, el maquillaje y la puesta en escena. La fase final fuimos 24 finalistas de mi categoría, que era la colección masculina, entre los que estábamos doce españoles, y yo fui el único del país en lograr el galardón, como subcampeón.

Pero, dice usted que se presentan de este a oeste.

Sí, también fueron seleccionados profesionales de Taiwán, Japón, Italia, Reino Unido, Suiza, Moldavia, Turquía, Francia y Australia. Y de hecho son los premios que en esta disciplina tienen más repercusión, en la búsqueda de talentos emergentes a nivel mundial. Además todo el dinero recaudado, y esto me da una especial satisfacción, se destina a la lucha contra la leucemia infantil.

"No me esperaba convertirme en subcampeón del mundo de los Oscar de la peluquería»

decoration

¿Este premio suyo es representativo del nivel en Canarias?

En Canarias tenemos un nivel alto, el problema es que dudamos de esa capacidad, pero la hay.

¿Y en qué se inspira para sus colecciones?, que son realmente impactantes.

Bueno, la inspiración me nace de la realidad que vivo. De la reflexión, si quiere. Mire el año 2020, si se fija, ese año no pasó por nuestras vidas. De repente me veo que desde 2019 a 2021 pasa de golpe. Quedamos petrificados, y de ahí la colección Petrified, en la que con la misma volvimos a la vida, por eso he creado unos modelos que simulan estatuas de piedra.

Y para el certamen, ¿con que obra acudió?

Hay que explicar que se hizo una grabación de la puesta en escena y se mandó desde aquí, por las medidas sanitarias. Intentemos algo que llamara la atención, y como somos una barbería de barrio creamos un chico malote del Bronx que sale a las discotecas de Nueva York con un pelo afro con la raya enmedio y con mucho volumen. Le pusimos un traje rosa, con playeras blancas y una blusa turquesa. Y conté con la ayuda del diseñador Lucas Barboa y un maquillaje espectacular de Ana Lidia Alonso. También el Ayuntamientos de Guía nos ayudó mucho, ofreciendo un local para la grabación y todo el tinglado.

Es decir, que usted a La Atalaya la ha puesto en órbita. Desde cuando trabaja allí.

Abrí la barbería el 4 de abril de 2009 cuando tenía 22 años, y damos trabajo a cinco compañeros, Echedey, Marcos, Adán, Avián y Octavio.

Tiene toda la pinta de que no ha sido este su único premio. Bueno, en 2017 logré ser el mejor barbero de España. El año pasado fuimos la tercera barbería más influyente del país, y también somos el tercer salón de Canarias en obtener la Q de calidad con dos estrellas. ¿A qué lo achaca?

A que la suerte no existe. Lo que sí existe es el trabajo y la constancia.

Y el año que viene, ¿qué?

De momento a disfrutar de este galardón, aunque estamos presentados en dos más, preparar colecciones y, sobre todo, disfrutar del camino.

Compartir el artículo

stats