Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

El Seprona asegura que se intentó dar apariencia legal a la casa del hijo del exalcalde de Teror

La Sala expulsa del juicio a la acusación particular que ejercía Cornelio Santana al entender que no está legitimado legalmente

Juicio contra el exalcalde de Teror por autorizar una vivienda de su hijo Quique Curbelo

El capitán del Seprona que efectuó el informe técnico sobre la vivienda que construyó el hijo del exalcalde de Teror Juan de Dios Ramos (PSOE), en Gran Canaria, ha afirmado este martes ante la Audiencia de Las Palmas que en todas las actuaciones se trató de dar apariencia de legalidad "a lo que no podía ser".

Germán García García ha sido el primer testigo en declarar en el juicio contra el exalcalde, su hijo Abundio, el entonces arquitecto municipal Germán Acosta, el exconcejal de Urbanismo Armando Santana (PSOE) y el ex secretario municipal Rafael Lezcano, quienes se enfrentan a penas de entre tres y nueve años de prisión por delitos contra la ordenación del territorio y falsedad documental.

García se ha ratificado en el informe que elaboró en 2009 a petición del Juzgado de Instrucción de la causa y en el que expone que la calificación territorial concedida por el Cabildo de Gran Canaria era para un alpende situado a 200 metros de donde se construyó la vivienda el hijo del acusado.

Así mismo, ha explicado que el planeamiento del municipio, cuando se solicitó la licencia de obra, era objeto de reforma y las licencias de construcción en suelo rústico se habían suspendido por un plazo de dos años, salvo las de rehabilitación, si bien ha indicado que en la que construyó Abundio "no había nada que rehabilitar".

El capitán del Seprona ha destacado que su informe es "claro" y en él se dice que no había una edificación preexistente donde se levantó la vivienda, sino un estanque, un pajar y restos de un muro, al tiempo que ha precisado que cuando fue a visitar la casa ya estaba terminada, ya que la obra se llevó a cabo en 2004.

Ha admitido que la licencia podría haber sido tramitada si hubiese sido para una edificación preexistente, "pero no la había", conforme a las fotos que examinó y que pertenecía a la Agencia Canaria de Protección del Medio Natural (ACPMN).

El denunciante del caso, Cornelio Santana, exedil del PP y que también fue aparejador técnico del Ayuntamiento de Teror, ha indicado que presentó la querella en 2009, cuando era concejal de la oposición y ha considerado en su declaración en que hubo "trato de favor" para el hijo del alcalde y que se debió de declarar nula la licencia porque se dio a una obra que se suplantó.

Ha explicado que, tras conocer en un pleno que se había aprobado la cédula de habitabilidad de la vivienda, solicitó acceso al expediente en dos ocasiones y en ambas se le denegó, por lo que pidió una copia de la calificación territorial otorgada por el Cabildo de Gran Canaria, y fue entonces, al ver que la casa que se había construido no se correspondía con esa licencia, cuando lo denunció.

El error no pudo pasar desapercibido porque el tipo de obra a ejecutar no se correspondía con la solicitud de la licencia de rehabilitación, ha recalcado Santana, quien ha afirmado que presentó la querella por lo "flagrante" del caso y por su obligación como concejal y persona.

Santana ha dicho que observó "trato de favor", y que le pareció "inaudito" que técnicos del Cabildo fueran a visitar la edificación suplantada y no vieran que la obra pretendida era de "imposible edificación".

A preguntas del Tribunal, ha declarado que no siente animadversión por ninguno de los acusados, si bien la abogada del arquitecto municipal ha rechazado su testimonio por haber sido objeto de acoso laboral cuando ejercía como aparejador municipal.

Frente a lo declarado por el capitán del Seprona y por el denunciante, el abogado de la oficina técnica municipal entre los años 2000 y 2007, José Luis Martínez, ha afirmado que emitió el informe jurídico favorable a la licencia de obra municipal porque desde el punto de vista jurídico estaba "todo correcto".

Este testigo, que en un principio figuraba como acusado, ha señalado que desconocía que el entonces arquitecto municipal Germán Acosta llevaba la dirección de la obra y también ha dejado claro que "nunca" habría admitido ser presionado.

El responsable técnico que sucedió a Martínez, Lorenzo Acosta, y al que también se retiro su imputación, emitió en marzo de 2008 el informe de jurídico favorable a la concesión de la cédula de habitabilidad y todo fue "muy formal" y "nadie" le presionó, ha asegurado el testigo, quien también ha dicho que desconocía que el promotor de la obra fuera el hijo del alcalde, circunstancia que supo cuando se presentó la denuncia.

El técnico del Ayuntamiento Rubén Carlos Domínguez ha testificado que en 2012 elaboró un informe a petición del hijo de Juan de Dios Ramos en el que constató que las fotos que figuran del alpende situado a unos 200 metros de la vivienda que se rehabilitó no se corresponden con los planos del proyecto y "nada tienen que ver".

Domínguez entiende que se cometió un error por parte del Cabildo cuando se visitó la zona, porque las fotos que se obtuvieron son del alpende y no de la edificación en ruinas para la que se solicitó la calificación territorial.

"Los planos y proyectos se correspondían con la vivienda que se ejecutó", ha asegurado.

El técnico se ha ratificado en su informe y ha sostenido que la solicitud de calificación territorial que se presentó en el Cabildo contenía el plano de situación de la vivienda que se pretendía rehabilitar y dónde se ubicaba.

La entonces mujer del hijo de Juan de Dios Ramos ha explicado al tribunal que en donde se construyó la casa había una antigua vivienda a la que le faltaba la parte de arriba y, junto a ésta, un pajar y un estanque debajo.

La Audiencia de Las Palmas ha expulsado del juicio a la acusación particular que ejercía el exdirigente local del PP Cornelio Santana, al entender que no está legitimado legalmente para desempeñar ese papel, por no tener un interés directo en los hechos que juzga en este juicio, que continuará este miércoles con la prueba testifical.

Compartir el artículo

stats