Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mogán

Mogán recupera las competencias en materia de inspección tributaria

El Pleno desestima las alegaciones a las sanciones contra dos bares, de los cuales uno tendrá que cerrar por no tener licencia

Plñeno de Mogán.

El Ayuntamiento de Mogán acordó en el Pleno de este viernes recuperar el ejercicio y control de las funciones de inspección de tributos y demás ingresos de derecho público, competencias que desde 2005 ostenta el Cabildo de Gran Canaria. El Consistorio delegó estas facultades al Cabildo por no disponer entonces de personal suficiente. Sin embargo, durante los últimos dieciséis años, su mercantil Mogán Gestión Municipal S.L ha experimentando un crecimiento considerable incorporando personal cualificado para realizar de forma efectiva los servicios de gestión tributaria, recaudatoria e inspectora. Asimismo, se han incrementando los medios técnicos y presupuestarios para poder ejercer estas funciones. Ahora deberá comunicar al Cabildo su intención de no prorrogar el acuerdo adoptado en 2005. El asunto se aprobó por unanimidad de todos los grupos presentes.

Pleno de Mogán este viernes. LP/DLP

Por otro lado, el Pleno dio luz verde a levantar el reparo formulado por el órgano interventor del Ayuntamiento respecto a la revisión de precios del anterior contrato del servicio de recogida de residuos, firmado en 1992. Desde entonces se llevaron a cabo tan solo dos revisiones, una en 1996 y otra en 2009. La alcaldesa, Onalia Bueno, explicó que el reparo fue emitido en 2016 por el anterior Interventor y señaló que «es un expediente que el Partido Popular tenía que haber solucionado». 

En la sesión se ha acordado, por la vía de urgencia, desestimar la alegación presentada por el portavoz del PSOE, Artemi Artiles, a la aprobación inicial del proyecto técnico que permitirá al Ayuntamiento de Mogán ensanchar la calle San Antonio de Padua del casco histórico mediante la expropiación de dos inmuebles con el objetivo de mejorar la circulación en la zona. 

Por último, el Pleno desestimó las alegaciones contra las sanciones impuestas a dos establecimientos. Finalmente, el pub 'Devils' deberá abonar 22.001 euros y cerrar definitivamente por no contar con licencia y recibir además múltiples denuncias por incumplimiento de horarios y el volumen de la música. Por su parte, 'El Escondite' tendrá que pagar 15.001 euros y suspender temporalmente la actividad musical por un periodo de 15 días por ofrecer música en vivo en la terraza sin contar con el permiso para ello.

Compartir el artículo

stats