Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agüimes

Florette amplía la finca de cultivos de Las Rosas para hacer las ensaladas

La compañía navarra ya cuenta con 13 hectáreas en Agüimes donde cosecha lechugas, canónigos y berros | La tierra y el agua, claves para seguir en la zona

Invernaderos de la empresa Florette en Las Rosas, en el municipio de Agüimes. | | ANDRÉS CRUZ

La marca de ensaladas Florette ha ampliado la zona de cultivos que tiene en Las Rosas. La productividad, el agua y la ubicación de estas tierras de Agüimes, que ya conocen en esta empresa, porque hace ahora, justamente este mes de diciembre, tres años que comenzaron a producir en este mismo lugar todas las variedades de vegetales, han sido determinantes en esta decisión. Aunque desde el pasado mes de febrero ya disponían del terreno, es ahora cuando lo han preparado para plantar.

La empresa de Navarra ha aprovechado que se había quedado sin explotar una parcela de 10.000 metros cuadrados, contigua a sus invernaderos, para ampliar en una hectárea más sus plantaciones de canónigos, rúcula, y berro de tierra. En realidad, en Las Rosas hay dos tipos de cultivos, bajo invernaderos y al aire libre. En unas cinco hectáreas bajo los plásticos se dan estas especies, mientras que en el resto crecen las lechugas, la escarola rizada, la col blanca y la roja y el radicchio, que se cosechan sin necesidad de protección. Se trata de variedades que plantan en los meses de otoño e invierno porque el viento de primavera y verano impide su desarrollo.

Con estos nuevos terrenos, Florette dedica en Agüimes un total de 13 hectáreas a la producción de la materia prima para sus ensaladas. Y para atender la demanda de cadenas de supermercados y empresas de restauración con un «producto de lo más fresco» como comenta Querek Doreste, jefe de Aprovisionamiento y Producción Agrícola de la empresa, también cuentan en otra finca de Siete Puertas, que se localiza en el linde del municipio de Las Palmas de Gran Canaria, con otras 5,5 hectáreas. En este caso, sí que cultivan en los meses de verano, ya que en estos terrenos las condiciones son distintas que las que hay en Arinaga en cuanto al viento.

Pero no es sólo con lo que se cosecha en las tierras de Las Rosas y de Siete Puertas como preparan las ensaladas, puesto que dada la demanda del mercado canario también se suministran de las producciones de otros agricultores de las islas. Unos siete cosecheros de lechugas y escarolas de Gran Canaria y uno más de Tenerife también aportan sus producciones para que el producto que comercializa esta marca disponga de producción local y por lo tanto, fresca.

Todo lo que se recoge en Agüimes y en Siete Puertas se traslada hasta las instalaciones que tiene esta marca en Las Majoreras, en el municipio de Ingenio, donde se realiza el proceso de envasado. En este suelo, la compañía navarra cuenta con una nave de 3.600 metros cuadrados en la que preparan y envasan el formato de ensaladas que comercializan en las cadenas de supermercados e hipermercados de las islas, y también las bolsas más grandes que en este caso distribuyen a los hoteles y cadenas de restauración. «Son ensaladas que están siempre listas para comer, ya cortadas y lavadas», destaca el jefe de Protección Agrícola de esa marca en Canarias, que incide en que a nivel de consumidor individual se experimenta un aumento del consumo por «la comodidad de que está cortada y lista para comer».

La producción propia de lechugas, canónigos, berros y otros vegetales alcanza entre el 35 o 40 por ciento de la materia prima que se requiere para preparar las ensaladas, mientras que el resto se atiende con las producciones que compran a los agricultores de Gran Canaria y de Tenerife.

La apuesta por disponer de producción propia, según explica Querek Doreste, ha ido al alza desde que se implantaron en las islas. Mientras que en 2011, cuando la marca navarra entra en el mercado de la distribución, se nutre exclusivamente de los agricultores locales, y es a medida que pasa el tiempo cuando deciden contar con sus propias tierras de cultivo en donde plantan todo tipo de vegetales.

Florette cuenta con dos fábricas en Navarra, donde está la dirección de la empresa, y además tiene centros de producción en Toledo, Cuenca, Murcia y en Gran Canaria. Entre todos los centros trabajan unas 1.800 personas. La compañía tiene también presencia en Portugal y el 70% de sus ventas proviene de los supermercados, mientras que el otro 30% restante corresponde a la hostelería.

Compartir el artículo

stats