Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

La piscina de San Fernando de Maspalomas cierra una semana después de reabrir al público

La caída de un muro del interior del vaso obliga a vaciar la piscina y clausurarla hasta que se repare

Estado en que ha quedado el vaso de la piscina tras la caída del muro. LP/DLP

La piscina municipal Ernesto Hernández de San Fernando de Maspalomas vuelve a cerrar sus puertas y lo hace apenas siete días después de reabrir al público. El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana se ha visto obligado a suspender las actividades en la piscina semiolímpica de este complejo deportivo tras la caída de un muro del interior del vaso, lo que ha exigido el vaciado de los miles de metros cúbicos de agua. La formación Partido Popular-Agrupación de Vecinos de San Bartolomé de Tirajana (PP-AV), en la oposición, ha criticado que los vecinos de la localidad vuelvan a ver "día a día torpedeado su derecho a recibir servicios" en el municipio y ha censurado la "lamentable estampa" que supone cerrar la piscina al poco tiempo de reabrirse para volver a hacer obras. Por su parte, el primer teniente de alcalde y concejal de Deportes tirajanero, Samuel Henríquez, aseguró que esta situación no está vinculada a las obras ejecutadas recientemente para climatizar la piscina y señala que el muro se vino abajo tras una filtración de agua sobre una pared superpuesta en el vaso de la piscina hace 19 años para adaptar las medidas a los estándares reglamentarios para una piscina semiolímpica de 25 metros.

Autoridades del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana y del Cabildo durante la inauguración de la piscina el 5 de mayo. Francisco Romero

El Consistorio y el Cabildo de Gran Canaria inauguraron la piscina el pasado 5 de mayo tras unas obras de rehabilitación que consistieron en la climatización del agua para aumentar su temperatura hasta siete grados y en la instalación de una planta de energía fotovoltaica para garantizar el autoconsumo. Los trabajos, que contaron con un presupuesto de 564.000 euros, fueron realizados a través del Consorcio de Rehabilitación Turística de Maspalomas. La instalación abrió oficialmente cuatro días después, el lunes 9 de mayo, y tan solo ha permanecido abierta siete días, pues el Ayuntamiento volvió a clausurar y vaciar la piscina principal durante la tarde del pasado lunes 16 de mayo. La caída del muro afecta directamente a dos de las seis calles de natación de esta piscina.

El Consorcio de Rehabilitación Turística reparó la piscina por un valor de 564.000 euros

decoration

El edil de Deportes, Samuel Henríquez, explicó este martes que el incidente "nada tiene que ver con la obra ejecutada" para la climatización de la piscina, sino que se trata "de un vicio oculto del vaso de natación". Cuando se construyó la piscina, hace 19 años, señaló el concejal, las medidas de la piscina excedían en 30 centímetros los parámetros establecidos para que fuese una piscina olímpica reglamentaria de 25 metros, por lo que se decidió construir un muro delante de una de las paredes laterales del vaso para corregir el error. "Se levantó una pared que no fue anclada al muro principal de la piscina; a lo largo de estos años se han realizado distintas actuaciones de impermeabilización, pero sin embargo en esta ocasión la intervención ha sido de mayor calado y ese muro que no había sido anclado cedió como consecuencia probablemente de la presión ocasionada por una filtración de agua".

Los operarios ya están rehabilitando los desperfectos ocasionados por la caída del muro con la intención de reabrir la piscina a los usuarios en la menor brevedad posible. Fuentes municipales apuntan a que la piscina estará cerrada al menos dos semanas. No obstante, el complejo deportivo continúa abierto al público y se mantienen las actividades dirigidas que imparte un club deportivo del municipio.

Los operarios están arreglando los desperfectos para reabrir la piscina lo antes posible

decoration

Tras hacerse pública la caída del muro y el consecuente cierre de la piscina, PP-AV mostró su indignación por volver a ver obras apenas diez días después de la inauguración de las instalaciones. "La inauguraron a bombo y platillo para ahora ofrecer esta lamentable estampa, la de echar el cerrojo diez después después porque tienen que volver a hacer obras en ella", lamentó en un comunicado. "Han vaciado parte del vaso de la piscina sin reparar en gastos [...] un día sí y otro también aparecen órdenes y contraórdenes en este municipio, la reabren a toda prisa sin pensar en las consecuencias y de repente la vuelven a cerrar", señaló la portavoz de la formación, Elena Álamo, "esto es inadmisible". La edil exigió al grupo de gobierno que "deje de torpedear la vida de los vecinos y de tomar decisiones a la ligera". Hace pocos días, PP-AV pidió explicaciones por la cesión de la gestión de las clases de natación a un club deportivo municipal y por la subida de los precios.

Compartir el artículo

stats