Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arucas

La cuatro grandes asignaturas de Educación pendientes en Arucas

La guardería lleva ocho años sin estrenarse y el nuevo centro de FP está en los cimientos v Cardones y el instituto se caen a trozos

La guardería de Cardones, construida hace ocho años y que sigue sin estar en funcionamiento.

La consejería de Educación del Gobierno de Canarias mantiene desde hace años cuatro grandes asignaturas pendientes en Arucas, a pesar de que el actual presidente regional, Ángel Víctor Torres, fue alcalde de la ciudad. La guardería de Cardones lleva ocho años construida y sin ponerse en servicio; la construcción del Centro Integrado de Formación Profesional se paró hace cuatro años y sigue solo con los cimientos; mientras el Ceip Eduardo Rivero Ramos (Cardones) y IES Arucas Domingo Rivero sufren problemas derivados de edificaciones con una antigüedad en alguno de los casos de 58 años, asociada a la falta de inversiones. Las inversiones han estado olvidados durante largo tiempo en el cajón por distintos motivos, aunque algunas de ellas empiezan a vislumbrar una próxima salida del túnel, si se cumplen los nuevos compromisos oficiales.

Guardería Cardones. José Carlos Guerra

«Abandono» y «se nos cae la educación». El concejal de Nueva Canarias en Arucas, José Carlos Santana, usa estas expresiones para mostrar el maltrato que a su entender viene sufriendo el municipio por Educación, gestionada por la consejera Manuela Armas, y su directora general de Centros, María Candelaria González.

Guardería. «La situación en la que se encuentra la guardería supone un gran pesar para esta Administración Local, ya que el deterioro es cada vez más visible y, con ello, las posibilidades de una pronta actuación para su recuperación se ven prácticamente anuladas». Así se manifestó oficialmente el Ayuntamiento de Arucas hace un mes contra la consejera (en manos del PSOE, el mismo partido que el actual alcalde), después de que llevaran dos meses pidiéndole una reunión para tratar este tema, ya que su apertura es una competencia del Gobierno regional. La guardería se empezó a construir en 2011, se acabó en 2014 y todavía está sin abrirse. Mientras tanto, el inmueble sufre actos vandálicos. A esto se suma «el desacuerdo en el número de plazas ofrecido» para la Escuela Infantil de Cardones, que es escasa para una ciudad de 34.000 habitantes. «Es insuficiente, porque es un centro de unas 27 plazas para bebés de 0 a 3 años, ya que encima se quedó sin hacer una de las aulas», apunta el concejal de Educación de Arucas, Sebastián Guerra. En estos momentos se negocia entre Educación y el Ayuntamiento de Arucas un convenio para que el coste de la matriculación de cada niño se reparta a razón de un 33% (entre el municipio, el Gobierno y los padres), tal y como se ha formalizado en un acuerdo con la Federación Canaria de Municipios (Fecam). El edil apunta que la guardería deber recibir obras antes de su puesta en marcha a cargo del Gobierno regional para ponerlo al día, tras los años sin uso y por los robos. Y espera que se pueda inaugurar con el próximo curso.

La Consejería se ha comprometido ahora a sacar adelante obras esperadas desde hace tiempo

decoration

Ceip Eduardo Rivero Ramos (Cardones). El colegio ha estado dividido en dos bloques: Infantil por un lado, que fue edificado en 1964 y, por otro, el edificio de Primaria, construido en 1981. Las aulas de educación infantil se desalojaron en enero de 2020 por un peligro de derrumbe. «Los casi 100 niños de Educación Infantil fueron reubicados en otras aulas que antes se utilizaban para música, biblioteca, inglés, informática,... dentro del área de Primaria», recuerda el portavoz municipal de Nueva Canarias. Como solución, el Gobierno acaba de presentar tras dos años de espera a la comunidad educativa de Cardones un proyecto para unificar la actividad del colegio. Para ello contará con seis aulas de Infantil y otras dos multifuncionales en la parte alta, en un terreno colindante cedido por el municipio. La actuación contempla el arreglo de las canchas deportivas, y permitirá retirar las aulas prefabricadas.

