Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

La cementera hará un paseo, una piscina y área deportiva si logra la prórroga del puerto de Santa Águeda

La compañía se abre a estudiar un uso mixto del muelle si el Gobierno plantea esa alternativa

4

Nuevo proyecto de la cementera Ceisa para El Pajar CEISA

Cementos Especiales de las Islas (Ceisa) saca toda su artillería pesada para lograr que la cementera obtenga la prórroga de la concesión del puerto de Santa Águeda, que expira el próximo 22 de octubre. La compañía ha anunciado un ambicioso plan de eficiencia energética e integración paisajística de la fábrica con el entorno que contempla, entre otras medidas, la puesta en marcha de un huerto solar de 15.000 metros cuadrados, actuaciones para mejorar la movilidad y el tráfico rodado en El Pajar con la creación de una semi rotonda y un aparcamiento de más de 200 plazas para los vecinos en suelo privado y el impulso de zonas de ocio y espacios verdes para disfrute del público que incluye la ampliación del paseo marítimo de El Perchel, áreas deportivas y hasta una piscina semi natural.

Ceisa ampliará el paseo marítimo de El Perchel. Ceisa

Para todo ello, Ceisa contempla una inversión de 10 millones de euros, pero eso sí, esta actuación estará condicionada a que el Gobierno regional conceda la prórroga del puerto que la compañía reclama por otros 25 años. «La concesión es vital para nosotros y el desarrollo de estos proyectos está totalmente ligado a la obtención de esa prórroga», afirmó Claudio Piernavieja, coordinador general de Ceisa, quien además sostuvo por primera vez que la compañía podría aceptar un uso mixto del muelle. «Atendemos cualquier propuesta que nos haga y Gobierno y analizaríamos cualquier proyecto que nos pusieran sobre la mesa», añadió.

«Atendemos cualquier propuesta que nos haga y Gobierno y analizaríamos cualquier proyecto que nos pusieran sobre la mesa», señala Piernavieja

decoration

En una rueda de prensa celebrada este jueves en las instalaciones de la fábrica, Piernavieja ha evitado pronunciarse sobre el dictamen firmado por Francisco J. Villar, catedrático de derecho administrativo, y Andrés M. González, profesor de esta disciplina, que sostiene que no es posible la prórroga de la concesión industrial del muelle y que el Ejecutivo debe acatar el planeamiento insular ya que fue aprobado de forma definitiva por esta institución. «No vamos a emitir ninguna opinión sobe un dictamen de parte», dijo, en relación a un documento encargado por la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) de Las Palmas, «sí lo haremos con el informe de la comisión gubernamental». El Gobierno canario espera por un informe que determine el futuro del puerto y que hará público en apenas un mes. «Si no hay prórroga, todo este proyecto cambia; no se puede desmembrar la actuación porque todo está interrelacionado», señaló el representante de la empresa, «está condicionado porque nosotros no pensamos en otro uso en el puerto que no sea el industrial».

Zona de esparcimiento proyectada por Ceisa. Ceisa

Insistió Piernavieja en que la cementera no se marchará de su ubicación actual, por ejemplo hasta el polígono de Arinaga como reclama el sector turístico y algunos grupos políticos como Unidos por Gran Canaria y el PP. «No nos vamos, seguiremos operando en la misma ubicación que en los últimos 65 años porque es suelo privado y además está clasificado como urbano de uso industrial», puntualizó.

Piernavieja realizó estas declaraciones durante el acto de presentación del proyecto de eficiencia energética e integración paisajística de los usos industriales con el entorno donde se encuentra que Ceisa pondrá en marcha si continúa operando en el puerto de santa Águeda. La intervenciones que la empresa cementera tiene previstas realizar abarcan terrenos privados con una superficie de 40.000 metros cuadrados anexos a la fábrica. La primera de estas actuaciones está vinculadas a la sostenibilidad energética pues creará un huerto solar de 15.000 metros cuadrados con paneles fotovoltaicos con capacidad para producir hasta un 25% de la energía que consume la cementera. Estas placas estarían instaladas en unos terrenos anexos a la fábrica, pero también en las cubiertas del edificio y de la nave ubicada en el propio puerto.

Piernavieja: «La concesión es vital y el desarrollo del proyecto está ligado a lograr la prórroga», sostiene Piernavieja

decoration

El proyecto de Ceisa contempla también una integración paisajística de las instalaciones con actuaciones como la demolición de instalaciones industriales en desuso, según explicó Piernavieja, en consonancia a la línea adoptada en los últimos años para suprimir espacios obsoletos como alguna planta antigua e incluso alguno de los silos. Además, está previsto que se realicen tratamientos arquitectónicos a estas infraestructuras para integrarlas mejor con el paisaje y se instalen pantallas vegetales alrededor de las instalaciones.

Mejora del frente marítimo

El proyecto diseñado por la cementera para la mejora del entorno de El Pajar incluye también intervenciones para impulsar la movilidad en el pueblo. Para ello, recoge la creación de una semi rotonda en el punto en que confluye el final de la carretera de acceso al barrio y la entrada de las instalaciones de la fábrica para evitar el efecto «calle cortada» y permitir un cambio de sentido más sencillo a los conductores.

Además, en un terreno de su propiedad que se encuentra justo a la entrada de la fábrica, Ceisa tiene previsto desarrollar un aparcamiento con más de 200 plazas para uso de los vecinos y visitantes. Allí, además, instalará una ‘electrolinera’ para la recarga de los vehículos eléctricos.

Zonas de esparcimiento. Ceisa

Por último, el proyecto incluye una mejora de la conectividad peatonal y las zonas de ocio que rodean la fábrica. Así, Cementos Especiales de las Islas contempla la ampliación del paseo marítimo existente en la zona para conectar los núcleos de Arguineguín y El Pajar, en el frente marítimo de El Perchel. Al final de este paseo, el proyecto incluye una zona de piscinas que recrea la piscina natural ya existente en la zona conocida como ‘tanque inglés’ y ubicada detrás de la fábrica. Esta piscina se habilitará en los fosos que aún quedan de un antiguo depósito demolido hace años.

El proyecto incluye la ampliación del paseo, una piscina, zonas verdes y para hacer deporte

decoration

En el frente marítimo, la idea de la compañía cementera es habilitar también recorridos longitudinales orientados a conectar El Pajar con Arguineguín y el resto de zonas incluidas en el proyecto. Para este entorno se han programado también amplias zonas verdes con lugares de sombra así como áreas destinadas a la práctica del ejercicio físico.

Explicó Piernavieja que el tiempo de ejecución de estos proyectos será alrededor de dos años, pero todo dependerá de la agilidad con que se otorguen las licencias. De hecho, para poner en marcha estos proyectos, Ceisa requerirá de un informe de la Demarcación de Costas de Canarias que autorice estas intervenciones. Precisamente, justo en este punto del litoral Costas tiene la lupa puesta sobre una intervención desarrollada por la empresa promotora del paseo para mejorar una escollera después de que el Gobierno canario autorizara la ejecución de la obra contraviniendo la ley de Costas, que establece que no pueden otorgarse autorizaciones cuando hay abierto un expediente de revisión del deslinde público marítimo terrestre.

Para Piernavieja, explicó, este proyecto «está perfectamente alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y con la Agenda 2030» y está concebido para «tender la mano al pueblo y otros sectores económicos». «Metafóricamente, tiramos los muros y abrimos la fábrica para integrarla con todo el entorno», concluyó.

Compartir el artículo

stats