Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cabildo
Antonio Morales Presidente del Cabildo de Gran Canaria

«Creo con firmeza en el Salto de Chira y no me voy a arrugar ante las críticas»

Antonio Morales, el pasado jueves en su despacho del Cabildo

El presidente del gobierno insular , Antonio Morales ( Agüimes, 1956), sostiene en esta entrevista que la central hidroeléctrica de Salto de Chira es una única alternativa para la penetración de las energías renovables en Gran Canaria y también una garantía frente a la sequía por el cambio climático. Asegura que no se arrugará ante las críticas de los detractores de ese proyecto y niega que existan daños medioambientales.

Tras más de una década de trámites, anuncios y polémicas, el pasado 17 de febrero se simbolizó en Infecar el inicio de las obras de la futura central hidroeléctrica de Gran Canaria, rebautizada como Salto de Chira. ¿Qué significa esta infraestructura para la Isla?

No me canso de repetir que estamos ante una infraestructura estratégica para esta isla, probablemente la inversión más importante en las últimas décadas. Estamos hablando de una propuesta que potencia y garantiza el binomio agua-energía desde el punto de vista de la sostenibilidad, de las garantías de suministro, de la soberanía energética y, por tanto, de independencia del exterior. Es un proyecto de innovación técnicamente revolucionario, que nos puede convertir en referencia mundial. Sin duda, es un elemento de proyección de la isla y también de protección, porque ayudará a mitigar las afecciones del cambio climático.  

¿Están seguros en el Cabildo y en Red Eléctrica Española de que no aparecerán nuevos contratiempos? 

En obras de estas características siempre pueden aparecer contratiempos, pero entiendo que tal como está diseñado y creado el proyecto serían en todo caso inconvenientes menores y que no afectarían al conjunto. Está evaluado desde el punto de vista técnico y medioambiental con todos los detalles del mundo, por eso espero que los contratiempos más importantes hayan sido ya superados. Ha habido problemas de tipo administrativo, judicial y recursos diversos ante la Unión Europea para intentar frenar el proyecto, pero afortunadamente ya es una realidad.  

Antonio Morales José Carlos Guerra

Todavía quedan demandas y recursos pendientes, como la presentada por los ecologistas ante el Comisión del Mercado de Valores y la Competencia. ¿Le preocupan?   

No. Ya lo aclaró la ministra en el acto simbólico de la primera piedra, que es habitual que la Unión Europea permita a los países, en casos de situaciones como las del Canarias, que sea el operador del sistema el que ponga en marcha una propuesta de almacenamiento, no de generación.  

¿Cuándo se podrán ver en realidad esos primeros trabajos sobre el terreno, la construcción de la desaladora en El Pajar de Arguineguín? 

Creo que ya se han empezado a mover terrenos y hay maquinaria en el lugar. Doy por hecho que la obra se ha iniciado.  

El proyecto arrancó en el mandato de José Miguel Pérez, del PSOE, y siguió con José Miguel Bravo de Laguna, del PP. Parece que será usted el que se lleve el mérito del Salto de Chira, pero también el único que está recibiendo las críticas por los presuntos daños medioambientales en el barranco de Arguineguín. ¿Da por bueno asumir ese desgaste político y personal?

Yo no lo entiendo como un desgaste, en absoluto. Reitero siempre algo que me parece fundamentan en una persona encargada de la gestión de una administración pública por delegación de la ciudadanía. Tenemos la obligación de tomar decisiones, de dar respuestas a los problemas que tiene la sociedad. No me he arrugado nunca ni me voy a arrugar a la hora de defender aquello en lo que creo. Y creo en esto firmemente porque es una propuesta de vanguardia y de futuro para la isla, de referencia mundial. Efectivamente, este proyecto nació como una concesión del Cabildo hace 11 años. Hay que recordar que al llegar nosotros en 2015 el proyecto estaba a punto de caducar y que desde Red Eléctrica nos encendieron todas las alarmas. Nos pusimos en marcha de forma muy ágil para que no venciera el expediente. También tengo que decir que este expediente no tiene nada que ver con el que se sacó a concesión pública. Es un proyecto absolutamente distinto. El primero era para generar energía y optimizar la producción eléctrica por parte de Endesa. Este es un proyecto revolucionario que lo que pretende es avanzar en la penetración de las renovables en la isla. A mí, como responsable de esta institución, no me preocupa nada asumir un coste político por defender aquello en lo que creo firmemente. Es lo comprometido con la ciudadanía, pues Salto de Chira estaba en el pacto de gobierno firmando por los tres grupos políticos y está en nuestro programa de gobierno.    