Guardería Cardones. José Carlos Guerra

IES Arucas Domingo Rivero. Como ocurre con el colegio anterior, es un centro con una gran antigüedad, separado en dos edificaciones (tras integrarse el instituto y la formación profesional), y que cuenta con unos 813 alumnos. El primer inmueble es del año 1979, mientras que su ‘hermano’ fue construido en 1983. «El instituto tiene muchísimas carencias, las canchas están impracticables, se caen a trozos, sobre todo el suelo, los baños del gimnasio inutilizados, de la fachada caen cascotes, la pintura se desprende, las grietas son inmensas, los talleres de FP son deficientes, las aguas de lluvia se estancan y se han podrido infraestructuras y el listado de deficiencias sigue», según NC, que habla de acometer una reforma «urgente». Educación aprobó una partida para reparar el revestimiento exterior del instituto, con un presupuesto de 32.000 euros aunque el Ayuntamiento habla de que la Consejería tiene en marcha otros contratos menores para llevar otras serie de mejoras dentro de las instalaciones.

El Ayuntamiento confía en que los bebés tengan ya su centro, repartiendo el coste a tres partes

decoration

Centro Integrado de Formación Profesional. En septiembre de 2018 se puso la primera piedra al edificio y estaba previsto que terminaran en verano de 2020, ya que su periodo de ejecución era de 22 meses. El nuevo centro formativo comarcal debía haber estado inaugurado hace casi dos años, pero la obra sigue en los cimientos y llena de maleza. La contrata se quedó sin el trabajo «por falta de confianza» en la ejecución de esta obra, que había sido adjudicada por 3.658.885 euros. La consejería de Educación sigue sin resolver todavía el conflicto judicial con la empresa adjudicataria, a la que le canceló el contrato hace casi tres años y medio. Según fuentes municipales, el juzgado le ha dado la razón a la Administración, aunque el proceso todavía se puede alargar más tiempo si existen nuevos recursos contra el fallo. El instituto tenía capacidad para más de 400 alumnos, y el objetivo era impartir enseñanzas de las familias profesionales de Energía y Agua, Instalación y Mantenimiento e Informática y Comunicaciones, con oficios como la fontanería, la albañilería y del sector servicios (administrativos, comercio y gestión turística). La obra requiere un nuevo proyecto ya que Educación entendía que no se estaba construyendo lo previsto en el proyecto, y solo se ha ejecutado el 6%. El edificio contaba con tres plantas: una bajo la rasante perimetral de la parcela y dos sobre la rasante de la calle, por lo que quedarán a la vista tan solo dos plantas, sin superar la altura de ocho metros. El concejal Sebastián Guerra espera que se resuelva cuanto antes el contrato, y que se pueda reformular el proyecto, que requiere demoler su estructura, para poder reiniciar la construcción. «No es tanto un problema económico, sino administrativo y legal», señala, aunque su inauguración del edificio de interés comarcal deberá todavía esperar unos cuantos años.

El concejal de Educación del Ayuntamiento de Arucas, Sebastián Guerra, recuerda que las competencias de los proyectos paralizados y las grandes obras están en manos de Educación, y que el Ayuntamiento solo se puede limitar a «echarles una mano». 

El presupuesto municipal de Educación ronda el millón de euros anual para tareas de mantenimiento en los nueve centros de su competencia, de infantil y primaria. Solo la limpieza de los centros cuenta con un contrato 330.000 euros, que tuvo que ser aumentado para hacer frente al covid, ampliándolo al horario de mañana con 160.000 euros, por lo que la limpieza se lleva casi medio millón. «Es un esfuerzo grande».

En este sentido, señala que recientemente invirtieron en el Ceip La Goleta 150.000 euros en mejorar estéticamente el exterior, con imágenes de gran colorido que le dan una imagen para moderna. Este proyecto de pintura se extenderá a otros colegios del municipio. 

Compartir el artículo

stats