Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arucas

Arucas aprueba un presupuesto de 31,5 millones, con un incremento del 7,4%

45 de cada 100 euros se van a pagar nóminas | La tasa de basura recaudará 1,5 millones

El grupo de gobierno (PSOE y PP) de Arucas saca adelante el presupuesto del próximo año, que alcanza una cifra récord de 31.516.768,12 euros, con un incremento del 7,4% respecto al ejercicio que está acabando ahora. Durante la sesión, la portavoz de Nueva Canarias en la oposición, Dulce González, anunció su renuncia al acta después de 18 años en la vida política municipal, tanto en la situación actual como antes como responsable del área de Cultura.

«El objetivo es continuar dando vida al plan de reactivación económica, el empleo, el bienestar social y el turismo, con la aprobación también de más prestaciones sociales». El alcalde de Arucas, Juan Jesús Facundo, argumentó ayer que el presupuesto que entrará en vigor el 1 de enero pretende mantener la calidad de los servicios públicos. En este sentido, defendió el incremento de la partida de la plantilla municipal en un 2,1%, lo que supone que se lleva cerca del 45,5% del gasto total de las cuentas municipales, debido a la aprobación de las nuevas condiciones laborales de los más de 200 trabajadores. «Yo quiero empleados que tengan sus derechos reconocidos al 100%. Es dar justicia y derecho a quienes lo venían reivindicando desde hace 20 años».

El presupuesto de 31.516.768,12 euros para el ejercicio de 2022 recoge la entrada económico de vecinos y empresarios por la nueva tasa de la basura, que tanta polémica ha generado en el municipio.

El presupuesto fue respaldando por los socios de gobierno, con la abstención de los partidos de la oposición Coalición Canaria, Nueva Canarias y Ciudadanos, por el voto en contra de Podemos.

Nueva Canarias destacó el aumento del 39,26% por tasas, tanto de la basura, como de otros servicios públicos como vehículos y la celebración de bodas.

El portavoz de Ciudadanos, José Eduardo Marrero, defendió que las cuentas municipales tienen una sobrevaloración de la previsión de ingresos. Sobre todo, apuntó, porque no se sabe lo que aportará el impuesto de plusvalías tras su modificación estatal (por la anulación judicial), ni los ingresos por la tasa de basura, en especial lo que pagarán los empresarios. Y animó a los socios del pacto a mejorar los ingresos patrimoniales, que están cifrados ahora en 600.000 euros.

La representante de Coalición Canarias, Sonia Viera, también puso en duda la previsión de ingresos municipales.

La concejal de Podemos, Patricia Mendoza, recriminó el elevado dinero que se destina a Personal. Y centró sus críticas en el funcionamiento del organismo autónomo.

Por otro lado, al término de la sesión, se dio a conocer la renuncia de la concejala Dulce González, que desde 2003 ha estado vinculado a la política municipal, tanto en el grupo de gobierno y en los últimos años en la oposición.

Los compañeros de Corporación agradecieron su trabajo y, sobre todo, su faceta personal. Los concejales le brindaron un aplauso, mientras la profesora de profesión señaló que es una decisión meditada. «He querido ser una persona de consenso», y animó a «tomarse la vida con calma y no se lleven nada al aspecto personal. No hacernos enemigos, sino compañeros, porque lo pagas con la salud». Con un recuerdo a su compañero que le animó a tomar parte activa en la política, Gustavo Martín, primero con Coalición Canaria y hasta ahora en Nueva Canarias.

Una veintena de basureros

El Ayuntamiento de Arucas ha detectado una veintena de ‘puntos negro’ en los que se amontonan los escombros. El concejal del Área, avanza que “hemos identificado a varios infractores a los que en breve les llegarán las cuantías de unas multas que serán ejemplares”, al tiempo que reivindica una mayor sensibilidad a la población. De momento el Ayuntamiento ha emprendido un plan de choque específico para su erradicación. Esta acción se ha iniciado en las inmediaciones del punto limpio de Montaña Cardones, en El Perdigón, y tendrá continuidad. | J. B.

Compartir el artículo

stats