Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

Pérez Moreno compra el Beverly Park por 51 millones tras 10 años en concurso

El juzgado adjudica el hotel a la compañía después de que Servatur no abonase el precio al carecer de financiación

Hotel Beverly Park en Playa del Inglés.

El hotel Beverly Park de Playa del Inglés ya tiene nuevo dueño. La empresa Relaxia Resorts, sociedad del grupo Pérez Moreno, comprará este emblemático complejo turístico de San Bartolomé de Tirajana diez años después de que la justicia declarara en 2011 en concurso de acreedores a la empresa Maspalomas Hoteles S.A.U, propiedad de este establecimiento, el único que los Ruiz-Mateos tenían en Gran Canaria. La empresa entró en liquidación en 2013. La operación de compra, que se formalizará a mediados del próximo mes de enero, asciende a los 51 millones de euros, según han confirmado a este periódico fuentes conocedoras de este procedimiento judicial. El grupo Pérez Moreno se hace con la propiedad de este hotel tras participar en una subasta en la que la compañía Servatur había resultado primera adjudicataria, pero quedó descartada porque la empresa no abonó el precio en el plazo máximo de 20 días que establecía el auto del 1 de junio de 2021 por el cual se autorizó la transmisión del hotel al carecer de la necesaria liquidez que previamente aseguró que tenía.

El empresario noruego Kai Mikelsen, dueño de Servatur,en su viaje a Gran Canaria para negociar la compra del Beverly Park. Juan Castro

En un auto fechado el pasado 16 de diciembre al que ha tenido acceso este periódico, el juez Guillermo Fernández García, titular del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Las Palmas de Gran Canaria, ha autorizado que la administración concursal lleve a cabo la venta del hotel, que está libre de cargas y gravámenes y se cancelan además los embargos que pudieran caer sobre los mismos. Tras años en concurso de acreedores, en septiembre de 2020 se inició una subasta a la que concurrieron distintas empresas. Servatur fue la primera empresa adjudicataria al presentar la mejor oferta. «Hemos superado en más de cinco millones los 51 que ha ofrecido el segundo», según declaró a este periódico Kai Robert Mikaelsen, consejero delegado de Servatur, en una entrevista en octubre de 2020.

El 22 de septiembre, la administración concursal solicitó que se adjudicase el hotel a Relaxia

decoration

Con esta oferta, en un auto fechado el 1 de junio, el juez autorizó la transmisión del hotel, pero tras este permiso Servatur no fue capaz de aportar el dinero y la administración concursal solicitó el 22 de septiembre una autorización de la transmisión del hotel en favor de Relaxia Resorts, la segunda empresa en la lista, a la que Servatur se opuso. «Es indiscutido que la venta no se ha llevado a cabo en el plazo fijado y que la recurrente no compareció en la notaría en la fecha fijada al efecto, y que no podía abonar el precio al contado tal y como se exigía», señala el juez en el auto, «ningún sentido tiene que por el hecho de que uno de los oferentes carezca de la necesaria liquidez (que en su momento sostuvo que ostentaba), deba frustrarse el proceso de venta, generando por su negligencia un perjuicio al interés del concurso. De ser así podría frustrarse cualquier proceso de unidad productiva ofreciendo un precio artificiosamente elevado a sabiendas de que no se va a poder abonar».

Hotel Beverly Park. Juan Castro

Por último, el juez califica de «rocambolesca» la alusión de Servatur al interés del concurso. «Lo que puede suponer un verdadero perjuicio del interés de los acreedores es la dilación que la falta de pago del precio por Servatur ha producido en la transmisión de la unidad productiva», recoge el auto.

Pérez Moreno amplía su cartera turística ya que tiene cuatro complejos en Gran Canaria y Lanzarote

decoration

Los hermanos Ruiz-Mateos compraron en 2008 este hotel a pesar de que su empresa, Nueva Rumasa, presentaba un alto nivel de endeudamiento y eran insolventes, según la Audiencia de Baleares, que condenó a penas de entre cinco años y 11 meses y los seis años y medio de prisión a los seis hermanos por estafa en la compra del Beverly Park y el Beverly Playa de Mallorca al entender que ocultaron la situación económica de su empresa al Grupo Radó, entonces propietario de los complejos. En 2018, el Tribunal Supremo rebajó las condenas a los dos años y medio de prisión, que ya han cumplido. Justo este jueves, el Alto Tribunal confirmó otra estafa de 12 millones de euros al Grupo Millares por la adquisición de otro hotel en Mallorca y ratificó las condenas a dos años de prisión.

Ahora, con la compra por parte de Relaxia Resorts, el grupo Pérez Moreno amplía su cartera de productos turísticos ya que en Gran Canaria cuenta con Relaxia Los Girasoles Bungalows y en Lanzarote Relaxia Lanzasur, Relaxia Olivina Lanzarote y Relaxia Lanzaplaya. El grupo Pérez Moreno ha logrado hacerse con el Beverly Park con la asesoración del despacho de abogados Kepler-Karst.

Compartir el artículo

stats