Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cabildo

Medio Ambiente niega que deba dinero a la capital por el Salto del Negro

La consejera insular defiende que el único compromiso sin cumplir es la carretera alternativa para evitar las molestias a los vecinos

Antonio Observa al resto de consejeros desde su ordenador. DELFOUR_PHOTOGRAPHER

La consejera de Medio Ambiente del Cabildo, Inés Jiménez, negó ayer que el Cabildo de Gran Canaria tenga una deuda pendiente con el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria por el impacto medioambiental que produce el vertedero de Salto del Negro y el conjunto de la actividad del Ecoparque Norte, y que el único compromiso pendiente es el proyecto de carretera alternativa de acceso para evitar las molestias a los vecinos.

La consejera en la oposición por Unidos por Gran Canaria-Coalición Canaria María Ángeles Batista aprovechó ayer el pleno ordinario del Cabildo para ahondar en las discrepancia entre el Ayuntamiento y la institución insular en torno al Salto del Negro. Tal y como publicó el lunes este periódico, la ciudad reivindica dinero del Cabildo por acoger el vertedero. Una cantidad que hace nueve años se barajó en el pago de 6,5 millones de euros por los terrenos y un canon anual de 200.000 euros por el impacto que tiene la instalación en el municipio. Sin embargo, hasta ahora ese dinero sigue sin percibirlo la ciudad, si bien el Ayuntamiento capitalino paga en la actualidad 7,5 millones al año por depositar la basura en el recinto, una cantidad a la que hay que añadir casi dos millones anuales por los lodos de la depuradora de Barranco Seco.

Fuentes de la Concejalía de Servicios Públicos indicaron que la responsable del Área, Inmaculada Medina, «está pendiente» de una reunión con la consejera insular de Medio Ambiente, Inés Jiménez, para «evaluar los distintos informes económicos y de impacto medioambiental para conocer el coste» de la compensación que deberá pagar la institución a la ciudad.

Un canon

Inés Jiménez repasó el acuerdo inicial de 2003 en el que se fijó por parte del Gobierno-Cabildo y Ayuntamiento el pago de un canon anual que comenzó por unos 200.000 euros y alcanzó unos 300.000 euros con el paso de los años. Y se fijó en 2013 la creación de una comisión técnica para seguir estudiado si quedaban flecos de posibles compensaciones, porque el convenio anterior nunca se desarrolló. Pero esa mesa de trabajo nunca llegó a reunirse. La consejera insular entiende por tanto que las cantidades están ya saldadas.

El Cabildo mantiene, en este sentido, que la vida útil del Parque acaba en 2032, por lo que antes de abandonar el lugar deben contar con un emplazamiento alternativo, que todavía no se ha determinado.

Ante las dudas mostradas por parte del consejero Marco Aurelio Pérez (PP) sobre el plazo para cerrar una nueva ubicación donde instalarse, Jiménez señaló que existe un recurso a la resolución del Gobierno de Canarias que les insta a clausurar el Salto del Negro en 2025, lo que sería siete años antes de lo previsto por su Departamento. «Existe un acuerdo plenario para cerrarlo en 2032 y tener el nuevo Ecoparque Insular», añadió. Mientras, Pérez defendió que «una cosa es lo que cabe, y otra lo autorizado.

La consejera señaló que Medio Ambiente sí tiene una deuda con los vecinos, que espera poder saldar este año. Se trata de una carretera alternativa para poder acceder al vertedero, y reducir las molestias a los vecinos. Según detalló, en el proceso de expropiación de los terrenos afectados por el nuevo trazado se presentó un recurso, pero espera que exista una resolución este mismo año. De momento, avanzó que Medio Ambiente dispone de una partida de 2,5 millones de euros para ese fin, y que luego habría que licitar la obra y ejecutarla.

María Ángeles Batista lamentó que después de siete años todavía siga ese proyecto dando tumbos.

Por otro lado, el Pleno dio el visto bueno definitivo a la Ordenanza Reguladora del Servicio de Tratamiento de Residuos en los Ecoparques de la Isla, que establece las normas de uso. La nueva regulación ya fue aprobada inicialmente en el Pleno del 30 de julio de 2021, incorporado a su texto once alegaciones presentadas.

Inés Jiménez recalcó que la Isla es líder entre las islas en la separación y reciclado de los residuos. 

Compartir el artículo

stats