Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Firgas

Firgas aprueba el primer presupuesto municipal en seis años

El Ayuntamiento dará por primera vez becas al estudio y subvencionará las placas solares

Jaime Hernández.

El grupo de gobierno de Firgas (NC y PSOE) saca adelante su presupuesto municipal después de seis años prorrogado, que alcanza los 7.090.000 euros, lo que supone un incremento de un 18,4% respecto al que estaba vigente desde 2015. El listado de obras incluye la rehabilitación de la residencia de Lomo del Pino y la escuela infantil, el nuevo Auditorio en el antiguo cine, el gimnasio municipal y la Casa y Museo de la Música, además de que becará por primera vez a estudiantes, y subvencionará a empresarios y la colocación de paneles solares en las viviendas. 

Las sucesivas crisis política que vivieron los anteriores socios durante el anterior mandato, y la imposibilidad de aprobarse en el primer medio año de actual por falta de tiempo y luego la aparición de la pandemia habían dejado a la Corporación municipal con las mismas cuentas que tenía desde el año 2015, lo que supone eso en la gestión, tanto para evaluar una correcta previsión de gastos e ingresos y en la disponibilidad del capítulo de gastos de personal. 

"Sin duda, se trata del presupuesto más importante en la historia del Ayuntamiento, no solo por el incremento del mismo, sino por el marcado carácter social y por dotar económicamente partidas que van a incidir directamente en el bienestar y contribuirán a la recuperación socioeconómica de la comunidad. Un ejemplo de ello, es el hecho de que se destina por primera vez una partida para ayudas a uno de los sectores que más ha sufrido esta crisis, como es el de los comerciantes y empresarios, por un importe total de 60.000 euros, o dotar una partida para ayudas escolares para los niños de la localidad después de décadas de no provisionarse fondos para este fin, por un importe de 20.000 euros. Igualmente, se destinan partidas para subvencionar a los colectivos culturales, deportivos, solidarios, educativos, medioambientales y sociales de la Villa, por un importe total de 125.000 euros, lo que supone el mayor esfuerzo económico en la historia realizado por el Ayuntamiento para atender a los colectivos que mantienen una actividad periódica y constante o aquellos de nueva creación». El alcalde, Jaime Hernández, se ha mostrado muy satisfecho por aprobar el primer presupuesto municipal en seis años, recordando también que el vigente tiene también su sello personal, ya que superó los votos plenarios en su anterior etapa como regidor. 

El Ayuntamiento dispondrá para este ejercicio de 7.090.000 euros, con un incremento del 18,4% respecto al que estaba vigente, pese a su antigüedad. Y ahí aparecen por primera vez las becas escolares.

«Tiene un perfil social y de implementación de medidas tendentes a auxiliar a los sectores que peor lo han pasado durante la pandemia».

 El alcalde calificad de hito es la incorporación de «inversiones propias, que hasta ahora eran prácticamente inexistente». Entre las actuaciones se incluye la construcción de un aparcamiento en superficie en el Lomo del Pino, mejoras en la Avenida Islas Canarias de El Risco, y en la Avenida de La Cruz. Además, la cuentas municipales recoge mejoras en el CEIP Villa de Firgas, y una aportación de 25.000 euros sobre un total de 360.000 euros del Gobierno de Canarias para la instalación de placas solares en viviendas. 

A esto se suma la financiación externa para rehabilitar la residencia de Lomo del Pino (con 120.000 euros), el Auditorio (1.430.000 euros), la rehabilitación de la escuela infantil (40.000 euros), el nuevo gimnasio, y la Casa y Museo de la Música de Firgas, que dispone de una aportación municipal (620.000 euros).

Continuas modificaciones de crédito para gastos



La prórroga de un presupuesto de un ayuntamiento durante sucesivos años tiene sus consecuencias en la gestión diaria de un municipio, como es el caso de Firgas. El alcalde, Jaime Hernández, señala algunos ejemplos de lo que supone esta práctica, que no solo ha afectado a su pueblo, sino que se extiende a otros municipios, bien por la falta de una mayoría política suficiente para aprobarla, o por incapacidad de los gestores. Hernández señala que esta situación obliga a aprobar continuas modificaciones de crédito entre partidas para poder afrontar estos gastos. Como ejemplo, señala que existen partidas infradotadas como era el canon de la basura, por lo que no había suficiente dinero dotado para pagar a la empresa. O que la plaza de tesorero no tuviera la asignación económica que le corresponde a un funcionario habilitado, y que los ingresos reales no coincidiera con lo que estaba en el papel, lo que lastra la gestión diaria. Incluso, carecía de aportación específica para poder llevar a cabo campañas promocionales del municipio. Esta situación se repitió durante los seis años, en los que se fueron prorrogando los presupuestos, con la única alternativa de ir transfiriendo partidas económicas para salvar el día a día. | J. B.

Compartir el artículo

stats