Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Artenara

Artenara tiene una farola tuneada como canasta de baloncesto

El PSOE de Artenara denuncia el riesgo que supone el uso de un poste de la luz como equipamiento deportivo

Una farola reconvertida en canasta de baloncesto

Artenara tiene una farola tuneada como canasta de baloncesto. Un poste de la luz sirve para hacer deporte. El PSOE de Artenara denuncia la reconversión de una antigua farola sin uso en una canasta de baloncesto del parque infantil Las Arvejas, lo que supone un riesgo para los deportistas y deja dudas de su cumple con las medidas legales para su práctica.

"El pasado jueves nos hicimos eco de una queja con respecto al mal estado que presentaba la canasta de baloncesto del parque infantil de Las Arvejas. Nos alegramos de la retirada ante el posible peligro que presentaba, pero hoy nos hacen llegar la foto en la que se observa el pie de una farola como sustento de la canasta de baloncesto. Una vez más, queda demostrada la ineficacia con la que se solventan los problemas. ¿Creen ustedes que esto es una forma seria de arreglar las cosas? ¿Merecen los vecinos y vecinas, y mas en concreto los niños y niñas este trato tan aberrante?". De esta forma se manifiesta en las redes sociales el grupo político en la oposición que de forma irónica, ha abierto un debate.

La canasta ahora

La canasta ahora

La canasta antes

Medida reglamentarias

decoration

Un poste de baloncesto requiere una serie de exigencias. Y no solo por razones deportivas para su equiparación, sino también de seguridad, tanto en la pieza como en la sujeción al suelo. "Los soportes constituidos por estructuras a suelo móviles o fijas clase C o D (con espacio libre 1,650 metros o 1,250 m.) tendrán las bases protegidas hasta una altura de 2,15 metros por un almohadillado de espesor de al menos 5 centímetros", señalan las normas de reglamento de la Federación Española de Baloncesto para las instalaciones de uso recreativo y escolar.

A la falta de protección ante el posible impacto del jugador, se suma las dudas de la sujeción, lo que puede causar un grave accidente si se le cae al deportista, como ha sucedido en algunas ocasiones en nuestro país. Y, al mismo tiempo, quedan dudas de que cumplan con las dimensiones del tablero, ya que aparenta ser más vertical que horizontal, que es lo reglamentario. Según el Consejero Superior de Deportes, es de 180 centímetros de ancho por 105 de altura.

Compartir el artículo

stats