Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

Narváez refuerza a NC con Urbanismo y premia a Ciudadanos con Turismo

Por la izquierda, Inés Rodríguez (Cs), Conchi Narváez (PSOE) y Samuel Henríquez (NC).

La alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana, Conchi Narváez, ha reforzado al concejal de Nueva Canarias Samuel Henríquez con la concejalía de Urbanismo y ha premiado la fidelidad de Ciudadanos al pacto de gobierno con Turismo, un área que la única edil de la formación naranja, Inés Rodríguez, reclamó en abril para compensar que la regidora le había retirado las competencias sobre la Policía Local. Narváez ha reordenado ya las concejalías entre los 14 concejales que forman parte del gobierno local y ha asumido como propia la concejalía de Recursos Humanos, según revela el decreto de alcaldía al que ha tenido acceso este periódico. Fue precisamente esta la gestión en esta concejalía la que desencadenó la crisis que terminó con la expulsión de los concejales de CC Alejandro Marichal y Pino Santana del pacto cuatripartito. El acuerdo queda ahora conformado por los siete ediles del PSOE, cinco de NC, una de Ciudadanos y la no adscrita Francisca Quintana, después de la destitución de Marichal y Santana y la dimisión de Alexis Moreno.

La alcaldesa, acompañado por el resto de concejales, a la salida de la reunión que en septiembre acordó la destitución de Marichal y Santana. LP/DLP

Narváez ha repartido las áreas que gestionaba Coalición Canaria entre los tres partidos que forman parte del pacto, pero no ha recompensado la permanencia en el equipo de gobierno de Francisca Quintana, que optó por no marcharse con su anterior partido por discrepancias con sus compañeros. A pesar de haber sido apoyada por Quintana y haberse garantizado la mayoría absoluta de 14 concejales, la regidora no ha compensado esa lealtad ni devolviendo a Francisca Quintana el área de Festejos y Eventos, que por entonces le quitó su ex compañero Alexis Moreno, ni otorgándole una tenencia de alcaldía. Quintana mantendrá así las mismas áreas delegadas que tenía hasta ahora: Políticas Ambientales, Consumo, Inspección Control y OMIC, mientras que el PSOE se queda con Festejos y Eventos, concejalía que tiene a su cargo el Carnaval y los grandes festivales LGTBI y que gestionará Irasema Hernández.

La alcaldesa llevará al Pleno del próximo viernes esta nueva distribución de concejalías, la tercera desde que se firmó el pacto en junio de 2019 y después de que en abril de este mismo año Inés Rodríguez reclamase Turismo tras haberse quedado sin Policía Local. Aquella crisis se cerró reforzando a Ciudadanos con las competencias de Hacienda y Patrimonio Municipal. Este será el primer Pleno en el que los concejaales de Coalición Canaria formarán parte de la oposición.

Reestructuración

Tras la reconfiguración de concejalías, el PSOE se quedará con las áreas de Recursos Humanos, que dirigirá la propia Narváez; Antonio Pérez asumirá Vivienda, que tenía hasta ahora CC, y el área de gobierno de Presidencia, Economía, Innovación, Seguridad, Políticas Ambientales y Consumo, además será tercer teniente de alcalde; Clara Martel mantendrá el área de Acción Social y Servicios Municipales y gestionará directamente Educación y Sanidad; Irasema Hernández llevará Festejos y Eventos, Igualdad, Juventud y Accesibilidad; Orlando Cabrera gestionará las áreas delegadas de Movilidad Urbana, Transporte, Parquemóvil, Bomberos y Protección Civil; Bartolomé Acosta seguirá con Vías y Obras, Alumbrado Público, Aguas y Señalización Vial y Nélida García tendrá Parques y Jardines.

El PSOE se queda con Recursos Humanos y Eventos y Festejos, dos de las áreas hasta ahora gestionadas por Coalición Canaria

decoration

Por parte de Nueva Canarias, Samuel Henríquez controla las áreas de mayor relevancia, como Urbanismo, Disciplina Urbanística y Policía Local, además de Mayores y Limpieza, y también se mantiene como primer teniente de alcalde; Elena Espino continuará con Cultura, Patrimonio Histórico, Escuelas de Música y Agencia de Desarrollo Local; Mercedes Díaz seguirá al frente de Servicios Sociales y Participación Ciudadana; Vicente Herrera gestionará Playas y Atención y Cuidado del Litoral; y María Ángeles Rodríguez llevará Mercados, Mayores, Agricultura, Ganadería y Pesca.

Alejandro Marichal y Pablo Rodríguez durante la rueda de prensa que ofrecieron en octubre tras la destitución por parte de la alcaldesa. LP/DLP

En el caso de Ciudadanos, su única edil, Inés Rodríguez, asume como nueva el área de Turismo y mantiene Hacienda y Patrimonio Municipal, que logró en junio para cerrar la crisis abierta en abril por el área de Turismo, entonces de Coalición Canaria. Ostenta también la segunda tenencia de alcaldía. Por último, la edil no adscrita Francisca Quintana tendrá el área delegada de Políticas Ambientales, Consumo, Inspección Control y OMIC.

Hasta el pasado 30 de septiembre el gobierno local estaba formado por cuatro partidos, PSOE, NC, CC y Ciudadanos, pero la falta de gestión en Recursos Humanos y las «faltas de respeto y deslealtad» de su titular, en palabras de la alcaldesa Narváez, provocó que la regidora quitase el área a la nacionalista Pino Santana. Este movimiento ocasionó que el portavoz del partido, Alejandro Marichal, afease públicamente a Narváez la gestión en las áreas de los socialistas, crítica que supuso la inmediata destitución de Marichal y Santana como miembros del gobierno. Fue entonces cuando Alexis Moreno anunció que dimitiría y Francisca Quintana dijo que se quedaría en el gobierno, dando así la espalda a CC, la formación que la llevó a la Corporación.

Compartir el artículo

stats