"Es incierto que las obras de la central hidroeléctrica vayan a causar daños medioambientales"

decoration

¿Le duele que al frente de la plataforma ciudadana Salvar Chira-Soria se hayan puesto dos personas tan relevantes como Antonio González Viéitez, un antiguo compañero de viaje en la política, y Julio Cuenca, primer impulsor de Risco Caído? 

No, no me duele en absoluto. Me pueden decepcionar algunas personas que he visto ahí. Entiendo que cada uno asume en la vida el papel que elige y yo tengo la obligación de defender el mío. Es absolutamente legítimo que cada uno defienda aquello en lo que crea, aunque pienso que están equivocados.

¿Cómo garantizará el Cabildo que no habrá graves daños medioambientales durante las obras?  

Hay una comisión técnica que hará una vigilancia continua del desarrollo del proyecto y se va a cumplir lo que establece el estudio de impacto medioambiental. Red Eléctrica y nosotros vamos a ser exigentes en el cumplimiento. El 96% de la obra estará soterrada. No es cierto que se vaya a provocar un impacto visual y paisajístico enorme en el barranco de Arguineguín, eso es absolutamente falso, lo mismo que es incierto que vaya a afectar a la biodiversidad de esa zona. Son argumentos que se han utilizado de manera torticera en el fragor de la batalla. 

También alegan los detractores de Salto de Chira que en 2026, cuando hipotéticamente concluyan las obras, ese sistema hidroeléctrico para almacenar energía ya se habrá quedado obsoleto porque cada día mejoran otras tecnologías más sostenibles. Teniendo en cuenta que se habla de una concesión a Red Eléctrica que podría llegar hasta los 75 años. ¿No significa eso hipotecarse a ese modelo energético durante todo este siglo XXI? 

 Estamos hablando de una concesión de 25 años, y que se puede ampliar hasta 75. En absoluto es una infraestructura que se pueda quedar obsoleta . Va a ser necesario que en esta isla tengamos un mix de almacenamiento. Y eso pasa porque se incorporen baterías, que se potencie el autoconsumo, la eficiencia, el ahorro, la eólica marina, una propuesta de regeneración de energía más cercana. Todo eso será necesario para convertirnos en una isla autosuficiente, pero el Salto de Chira será fundamental en las próximas décadas. ¿De qué tecnología hablan los que se oponen? ¿de baterías? Las baterías tienen una vida media de 15 a 20 años y hay que cambiarlas, y luego reciclarlas, eso nos costaría tres o cuatro veces más. ¿De qué alternativas están hablando? ¿del hidrógeno? Eso será probablemente para el transporte pesado, pero dentro de 30 o 40 años. En cualquier caso, este Salto de Chira no es solo una propuesta energética, es también hídrica, porque qué otras alternativas hay en la isla para mitigar el cambio climático y llenar de agua las cuencas de Tejeda, Artenara o Tunte. ¿Qué otra forma hay de llenar nuestras presas, que juegan un papel fundamental en el futuro de la isla?    

«El tren también es un proyecto fundamental; estamos presionando al Gobierno y a la UE»

decoration

¿Cuándo calcula que la isla podrá prescindir de forma definitiva de las energías fósiles?

