Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Brígida

Monte Verde vuelve a convertirse en hotel y tendrá una plantación de café

Los nuevos propietarios, el grupo M & M, invierten 2 millones en rehabilitar este inmueble Junto a las 20 habitaciones contará con restaurante y cafetería

Boceto de como quedará el hotel Monte Verde, tras la reforma que van a realizar los nuevos propietarios. | | LP/DLP

El emblemático hotel Monte Verde que se ubica en Las Casillas, en Santa Brígida, vuelve a la actividad turística. De ser un referente del sector alojativo de la isla en los años 70, pasa a estar también muy en boga en los 90 por el restaurante y el salón de eventos que fue escenario de muchos convites nupciales, y a cuyo frente estuvo el exalcalde de esta Villa, Carmelo Vega. El regidor satauteño incluso convirtió después el edificio en el lugar de residencia de su familia.

Los nuevos propietarios del inmueble, el grupo M&M, que adquirieron la finca hace tres años, tienen previsto recuperar precisamente el primer destino de esta edificación, la hotelera, pero también hacen esta inversión con la idea de aprovechar su emplazamiento en el Monte para ofrecer comidas, organizar eventos, y ofrecer hasta la degustación de un café recién tostado. La casona dispone de unos 1.200 metros cuadrados, y de las 14 habitaciones que hubo en su día estos inversores esperan ampliar hasta 20 las estancias, que serán tipo suites con baño.

El inmueble fue un proyecto del arquitecto que hizo la Universidad de La Laguna

decoration

Toda esta construcción ocupa un total de unos 7.000 metros cuadrados entre lo que es el edificio del hotel, las instalaciones de restauración y la zona de la piscina, spa, y unos terrenos agrícolas que se van destinar al cultivo de café. Además, de producir el grano, que será el que se cosechará a más altura de toda la isla, para después tostarlo y darlo a degustar a los clientes, los nuevos propietarios esperan confiados que los nuevos los dueños de los terrenos colindantes se animen también a plantar cafetales.

El proyecto de M& M, grupo que surge de las iniciales de los nombres de los propietarios de El Churrasco, Mario Gil, y del Café Regina, María Rosa Zabala, supone una inversión que se eleva a los 2 millones de euros. De momento, estos inversores están a la espera de obtener la licencia de obras por parte del Ayuntamiento de Santa Brígida para ya iniciar los trabajos de reforma. Si bien hace ya un año que presentaron el proyecto, hasta ahora no contaban con el visto bueno del Cabildo de Gran Canaria para destinar todo el inmueble a la actividad turística y de restauración, ya que se trata de una construcción que está catalogada en las Normas Subsidiarias de Santa Brígida por su interés arquitectónico.

El edificio fue proyectado en su día por José Enrique Marrero Regalado, arquitecto nacido en Tenerife, con gran protagonismo en la codificación del estilo neocanario.Entre sus obras emblemáticas en Tenerife figuran el Círculo Mercantil, los Cines Rex, Víctor y Baudet; el Mercado Municipal de Nuestra Señora de África; la Universidad de La Laguna; la Basílica Nuestra Señora de la Candelaria; y el Estadio Heliodoro Rodríguez López.

En la salida hacia el aparcamiento es donde el grupo M & M quiere instalar la cafetería. | | LP/DLP

Aunque desde M& M aseguran que el Cabildo insular ya ha autorizado el uso turístico del inmueble, en el departamento de Urbanismo del Ayuntamiento de Santa Brígida todavía esperan que la empresa les haga llegar el proyecto definitivo de la reforma, y abone las respectivas tasas municipales para concederle el permiso de obras. No obstante, el concejal de Urbanismo, Martín Sosa, da por hecho que finalmente estos trámites se van a solventar con lo que Santa Brígida, que viendo incrementar su oferta alojativa rural, con una clara apuesta por la calidad, vuelva a contar con este establecimiento turístico.

Los propietarios son los dueños de los negocios El Churrasco y Café Regina

decoration

El nuevo hotel de Monte Verde volverá a marcar un hito en el diseño arquitectónico. Y no sólo por que el edificio tiene el sello de Marrero Regalado, y además parece que un francés que lo regentó en los comienzos hizo después hasta una réplica en Marbella, sino porque el diseño de las habitaciones del hotel, y el restaurante, será obra del arquitecto internacional, Manuel Clavel. Especializado en proyectos singulares de arquitectura y de interior, que ha destacado por sus trabajos en Dubai, Miami y China, este arquitecto aceptó este proyecto por la singularidad de la construcción y por su ubicación. Será así la primera obra que realiza en Canarias de la mano de M&M, y parece que es el paso de una estrecha colaboración porque el grupo cuenta pretende que imprima su toque de interiorismo en sus negocios de restauración.

Compartir el artículo

stats