Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio Ambiente

El Cabildo cambia la adjudicación de los helicópteros contra incendios

La Consejería de Medio Ambiente otorga ahora el contrato de 4,25 millones a la empresa Sky | Airworks incluyó discapacitados que solo trabajaron diez días

Aparato de la empresa Airworks, en la base de helicópteros de Artenara durante el pasado verano.

El Cabildo de Gran Canaria ha readjudicado a la empresa Sky Helicópteros el contrato para el servicio contra incendios forestales en el periodo 2021-2024, tras modificar las valoraciones del concurso público que dieron como ganadora a la compañía Airworks Helicópters. Como en anteriores convocatorias, las adjudicaciones realizadas por el área de Medio Ambiente han acabado en los tribunales y en esta ocasión obligó al gobierno insular a anular la concesión a las pocas semanas de ser aprobada y a cambiar de empresa tras revisar las ofertas presentadas. El contrato tiene un importe de 4.255.600 euros para los cuatro años de la concesión.

La nueva adjudicación se publicó el pasado lunes, 29 de noviembre, en la Plataforma de Contratación del Sector Público, y revela que hubo errores en la baremación de los datos aportados por las empresas que concurrieron, en concreto para deshacer el empate entre Sky y Airworks mediante la contabilización del número de trabajadores con discapacidad.

El expediente detalla que el concurso del servicio de fletamientos de helicópteros para la lucha contra incendios forestales se convocó el 26 de febrero de 2021. La Mesa de Contratación del Cabildo, el 28 de abril, acordó declarar admitidas a las cuatro empresas licitadoras, y tras la valoración de las ofertas por parte de Medio Ambiente se registró un empate a 84,97 puntos entre Sky y Airworks, mientras que la anterior adjudicataria, la portuguesa HTA, quedó eliminada con 66,34 puntos. La cuarta compañía que concurrió, Eliance Helicopter Global Service, obtuvo 78,97 puntos.

Desempate

Para resolver el empate se recurrió a la primera fórmula recogida en los pliegos, el «mayor porcentaje de trabajadores con discapacidad o en situación de exclusión social en la plantilla de cada una de las empresas, primando en caso de igualdad, el mayor número de personas trabajadoras en inclusión en la plantilla».

Una vez valorada la documentación presentada por ambas empresas, se estableció que Airworks disponía de una plantilla de 30 trabajadores y tres personas con discapacidad, por lo que el porcentaje era del 10%. Por su parte, Sky tenía 37 trabajadores y una persona con discapacidad, con un porcentaje del 2,70%. Así, el 14 de mayo se propuso la adjudicación a favor de la Airworks y el 11 de junio se le adjudicó el contrato.

El 5 de julio, ya iniciada la campaña contra incendios, la empresa Sky Helicópteros interpuso un recurso especial en materia de contratación contra la dicha adjudicación y el 29 de septiembre el Tribunal Administrativo del Cabildo estimó el recurso y declaró su nulidad, retrotrayendo el expediente al momento anterior a la emisión del informe técnico del 14 de mayo de 2021, debiendo emitirse un nuevo informe en el que deberían valorarse de nuevo las ofertas de los licitadores admitidos con idéntica puntuación al objeto de proceder al desempate.

Esa valoración debía efectuarse mediante el cálculo del promedio de trabajadores con discapacidad empleados, incluidos los contratados a tiempo parcial, en la totalidad de los centros de trabajo de la empresa durante los 12 meses inmediatamente anteriores a la fecha de finalización del plazo para la entrega de ofertas.

La Mesa de Contratación, el 6 de octubre, dio cuenta del acuerdo del Tribunal Administrativo y se le requirió a Airworks y Sky presentar la documentación acreditativa de los criterios de desempate en el plazo máximo de cinco días hábiles. Una vez analizada en Medio Ambiente la mencionada documentación, y al no desprenderse con claridad y de manera inequívoca para la licitadora Sky el promedio de trabajadores en el periodo que se computaba, se le propone a la Mesa que solicitara a la empresa que aportara el Informe emitido por la Tesorería General de la Seguridad Social sobre la plantilla media de trabajadores en situación de alta durante ese período. Aplicando la fórmula recogida en los pliegos, se determinó que Sky tuvo una persona con discapacidad y contratada durante 209 días, con un promedio en el periodo que se computa de 43,59 trabajadores.

Por su parte, Airworks presentó la información de tres trabajadores con discapacidad, dos de ellos contratados en el períodos de tres y un días, con un total de 10 días entre los tres y un promedio de 23,27 trabajadores.

A la vista de esos datos, y una vez resuelto el empate de acuerdo con lo previsto en el acuerdo del Tribunal Administrativo del Cabildo, Medio Ambiente propuso la adjudicación a la empresa Sky por ese importe de 4,25 millones y serie de condiciones expresadas en su oferta. La primera, la ampliación del número de días de posicionamiento o despliegue sin coste para la administración, 119 días al año en el helicóptero principal y 59 días en el segundo aparato.

La segunda condición es la ampliación del número de horas de vuelo sin coste para el Cabildo: Un aumento de 30 horas al año en los dos helicópteros, para un total 150 horas anuales. Además, los aparatos deben tener una antigüedad no superior a cuatro años, posteriores a 2017, e incorporar una cámara con sistema de captación, grabación y transmisión de imágenes georreferenciadas en ambos helicópteros.

El gobierno insular, al producirse la anulación del contrato de Airworks todavía en campaña contra los incendios, optó por un contrato de urgencia con ese misma empresa hasta la aprobación del nuevo contrato.

La compañía HTA había realizado las labores de extinción desde el año 2014, cuando resultó adjudicataria en otro polémico concurso, que acabó en los tribunales por la impugnación de las otras dos empresas que concurrieron. El conflicto continuó en el verano de 2015, cuando se descubrió que los dos aparatos de la base de Artenara no tenían autorización para realizar vuelos de rescate o de extinción de fuegos en España. Se le abrió un expediente sancionador por los retrasos en la entrada en servicio. Sin embargo, pese a esos problemas de inicio, los dos helicópteros de HTA tuvieron una participación fundamental en los dos grandes incendios forestales de la cumbre de Gran canaria en los años 2017 y 2019.

Compartir el artículo

stats