Estamos viviendo en estos mismos momentos una situación, la de la guerra en Ucrania, que nos da la razón en que las renovables son la única alternativa, que no podemos seguir mirando para los combustibles fósiles. La situación bélica que hoy vive Europa pone en riesgo el suministro de gas al continente. Nos está poniendo en riesgo también el conflicto entre Argelia y Marruecos, que ha cerrado el gaseoducto que traía el gas desde Argelia a España. La mayoría de los combustibles fósiles se extraen en localizaciones geográficas con crisis bélicas o de otros tipos, son espacios inseguros. Por tanto, las renovables son la única alternativa. ¿Cuánto tiempo para no depender de las fósiles? Pues hay muchísimas cosas que aún no estamos haciendo para avanzar en la penetración de las energías limpias, como ordenar la eólica marina. Todavía quedan muchos flecos por corregir en el autoconsumo, para facilitar que cualquier persona pueda instalar placas solares en su casa y producir su propia energía, ser productores y consumidores. Se están produciendo retrasos enormes en la concesión de licencias. Todo eso hay que corregirlo. Si Salto de Chira es una realidad en cinco años, podemos ser una comunidad autosuficiente dentro de diez años, estoy convencido de que podemos avanzar en eso si se resuelven estos temas que hoy frenan la implantación de las renovables.

Las energías renovables también generan inconvenientes que hasta ahora habían pasado desapercibidos, como el impacto paisajístico o la desaparición de especies protegidas por accidentes contra los molinos de viento o la pérdida de hábitat por las plantas fotovoltaicas. Hasta el director general de Medio Ambiente de su gobierno ha dado la voz de alarma por la situación en el Sureste de Gran Canaria. ¿Cómo se va afrontar ese problema?

Es verdad es que los aerogeneradores producen impacto paisajístico. Yo afirmo, tal como dice Xavier Pastor, exresponsable de Greenpeace, que son instalaciones transitorias, tienen una vida media de unos veinte años. Probablemente dentro de 20 o 30 años ya no serán estos modelos de aerogeneradores. Estamos pidiendo prestado una parte del territorio para un problema puntual, para atajar un problema mayor. Y es que las dos industrias de producción de energía en Canarias, las de Tenerife y Gran canaria, están entre las diez industrias más contaminantes del Estado español, en el sexto y séptimo lugar, respectivamente. Es verdad que los aerogeneradores están provocando accidentes en algunas aves. Con el número de aerogeneradores que tenemos el impacto no es excesivamente grande, pero hay que controlarlo. Están todas las empresas obligadas a ello y voy a hacerles llegar eso de una manera firme, porque les vamos a obligar que cumplan escrupulosamente con las medidas correctoras. Mantendré una reunión con los empresarios y seremos muy contundentes, tenemos que cumplir todos para que haya la menor afección posible al medio natural. Hay que ser vigilantes en eso, pero insisto en que las actuales plantas de generación eléctrica están emitiendo muchísimo dióxido de carbono a la atmósfera y produciendo graves enfermedades. La de Gran Canaria es la séptima más contaminante de España, la tenemos al lado del sur turístico y genera un enorme daño a la biodiversidad.. 

Así como en el Salto de Chira se han acelerado los trámites y da la impresión de que es una apuesta personal suya, en el proyecto del ferrocarril del Sur hay más incertidumbres y no parece que el Cabildo esté presionando lo suficiente al Gobierno central para que lo incluya en las inversiones de los fondos Next Generation de la UE. 

No, no. Estamos presionando aquí y en Europa. La movilidad es un tema que nos preocupa y es un proyecto por el que tenemos que seguir batallando, es un proyecto fundamental y estamos trabajando a fondo. Es verdad que no tenemos en estos momentos, como sucede con Red Eléctrica, la financiación necesaria para poder avanzar, pero sí que siguen apareciendo recursos en los Presupuestos Generales del Estado y sí que estamos a la espera de que podamos conseguir una partida importante para avanzar la obra. Desde luego, para el Cabildo es un proyecto estratégico. 

¿Hay alguna fecha? 

No. porque la UE ha diseñado un plan estratégico para la movilidad guiada y a medida que se desarrolle ese plan entrará el tren de Gran Canaria.  

Antonio Morales José Carlos Guerra

¿La marcha atrás del Cabildo de Tenerife respecto a su proyecto ferroviario va a perjudicar al de Gran Canaria? 

