Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La licencia para canalizar el barranco de El Veril abre otro frente en el proyecto del Siam Park

La autorización municipal estipula que debe darse por caducada si a los cuatro años no está acabada la obra

Estado de las obras de canalización en el barranco de El Veril en el año 2018 SANTI BLANCO

Nuevo contratiempo para el proyecto del Siam Park del sur de Gran Canaria. La licencia del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana para las obras de canalización del cauce público del barranco de El Cañizo-El Veril estipula que esa autorización debe darse por caducada si los trabajos no han finalizado en los cuatro años siguientes a la obtención de ese permiso municipal. Ese plazo se cumplió el verano pasado, sin que tampoco se utilizara por parte del promotor, la empresa Loro Parque, la opción de solicitar una prórroga antes del vencimiento. 

A la espera de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el Plan de Modernización y Mejora de El Veril, anulado por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), y a la reacción del Ministerio de Hacienda sobre los aprovechamientos urbanísticos en esa parcela, la caducidad de la licencia para canalizar el barranco abre otro frente y será, previsiblemente, una de las principales alegaciones al proyecto durante el periodo de información pública, que finaliza en los primeros días del próximo mes de junio.

La autorización del Ayuntamiento sureño, otorgada el 7 de agosto de 2017, establece en sus condiciones particulares que «las obras deberán iniciarse en un plazo máximo de dos años, contado a partir del día siguiente a la notificación de la licencia, previo cumplimiento, dentro del mismo plazo, de los demás condicionantes u obligaciones impuestas, y finalizarse en un plazo máximo de cuatro años, computado desde la fecha citada». 

Declaración

La licencia municipal concedida a Loro Parque especifica que «transcurrido alguno de los plazos otorgados, su incumplimiento para inicio o finalización de las obras o para cualesquiera otras actuaciones requeridas conforme a las condiciones generales o particulares, o la interrupción de las mismas durante el plazo de un año una vez iniciadas, dará lugar a la incoación de procedimiento para la declaración de caducidad de la licencia, ello sin perjuicio de la prórroga de dichos plazos que, en su caso y por una sola vez, procediere otorgar, previa petición expresa formulada antes de la conclusión de los mismos».

El concejal de Urbanismo de San Bartolomé, Samuel Henríquez, explicó a este periódico que «la licencia no ha caducado, fundamentalmente porque debe ser la administración, en este caso el Ayuntamiento, el que inicie ese procedimiento y siempre dando trámite de audiencia al promotor». En este caso concreto, el Consistorio no ha incoado ningún expediente y considera que «existieron razones objetivas por las que el promotor no ha terminado esa canalización». 

Al respecto, Henríquez detalló que en esa zona existen dos redes hidráulicas de aguas residuales, una de la parte baja de El Veril y otra de la parte alta de Bellavista y Playa del Inglés, que pasan por ese cauce del barranco. «Mientras que no se desarrolle el proyecto de urbanización y se haga la canalización definitiva, no se podrán eliminar esas redes; ese es el motivo y son criterios objetivos», apuntó el edil de Urbanismo, quien subrayó que la empresa ha manifestado al Ayuntamiento que ya ha ejecutado más de un 80% de esas obra.  

«Para el Ayuntamiento -añadió-sigue siendo determinante y estratégico el impulso al proyecto del Siam Park; seguimos trabajando en la idea que nos planteamos desde que asumí el área de Urbanismo, que es dar respuesta a la pretensión del Estado en base a los aprovechamientos, la aprobación inicial, la publicación en el Boletín Oficial y dar respuesta a las alegaciones que surjan para en un futuro otorgar la licencia, pues entendemos que se trata de una obra esencial para San Bartolomé de Tirajana y para Gran Canaria». 

Por contra, Elena Álamo, portavoz de PP-AV y líder de la oposición en el Ayuntamiento sureño, criticó que el grupo de gobierno de Conchi Narváez «no está teniendo en cuenta la seguridad jurídica que debe primar en las administraciones públicas» y consideró que está tomando decisiones «temerarias» al no esperar por las sentencias de los tribunales de justicia que están pendientes.   

Álamo quiso dejar claro que su grupo político «ha defendido el proyecto del Siam Park desde el primer minuto» y ha tramitado gran parte del expediente en la etapa del alcalde Marco Aurelio Pérez, «pero siempre dando pasos en firme y solventando los escollos desde la seguridad jurídica». 

La portavoz del PP-AV recordó que uno de esos escollos fue la negativa del promotor a pagar los aprovechamientos urbanísticos, ahora fijados en casi tres millones de euros, por lo que el Ayuntamiento se plantó «para defender los intereses de los vecinos y de la institución». Al respecto, reclamó al gobierno municipal que «al afrontar los problemas pendientes actúe con prudencia y salvaguarde la seguridad jurídica y los intereses del Ayuntamiento». 

Compartir el artículo

stats