Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gran Canaria lanza una web dedicada a la prevención de los incendios forestales

En la página que promueve el Cabildo se puede consultar el semáforo de riesgo y los permisos y restricciones

Inés Jiménez, Antonio Morales y Didac Díaz, durante la presentación de 'grancanariamosaico'. DELFOUR PHOTOGRAPHER

El Cabildo de Gran Canaria insta a la población residente en el interior de la isla a extremar a partir de este mes las precauciones para minimizar el riesgo de los incendios forestales, haciendo especial hincapié en mantener aquellas viviendas situadas en el campo al menos quince metros de su entorno libres de cualquier material combustible. 

El presidente de la corporación insular, Antonio Morales, destacaba cómo aquellos inmuebles que afrontaron los últimos grandes fuegos sin restos de maderas, arbustos y restos vegetales de su alrededor, escaparon con éxito de los estragos, resaltando que «un pequeños esfuerzo en el mes de mayo es la diferencia entre perderlo todo, las propiedades y la vida de los animales, o salvarlos».

Este año la campaña de mayo, que presentó este martes junto con la titular de Medio Ambiente, Inés Jiménez, y el técnico de su consejería Didac Díaz, se vertebra en tratar de profundizar los programas de concienciación y trasladar información y formación a la ciudadanía; difundir e invitar a utilizar una nueva y «potente web informativa sobre prevención»; y distribuir 10.000 ejemplares de la segunda edición del cómic Gran Canaria y la prevención de incendios forestales.

Pero la verdadera protagonista de esta precampaña, antesala de la de verano que se inicia en junio con toda la artillería de medios y dispositivos, se centra en la mencionada web que, bajo el nombre grancanariamosaico, alude a ese paisaje estructurado en distintas facetas marcado por el pastoreo, por la agricultura o por los diferentes tipos de bosque, en el que cada una de esas zonas y actividades vivas son capaces por sí solas de crear eficaces cortafuegos, o ralentizar su progresión, como señala Jiménez. 

Didac Díaz entra al detalle para ilustrar que, así como en Japón o Perú sus ciudadanos aprenden a vivir con los terremotos, o en el Caribe con los huracanes, «los canarios tenemos que aprender a vivir con los fuegos forestales tomando las medidas preventivas, algunas de ellas que pasan por fomentar el consumo local. Cuando comemos papas de la tierra, cada campo en el que se plantan es un cortafuegos, y si es un vino de Gran Canaria, otro cortafuego, porque se trata de un viñedo», según recalca el técnico para sentenciar que de este modo «se puede luchar contra los incendios también desde las ciudades». 

En la web se pone en contexto con cifras lo que implican unos incendios forestales que hace décadas eran esporádicos en las islas pero que cada vez son más recurrentes, y de hecho desde el año 2000 Gran Canaria ha sufrido ocho grandes catástrofes, entre ellas una última que supuso la quema de 18.000 hectáreas

Además el 50 por ciento de la superficie enmarcada dentro de la Zona de Alto Riesgo se ha visto afectada por un gran incendio forestal en los últimos veinte años, esto en una isla en el que el 41 por ciento de su territorio es susceptible a sufrir estos estragos

De ahí que por cada euro invertido en prevención y gestión del paisaje, como subraya Díaz, «se ahorran 500 euros en extinguirlos». En este sentido, la misma fuente señala que llegados a un punto en el volumen del fuego con llamas con 40 o 50 metros de altura, ya no existen medios posibles técnicos para combatirlos, y solo son eficaces los que se toman antes de que se prenda la primera llama. 

La nueva página luce en su inicio un semáforo que indica en qué situación de riesgo se encuentra la isla, con un menú de informaciones que explican lo que implica cada color. Además facilita respuestas ante las dudas más recurrentes, como la petición o no de permisos para desbrozar y limpiar el entorno de las viviendas, qué suponen las barreras verdes o el aprovechamiento forestal, cuándo realizar o no las quemas agrícolas y, entre otros, el papel del pastoreo como salvaguarda del medio natural. Todo ello, según Morales, para «que sirva como herramienta de educación ambiental para todas las franjas de edad y toda la sociedad grancanaria, independientemente de si se vive en zona rural o urbana». 

Compartir el artículo

stats