Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valleseco.

Una obra pagada por el Cabildo incumple su propio permiso medioambiental

Un camino en el Parque Rural de Doramas excede los 2,5 metros de ancho autorizados

Cartel del Cabildo de Gran Canaria en la obra del Camino de Las Ánimas, en la localidad de Zumacal. | | LP/DLP

Las obras que realizan el Ayuntamiento de Valleseco y el Cabildo de Gran Canaria en el Camino de Las Ánimas, en el interior del Parque Rural de Doramas, incumplen presuntamente las condiciones de la autorización que les otorgó la Consejería de Medio Ambiente de la propia institución insular, según han constatado y denunciado el grupo La Vinca-Ecologistas En Acción y vecinos de Zumacal.

Ante esos hechos, la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural (Apmun) del Gobierno de Canarias ha encargado un informe para verificar si los trabajos de «acondicionamiento del camino» en ese espacio natural protegido, promovidos por el Consistorio de Valleseco y financiados íntegramente por el Cabildo con 15.550 euros, se adaptan al Informe de Compatibilidad Medioambiental que emitió el 20 de marzo del año 2020 la Consejería que dirige Inés Jiménez.

Dicho informe favorable permite «acometer las obras de adecuación y mejora de dicho camino preexistentes sin variación del trazado original» y está sujeto al cumplimiento de varias condiciones, entre ellas la de recuperar el ancho hasta un máximo de 2,5 metros. Según las mediciones realizadas por La Vinca, el sendero se ha transformado en una pista para vehículos a motor con una media de unos cuatro metros de ancho.

En algunas partes alcanza hasta los cinco metros, lo que ha dañado árboles del antiguo bosque de laurisilva y terrenos colindantes, a cuyos propietarios ni se les informó de ese proyecto. De hecho, el camino ya está siendo utilizado como carretera de acceso a su vivienda por un vecino que desde 2018 empezó a realizar obras de forma ilegal y fueron denunciadas por agentes de Medio Ambiente.

En el escrito remitido por la Consejería de Medio Ambiente al Ayuntamiento de Valleseco para darle cuenta del informe favorable, de fecha del 23 de marzo de 2020, aparte de las condiciones de la anchura máxima y otras, también señala textualmente: «Se le recuerda que el citado informe no constituye título habilitante para la realización de la actividad informada, pues el informe emitido solo constituye un acto de trámite dentro del procedimiento de otorgamiento de licencia municipal, competencia del Ayuntamiento correspondiente».

La denuncia de La Vinca ante la Apmun del Gobierno de Canarias, el Cabildo, el Seprona de la Guardia Civil y el propio Ayuntamiento pone en duda que las obras iniciadas el pasado mes de septiembre en Las Ánimas tengan algún tipo de autorización por parte de las administraciones. La Apmun también tiene abierto un expediente sancionador por la apertura de otra pista de tierra a poca distancia, en el llamado camino de Zumacal-El Hoyo, con decreto de paralización de las obras del Ayuntamiento y reposición a su estado original.

El gobierno municipal ha argumentado que en el caso de El Hoyo se trataba de facilitar el acceso a un grupo de casas por motivos sanitarios y en el Camino de Las Ánimas por la existencia de una antigua pista de tierra que conducía hasta un pozo, que por fotos antiguas sí tendría una anchura superior a esos 2,5 metros de máximo que autorizó el Cabildo.

La Vinca y vecinos del Zumacal entienden que la compatibilidad para acondicionar el Camino de Las Ánimas solo autoriza a esos 2,5 metros y no permite, en todo caso, la circulación de vehículos a motor, al tratarse de un espacio natural protegido cuya declaración es posterior a la existencia hace décadas de una pista de tierra para llegar al pozo. También denuncian que ya se está usando por motos de cross y quads.

Compartir el artículo

stats