Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Planes Territoriales

Arucas y Moya piden que se resuelva ya la planificación del Litoral del Norte

El retraso del PTP-15 impide definir el trazado de la Autovía desde Bañaderos a El Pagador | Facundo reclama que se apruebe en el primer trimestre de 2022

Vista de la Autovía del Norte a su paso por Bañaderos y El Puertillo, en el municipio de Arucas. | | LP/DLP

El nuevo retraso en la aprobación final del Plan Territorial Parcial de Ordenación del Litoral del Norte (PTP-15), en esta ocasión por la falta de un trámite correspondiente al Consejo Insular de Aguas, un departamento del propio Cabildo de Gran Canaria, ha aumentado el desconcierto en los municipios afectados, cuyos alcaldes reclaman que se defina cuanto antes el planeamiento costero de Arucas, Moya y Santa María de Guía para poder acometer los proyectos pendientes desde hace décadas, como el desdoblamiento de la Autovía GC-2 entre Bañaderos y El Pagador o la reubicación de las viviendas que invaden el dominio público marítimo-terrestre.

Desde posiciones contrarias, pues el Ayuntamiento de Arucas apoya la propuesta del Cabildo y el de Moya la rechaza, sus regidores plantean que se acabe con la incertidumbre sobre el Plan de Litoral del Norte, un documento previsto desde el año 2006 y cuya tramitación ha estado plagada de interrupciones y dificultades.

Juan Jesús Facundo, alcalde de Arucas, explicó que el desvío de la carretera a su paso por el barrio de San Andrés y la solución técnica para unir Bañaderos con El Puertillo dependen del PTP-15, por lo que emplazó al Cabildo a aprobar «lo antes posible» ese documento, «de forma que el Gobierno de Canarias encargue la redacción del proyecto y la licitación de la obra, independientemente de los problemas que esa aprobación definitiva pueda tener después en el municipio de Moya».

«Las administraciones están pendientes de informes técnicos y la falta de personal hace que las cosas no salgan cuando uno quiere, por eso vamos a tener un poco más de paciencia, pues ya la hemos tenido durante más de diez años», apuntó Facundo, quien reclamó que el Plan sea aprobado en el primer trimestre de 2022.

Respecto a la reubicación de las viviendas que incumplen la Ley de Costas, que se puede convertir en un problema de seguridad por el calentamiento global y la subida del nivel del mar, el alcalde señaló que ahora depende tanto del PTP-15 como del nuevo Plan General de Arucas, pues el anterior fue anulado en noviembre de 2020 por el Tribunal Supremo. «El documento del Cabildo respeta la bolsa de suelo que teníamos en el planeamiento y seguimos en esa linea», puntualizó.

Raúl Afonso, alcalde de Moya, también reclamó que se resuelva de forma rápida el planeamiento de la costa norte, pero exigió que el Cabildo incluya los túneles o el soterramiento de la Autovía GC-2 a su paso por el municipio, tal como se recogía en el nuevo Plan Insular de Ordenación (PIO), también pendiente de aprobación definitiva, y en el Plan Territorial para una hipotética linea de tren en el norte de Gran Canaria.

Alternativas

«Moya no está de acuerdo con el PTP-15 porque afecta a viviendas que habría que desalojar y no hay suelo suficiente, por lo que habría que mandar a esos vecinos a otro municipio, y sobre todo porque la carretera nos hipoteca para siempre», resaltó Afonso.

En el último Pleno del Cabildo, en respuesta a una pregunta del consejero Ruymán Santana, portavoz de Ciudadanos (Cs) y exconcejal de Arucas, la consejera de Política Territorial, Inés Miranda, reconoció que el PTP-15 no se podrá aprobar en lo que resta de este año, tal como se había comprometido el pasado mes de mayo, y señaló que saldrá a principios de 2022, pero no se atrevió a poner una fecha concreta.

Santana, en declaraciones a este periódico, reprochó que ese planeamiento siga en trámite «tres años y medio después de su aprobación inicial» y por falta de un informe de un departamento del propio Cabildo, lo que a su juicio «revela una preocupante falta de previsión».

«Este plan es esencial para el desarrollo de todo el norte de la isla, no sólo para los municipios afectados y el litoral. Primero porque ordena los usos y espacios en la zona, que lamentablemente se ha desarrollado de forma anárquica, desordenada. Esto indudablemente traerá inversión, actividad económica y desarrollo. Que se prevea un paseo costero y un eje verde que permita el tránsito por la costa, entre otras actuaciones, supondrá un importante revulsivo para una zona que actualmente está degradada, y que únicamente sobrevive por la bondad de los recursos naturales que tiene”, recalcó Santana.

El consejero insular de Cs recordó que prevé el trazado de un viario que viene a resolver los problemas que la actual vía presenta, principalmente a su paso por el barrio de San Andrés, al que genera más espacio para crecer y para permitir que puedan establecerse allí las personas que, en su caso, se vean afectadas por las obras que se realicen en el litoral, y que exigirá mover a los afectados.

«Al final este Plan supondrá un revulsivo para la zona norte, que arrastra un importante déficit en su desarrollo con motivo de los problemas que supuso la variante de Bañaderos y todo el proceso asociado a su impugnación».

Este nuevo retraso, según Santana, supone «un terrible varapalo para un proyecto que se ha eternizado, teniendo en cuenta que comenzó ya su andadura en 2005». Respecto a otro de los puntos polémicos, detalló que el PTP-15 mantiene el trazado de la Autovía GC-2 desde Arucas hasta Guía, dejando en manos del Gobierno de Canarias la propuesta técnica a desarrollar entre Bañaderos y El Puertillo entre dos opciones.

Una es optar por su soterramiento y la otra, por la construcción de un puente. «Actualmente la carretera para separar ambas zonas se asienta sobre un terraplén y el objetivo prioritario en ese lugar tiene que ser eliminarlo con una de estas dos actuaciones para conseguir una unificación que permita un área de centralidad, una conexión entre Bañaderos y los dos pueblos costeros de Arucas, es decir, El Puertillo y San Andrés”, propuso Santana.

or el sitio por donde quieren pasar la Autovía, más las protecciones de la carretera y los deslindes de Costas, Moya se quedaría sin litoral, porque el acantilado no lo podemos mover para atrás», explicó Raúl Afonso, quien insistió en que la solución son los túneles o el soterramiento. Por tanto, exige que se incluya en el documento, no que se deje en manos de lo que decida a posteriori el Gobierno de Canarias

Advertencia con los tribunales

El Ayuntamiento de Moya está dispuesto «a llegar hasta el final» en su reclamación de un trazado subterráneo de la Autovía del Norte a su paso por la costa del municipio. Es decir, a los tribunales. Esa advertencia abre nuevas incertidumbres sobre el recorrido del PTP-15, que ya sufrió dos varapalos judiciales y obligó al Cabildo a empezar de nuevo con la tramitación, con una aprobación inicial en 2018.

Compartir el artículo

stats