Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mogán

Anfi retira la explanada de la playa de Tauro donde iba a instalar un solarium

La concesionaria ocupó 2.500 metros que no estaban en el permiso ortogado por Costas | Las piedras se trasladan a donde la empresa tiene una desaladora

Trabajos que realiza Anfi en la playa de Tauro para desmontar la explanada que hizo fuera de la concesión. | | LP/DLP

La empresa Anfi Tauro S. A. está procediendo a retirar toda la explanada de piedras que construyó en la playa de Tauro, casi una especie de espigón que hizo justo frente a los antiguos almacenes de salazón de pescado, aprovechando los trabajos que llevó a cabo en esta cala de Mogán para regenerar este litoral y explotar los servicios de temporada para lo que contaba con una concesión administrativa de Costas de 2005. La zona de la playa que se intenta reponer ahora suma en total unos 2.500 metros cuadrados, que no estaban incluidos en el permiso que otorgó el Ministerio de Transición Ecológica y que autorizaba que se ocuparan unos 11.200 metros cuadrados del dominio público terrestre, en donde esta empresa depositó arena del Sáhara para cubrir todos los callaos.

Con el desmonte de todo este espacio, que la concesionaria tenía previsto convertir en una zona de solarium, una vez que estuviera concluida la playa artificial, lo que hace Anfi es dar cumplimiento a una sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias de junio de este año que rechaza el recurso que presentó contra la resolución de Costas de 15 de marzo de 2017 en la que se detalla como «hecho probado» que esta empresa ha llevado a cabo obras no autorizadas en el dominio público marítimo terrestre por lo que se le impone una multa de 6.809 euros, y se le exige que se restituya todo el terreno a su estado primitivo.

Según consta en la memoria del proyecto, esta zona de solarium ese hizo con losas de hormigón de 3,50 metros por 3,50 metros, que se cimentaron sobre grava como, y además iban a contar con una rampa de madera para facilitar el acceso de los usuarios a la playa. Asimismo, se señala que la plataforma de piedras que se coloca delante del almacén de pescado hasta el barranco de Tauro no sólo pretende contar con una zona en la que se pudiera colocar hamacas sino también la idea era que este espigón sirviera para proteger a esas antiguas instalaciones de salazón del oleaje.

Aunque en principio Anfi se había negado a hacer estos trabajos, finalmente desde hace dos semanas, en concreto desde el pasado día 2 de noviembre, ha empezado a llevar a cabo todo el desmonte. Un tractor lleva casi dos semanas retirando poco a poco todas las piedras que fueron depositadas en esta parte de la playa, y están siendo trasladadas con un camión hasta unos terrenos que tiene este grupo turístico próximos a la desaladora que también gestionan en esta zona de costa de Mogán.

Para habilitar toda la zona donde iba el solarium, y tal y como recoge el expediente sancionador, esos 2.500 metros cuadrados de terrenos de dominio público marítimo terrestre que se ocupan fuera de la concesión, se fueron depositando piedras y tierras formando así un terraplén protegido en su lado mar con escollera, según el deslinde Punta La Perra- Punta Mesa de Tauro, que fue aprobado en la Orden Ministerial de 24 de julio de 1984.

Debido a la negativa inicial por parte de la concesionaria de volver a poner en su sitio todas las piedras con las que se montó la explanada, el anterior jefe de Costas había incluso encargado a la empresa pública Tragsa estas tareas y hasta se llegó a calcular que iban a conllevar un coste estimado de 35.000 euros, que después le harían pagar a la concesionaria.

Ahora, aclara el actual jefe de la Demarcación de Costas, Alberto Martín , que esta actuación que finalmente ejecuta Anfi «de forma voluntaria» ya que se iba a previsto realizar de forma subsidiaria, es el resultado de un expediente sancionador abierto en 2016, y que finalmente ha devenido firme por la vía administrativa.

Además, remarca que estas obras fueron realizadas fuera de la superficie para la que Anfi Tauro contaba con una concesión administrativa otorgada por el Gobierno central, es decir, que este expediente se ha llevado a cabo al margen de todo lo que es la reversión a la administración pública de esa concesión de la gestión de esta playa de Mogán.

Compartir el artículo

stats