No. En absoluto. Este pasado miércoles en el Parlamento de Canarias hubo una práctica unanimidad en la defensa del transporte guiado en las islas. De todas formas, a nosotros no nos ha frenado en absoluto el que Tenerife haya apostado más por el gas y nosotros más por la central hidroeléctrica. Y Salto de Chira ya es una realidad. A nosotros no nos condicionan las determinaciones que puedan adoptarse en otra isla . 

El grupo de Podemos en el Cabildo de Tenerife es reacio al ferrocarril. ¿Hay consenso aquí con sus socios de ese partido?

Sí. Aquí figura en el programa del gobierno del Cabildo y no he escuchado a ninguna fuerza política oponerse. 

«Si estuviera en alguna lista electoral en 2023 sería en la del Cabildo, no hay nada decidido»

decoration

¿Cómo afectará la guerra de Ucrania a la industria turística de Gran Canaria?

Es muy preocupante lo que está pasando. Ahora mismo estamos viviendo una situación en Europa como no la habíamos vivido desde la Segunda Guerra Mundial. Un conflicto bélico que puede arrastrar a todo el continente. Ni salimos de una para entrar en otra situación conflictiva que genera dudas sobre el desarrollo turístico en las islas, primero el Brexit, luego la pandemia y ahora esta guerra. Esperemos que esto se resuelva lo antes posible, que cese esta acción bélica de Rusia y podamos recuperar la normalidad. 

Antes de este nuevo golpe, ¿cómo marchaba la recuperación turística?

Todavía va muy bien y todas las expectativas son extraordinarias. Los datos en empleo son casi como los de 2019. El aeropuerto de Gran Canaria está en el top 30 de los europeos, en el puesto 26. Las demandas de conectividad son enormes y las reservas también. La gente tiene voluntad de salir, de viajar, de venir a lugares seguros como el nuestro, lo tenemos todo para recuperar la normalidad, pero parece que cada vez que la vislumbramos aparecen situaciones como esta de Ucrania. De todas formas, quiero expresar también la intranquilidad que me produce el que nos confiemos de nuevo con la pandemia de Covid, que bajemos la guardia y demos paso a una nueva ola. El virus sigue estando entre nosotros y tenemos una nueva cepa de la que desconocemos cuál va ser su comportamiento. 

"La situación en Ucrania nos da la razón de que las energías renovables son la única alternativa"

decoration

El desarrollo turístico tiene una papa caliente en la cementera de Arguineguín. ¿Qué propone el Cabildo?

Nosotros como institución tenemos que aplicar nuestro planeamiento. El PIO de Gran Canaria establece que ese espacio, una vez que haya vencido la concesión, tiene carácter turístico. El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana se ha pronunciado en contra de que se traslade la cementera. Y el Gobierno de Canarias estudia en estos momentos si continúa o no la concesión. Es el Gobierno autonómico el que tiene que decidir. Si se acaba la concesión se podrán desarrollar ahí actividades turísticas.  

Ha cumplido usted los 65 años y en la calle ya se cruzan apuestas sobre si se presentará a un nuevo mandato en el Cabildo en 2023 o dejará paso a Teodoro Sosa en la lista de NC. Ese es tema tabú, pero al menos ya ha dicho que si sigue en política será en el Cabildo, no en otras instituciones. ¿Cuándo va a despejar ese enigma? 

Hemos estado hablando a lo largo de esta entrevista de temas apasionantes para la isla, de los temas que nos ocupan. Lo que vaya a hacer yo o no es muy secundario. Sí tengo claro que no iría a ninguna otra institución, no tengo apetencias personales en ese sentido, desde luego. Si estuviera en alguna lista en 2023 sería en la del Cabildo, pero de verdad, tampoco es que haya tomado alguna decisión. Siempre, en este tipo de cosas, depende de la organización, y ahí no hay ningún problema. A lo mejor puede haber más problemas en la familia, pero no hay ninguna decisión adoptada.  

¿Va a depender del candidato que presente el PSOE, que sería a priori su principal rival? 

No, en absoluto.

Compartir el artículo

stats