Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Lucia de Tirajana

De la magia a la noticia en imágenes

La reportera Yaiza Socorro recibe un premio por su trabajo dentro de la III Bienal de Santa Lucía de Tirajana

Yaiza Socorro, en su domicilio . | | SANTI BLANCO

A Yaiza Socorro Santana (Telde, 1981) la magia de captar imágenes y luego descubrirlas, en blanco y negro, tras el proceso de revelado, le «chiflaron» ya cuando comenzaba a indagar en las cuestiones más básicas de la fotografía. Con esa misma sensibilidad se acerca después a la realidad de la comarca del Sureste como reportera gráfica, y a lo largo de 18 años transmite en los reportajes que publica en las páginas de LA PROVINCIA/DLP la realidad de lo que acontece, y sobre todo lo que sufren o celebran los protagonistas.

Por este trabajo hoy el Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana le hace entrega, dentro de los actos de la III Bienal de Fotografía de un premio honorífico, una distinción que también recibe Borja Suárez, otro reportero con quien ha compartido días siguiendo las noticias en estos municipios «sin que se notara que trabajaba para un medio de la competencia». También recuerda todo lo que pudo aprender junto a Nono Castro, que recibe igualmente, pero a título póstumo, un galardón por su trabajo fotográfico en pro de la cultura de este municipio.

A lo largo de este trabajo periodístico, que desarrolla desde 2001 a 2020, cuenta Yaiza que ha vivido momentos muy «complicados» como tras la desaparición de Yéremi Vargas se tenía que acercar hasta la casa familiar de Vecindario donde siempre les atendía la madre o el abuelo del pequeño, o cuando a raíz del trágico accidente de Spanair se emocionaba con los relatos de los parientes de los fallecidos sobre esas vidas ya rotas.

Pero no todo ha sido dramatismo porque este oficio también le ha brindado experiencias que de otra forma, probablemente, no hubiese podido vivir. «He tenido la oportunidad de subirme a un helicóptero del SAR durante unas maniobras militares en La Isleta, asistir a un parto de trillizos, y estar en el rodaje de la película Los últimos de Filipinas», detalla.

En realidad Yaiza tenía pensado orientar su formación hacia el dibujo y la pintura, y fue estando en el Instituto de Las Huesas, en Telde, cuando al comentarle al profesor José Luis Herrera su atracción por la fotografía le aconseja un libro, que fue la clave para que decidiera entrar en la Escuela de Arte y Superior de Diseño Gran Canaria, primero cursando el Bachillerato de Artes y después el Ciclo de Grado Superior de Fotografía Artística. Con apenas 20 años, realiza las prácticas en el periódico LA PROVINCIA/DLP donde enseguida deja de ser una aprendiz para convertirse en una profesional, algo que agradece a compañeros como Marrero, Quesada o Juan Gregorio, y a redactores como Paco Cárdenes, Antonio Quintana o Masu Hernández con quienes compartió jornadas en la delegación del periódico en el Sureste.

La pandemia del Covid le obliga a emprender un cambio de ciclo. Junto a sus dos hermanas lanza en el confinamiento el magazine digital ‘Sal del Atlántico’ en el que le da voz a emprendedores y artistas, y cubre eventos y hace bodegones de productos para empresas, para web y redes sociales. La fotografía confiesa que le ha dado todo, su pareja, Santi Blanco, con quien tiene dos hijas, y a sus mejores amigos.

Compartir el artículo

stats