Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agaete-La Aldea

Obras Públicas espera reabrir este martes la carretera de La Aldea tras los desprendimientos

El Cabildo sigue reparando la GC-200 tras cerrarla el sábado al tráfico

Cartel colocado a la entrada de la nueva autovía en la Aldea en dirección a Agaete, anunciando el cierre de la vía en El Risco

La consejería de Obras Públicas del Cabildo de Gran Canaria espera reabrir la carretera de Agaete a La Aldea (GC-200) durante la jornada de este martes, si no se registran nuevos desprendimientos. La vía se cerró al tráfico hasta el pueblo de El Risco (Agaete) en la tarde del sábado, tras una caída de rocas en la zona de Faneque como consecuencia de las lluvias de los últimos días, que se llevó consigo también la barrera de seguridad.

Es el tramo de la vieja carretera más inseguro que sigue todavía en servicio. Sobre todo, tras la apertura en su totalidad de la primera fase de la nueva autovía entre El Risco y la playa de La Aldea el 3 de julio de 2017, que acababa desde ese momento con los peligros de circular por el Andén Verde. Y es, precisamente, el motivo por el que los trabajos de la segunda fase en obras de la citada autovía de La Aldea se están concentrado en la ejecución de los túneles que permitirán clausurar definitivamente la vieja GC-200.

En principio, el nuevo tramo de Faneque de la autovía debería entrar en servicio al comienzo del verano del año que viene, según el compromiso de la consejería de Carreteras del Gobierno de Canarias. Pero, hasta entonces, los conductores se ven obligados a seguir transitando por el trazado de la costa y bajo los acantilados, con el riesgo que eso siempre implica.

El nuevo desprendimiento acaecido en la tarde del sábado, y que afectó a la carretera entre el kilómetro 0 y el 13 en Faneque como consecuencia de las últimas lluvias y el fuerte viento, ha vuelto a poner al descubierto un problema que se repite en distintos grado de intensidad cada año, poniendo en peligro a los muchos usuarios de la vía cuando llegan las precipitaciones invernales.

Los primeros desprendimientos se produjeron desde las 13 horas del sábado, pero se fueron limpiando hasta que se optó por la clausura en la tarde-noche.

Desde entonces, el tráfico permanece cerrado entre Agaete y El Risco. Carreteras ha manifestado a los ayuntamientos de Agaete y La Aldea su esperanza de que puedan reabrir la carretera a lo largo de la jornada de hoy martes.

Los operarios de carretera continuaron ayer con la retirada de las piedras que se precipitaron a la vía a la altura de Faneque, además de hacer un barrido de las paredes para evitar que se vuelva a repetir, y con la reparación de muros, barreras de seguridad y del asfalto.

Ya en mayo de 2020 se desencadenó un incidente similar, aunque se pudo poner en servicio la vía nuevamente en cuestión de horas. En este caso, superará los dos días sin estar operativa.

La situación ha obligado a los usuarios a buscar por Mogán y el centro de la isla las dos vías alternativas para desplazarse a la Aldea y Agaete (según el punto de origen), pero también dejando en una situación muy complicada a los vecinos de El Risco, que están sin salida hacia el Norte.

La semana pasada se producía un hito histórico para evitar que se repitan estos contratiempos, después de que se despejara el primero de los dos túneles de más de dos kilómetros de longitud que atraviesa el macizo de Faneque. Con más de 1.000 metros de altura, este acantilado costero es el segundo más alto del mundo y el primero de Europa.

En tan solo unas semanas se calará el segundo tubo. En principio, el Ejecutivo regional se había propuesto unir las bocas norte y sur de ambos tubos antes de fin de año. A partir de ahí comenzarán los trabajos para revestir y adecuar el túnel para permitir la circulación y abrirlo al tráfico durante el primer semestre de 2022.

La segunda fase deberá estar acabada en 2025

decoration

El resto del trazado de la autovía tardará algo más. El proyecto original fue adjudicado por 152,36 millones de euros y su fecha de inauguración en su totalidad se mantiene para 2025.

Esta segunda fase de la GC-2 desde Agaete hasta La Aldea fue adjudicada a la unión temporal de empresas UTE) formada por Ferrovial-Agroman-Acciona-Lopesan por 152.361.708 euros y un plazo de ejecución de 65 meses. La obra se empezó a finales de 2019, y prevé ocho túneles y dos viaductos, para un tramo de 8,5 kilómetros. Se podrá circular a una velocidad máxima de 80 kilómetros por hora cuando se abra, con una sucesión de túneles y viaductos hasta llegar a conectar con la primera fase (El Risco-La Aldea), que está en uso desde 2017.

Compartir el artículo

stats