Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gáldar aprueba el presupuesto con la mayor inversión en su historia

Las cuentas para el 2022 crecen en un millón hasta los 31,6 | Los servicios sociales y un plan de barrios, principales esfuerzos del Ayuntamiento

Teodoro Sosa y el concejal Carlos Ruiz, ayer en la obra del nuevo instituto Saulo Torón. | | LP/DLP

El Ayuntamiento de Gáldar ha aprobado en un pleno extraordinario celebrado ayer un presupuesto de 31,6 millones de euros, un 2,11% más que el del año anterior y que plantea unos gastos de 29,4 millones, lo que supone un resultado presupuestario positivo de 2,2 millones de euros, y un ahorro neto de 5,3 millones de euros. El volumen de inversiones en Gáldar asciende a 50,2 millones de euros, o lo que es lo mismo 2.070 euros de inversión por habitante gracias a las subvenciones logradas para grandes proyectos como el aparcamiento situado en la entrada al caso del municipio, la construcción del instituto Saulo Torón o la ampliación de la depuradora de Bocabarranco, obras todas ellas en marcha. Así, el 75% del gasto en el presupuesto tendrá repercusión directa sobre el ciudadano.

De estos 50,2 millones, 6,8 corresponden a obras a punto de finalizar, como la quinta fase del Polígono Industrial de San Isidro o el centro de interpretación de La Guancha. Otros proyectos por un total de 18 millones de euros se encuentran a punto de adjudicarse y 1,7 millones están en licitación, entre ellos la sexta fase del Polígono Industrial de San Isidro.

El volumen total de inversiones asciende a 50,2 millones, 2.070 euros por habitante

decoration

Los fondos propios de las cuentas municipales hacen énfasis en la ejecución de un Plan de Barrios para la costa con un total de tres millones de euros gracias a la incorporación de los fondos de remanentes de tesorería después del permiso otorgado por el Gobierno central a todas las administraciones del Estado. A ello hay que sumar otro plan de 3,4 millones de euros específico para las medianías con una subvención del Cabildo de Gran Canaria centrado en la reconstrucción del gran incendio de 2019. Además, se mantienen los 500.000 euros para la puesta en marcha de un plan de empleo.

El Consistorio ha puesto el foco también en los servicios sociales dada la situación económica derivada de la crisis del coronavirus. Para estas ayudas de carácter social, además de las deportivas y las vecinales el Ayuntamiento norteño ha destinado un 38% más de fondos que en el ejercicio anterior en el capítulo de transferencias corrientes. Además, ha aumentado las partidas correspondientes a las áreas de servicios sociales y políticas del mayor en un 16,47%. Con estas cantidades el Ayuntamiento financia iniciativas como el programa para mayores acompañados o la cobertura a enfermos terminales del municipio. En este aumento del 16,47% no se incluye el coste de personal.

«Hemos hecho un esfuerzo para seguir incrementado la partida destinada a servicios sociales y subvenciones en un 38% y además este año se incorpora una partida para becas de 40.000 euros», explicó Valeria Guerra, concejala de Hacienda y primera teniente de alcalde, encargada de ofrecer todos los datos del próximo ejercicio.

Rebaja de la deuda histórica

El Ayuntamiento de Gáldar arrastra desde el 2011 una deuda de 32 millones de euros, una de las más grandes del Archipiélago, lo que ha condicionado año tras año sus cuentas municipales. Después del ejercicio de 2022 la deuda alcanzará los 11,4 millones de euros. «Hemos amortizado un 65% de la deuda, siendo el objetivo para el próximo mandato que ya no exista deuda», aseguró.

El Ayuntamiento subraya, asimismo, que en los pasivos financieros para el 2022 la previsión es de 1,05 millones de euros, un aumento importante. «Hemos mejorado las condiciones de la deuda pero al mismo tiempo hemos adelantado las amortizaciones», añadió Guerra.

Los órganos dependientes del Ayuntamiento de Gáldar, como la empresa municipal Galobra, la Fundación Cultural y el Instituto Municipal de Toxicomanías cierran en equilibro también sus previsiones para el próximo año.

El aparcamiento, el instituto Saulo Torón y la ampliación de la depuradora son las obras clave

decoration

Es un presupuesto redactado «con sensatez, gastando lo que podemos y sin tirar la casa por la ventana, con responsabilidad fiscal, sin subir los impuestos ni las tasas municipales, pero con una fuerte apuesta en las políticas que van directas al ciudadano», sentenció Guerra.

Teodoro Sosa, alcalde del municipio, subrayó las palabras de la concejala acerca de un presupuesto «algo más expansivo pero con sensatez porque tenemos una deuda municipal que debemos ir reduciendo hasta que pueda desaparecer en el próximo mandato».

«Seguimos cerrando con superávit y eso es lo importante porque no podemos perder de vista que sin resentir los servicios, seguimos pagando religiosamente a los bancos y proveedores», continuó el alcalde.

En resumen, «se refuerzan todas las partidas con necesidades en la ciudadanía, se van a dedicar 22 millones de euros en políticas activas de atención ciudadana, una menor presión fiscal, bajando la deuda histórica, cerrando con superávit y ahorro neto, un presupuesto con los pies en la tierra, luchando por lograr financiación y con una capacidad inversora histórica», concluyó.

Compartir el artículo

stats