Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Brígida

El patio del ‘sí quiero’ no sale en la foto

Las instalaciones del edificio municipal satauteño seguirán sin ser escenario de bodas hasta el verano

El deterioro de la madera y los forjados del edificio municipal ha obligado a colocar soporte de hierro.

Las parejas satauteñas llevan casi un año sin poder hacerse la foto del día del ‘ sí quiero’ en el histórico patio de las casas consistoriales, y los que decidan unirse en matrimonio van a tener que esperar hasta el próximo verano para tener la instantánea. El mal estado de la balconada, realizada en madera, y de estilo canario, que se encuentra muy deteriorada debido a las inclemencias del tiempo ya que está a la intemperie, han obligado al grupo de gobierno a echar el cierre de estas dependencias municipales a las que se accede desde la calle Castelar. El patio más fotografiado de Santa Brígida fue además el acceso principal a lo que fue la primera sede del Ayuntamiento en el siglo pasado. La rehabilitación de toda esa madera, que se va a renovar por completo y que será sustituida por piezas macizas, junto a la impermeabilización de la cubierta, conforman las dos actuaciones principales que se van a llevar a cabo para mejorar todo este patio, que está coronado por una fuente de cantería de Arucas. La puesta a punto de esta estancia, que fue obra del arquitecto Rafael Massanet, requiere de una inversión de 171.000 euros, y para llevarla a cabo el Ayuntamiento va a disponer de una subvención del Cabildo de Gran Canaria.

Fuente de cantería de Arucas. LP/LDP

«Con la financiación asegurada, queda ahora que esa partida llegue a las cuentas municipales para adjudicar la obra, con lo que nos ponemos en el primer trimestre de 2022», señaló el concejal de Urbanismo, Martín Sosa. El edil apuntó que se trata de una actuación que era necesaria para poder abrir esta parte del inmueble municipal que es un referente de la arquitectura de Santa Brígida.

El coste de cambiar solo toda la balconada se eleva a unos 40.000 euros porque se va a colocar madera de más calidad, y maciza, porque la que se colocó hace años se ha podrido debido a que estaba al sol y a la lluvia. Según señaló Sosa, lo que se va a hacer es una réplica del mismo diseño a fin de mantener la balaustrada que ideó para este corredor Massanet.

Estas estancias fueron el acceso al primer edificio municipal en el siglo pasado

decoration

Y es que este patio forma parte de la historia arquitectónica de San Brígida. Fue a raíz de la edificación del actual edificio de las casas consistoriales en la Calle Nueva, que tuvo lugar en 1955, cuando de ser el hall de entrada se queda relegado a la trasera. 

El primer inmueble del Ayuntamiento de la Villa fue realmente la casa de un vecino que se adquiere en 1873, y en ese primer inmueble se alberga no sólo la sede municipal sino también el cuartelillo y hasta una pequeña escuela, con entradas desde la calle Castelar.  Debido a que la vivienda se quedaba ya pequeña en 1930, el Ayuntamiento compra el solar contiguo hacia la calle Nueva y construye lo que ahora son las casas consistoriales. A medida que las necesidades de la Corporación lo han ido demandando se han ido realizando varias ampliaciones y reformas, pero ya este patio canario se quedó como una obra señera del siglo XX.

Compartir el artículo

stats