Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gáldar
Santiago M. Medina Numismático

«La primera moneda destinada a las islas Canarias se acuña en Sevilla en el año 1513»

El numismático presentó ayer en Cueva Pintada su libro 'Canarias, Monedas y Resellos'

El numismático y escritor Santiago M. Medina, ayer, durante la presentación de su obra en el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada..jpg Andrés Cruz

El numismático Santiago M. Medina presentó ayer en Cueva Pintada su libro ‘Canarias. Monedas y Resellos’, en el que da cuenta del hallazgo de la primera moneda destinada a las islas.

Descubre usted una moneda insólita, que califica del mayor descubrimiento en la materia en décadas. ¿Tanto?

Yo creo que sí, porque le da carta de naturaleza a esa pretendida numismática canaria que está por hacer y así como existen monedas anteriores, como la de Jaime II en Cueva Pintada, que es la más antigua hallada en la isla, que exista una moneda que se acuña en Sevilla en 1513 para el archipiélago la convierte en excepcional.

Y treinta sellos privativos. ¿Qué es un sello privativo?

Los sellos son marcas que se establecen en monedas foráneas para su circulación en cada una de las islas. En Santo Domingo se acuñaban de cobre, y en México de plata. La marca de Gran Canaria consiste en sellos con tres tipos de palmera. Y le adelanto que también tengo estudiados bastantes ejemplares, más de veinte, en los que aparece una figura de animal, un león a primeras luces, pero que va evolucionando en el tiempo y se muestra como un perro, y ese es uno de los hilos de investigación que mantengo abierto.

Encuentra la moneda en un mercadillo y tarda 25 años en clasificarlo. ¿Cómo se investiga una pieza numismática?

Partimos de la base que teníamos por lo menos el reinado, ya que figura unas saetas y un yugo, que corresponden a Isabel y Fernando. De estas piezas ya se sabían, de hecho habían salido en subastas. Pero ocurre que las de medio real se hacían en plata, y ésta tiene apariencia de cobre, por lo cual siempre se había clasificado como moneda falsa de época.

"La pieza es fea, espantosa y parece un cangrejo, pero tiene un valor histórico incalculable"

decoration

Un chasco.

En principio. En el libro dedico un capítulo a la falsificación de moneda en Canarias, porque el 50 por ciento de ellas en el siglo XVIII eran falsas, y de hecho se armó un motín en las islas, que se conoce como el Motín de la Falsa Moneda.

Esto se pone bueno.

Y sí, yo tenía la pieza clasificada como falsa, hasta que una noche insomne de 2016 me encuentro con un texto del 10 de mayo de 1513 en el que se dicta licencia al Cabildo del Real de Las Palmas para la acuñación de tres cuentos, que son tres millones de maravedís, en monedas de medio, uno y cuatro maravedís. En el, se precisa que su composición será de vellón, que es una mezcla de cobre y plata, y además se detalla excepcionalmente su diseño, con un haz de saetas en una cara y un yugo en la otra.

La Piedra de Rosetta, ¿no?

Así lo digo en el libro. Fue un ladrillazo en la cabeza, que me ofrece evidencias numismáticas, pero la prudencia me hizo ir más allá y doy con otro documento recogido por varios autores, en el que se solicita la creación de una casa de acuñación en Santo Domingo en el que reza textualmente ‘como ya había sucedido en Gran Canaria’. Y un tercero, de 1579, en el que se solicita licencia para acuñar moneda en la península destinada a Canarias, en el que se especifica ‘como ya había sucedido en 1513’. Con lo cual, ya la tenía acorralada. Pero faltaba un detalle que llega en 2018, que es cuando en Cueva Pintada se sometió a cuatro piezas similares, cuatro medios reales, un análisis de espectrometría que arroja que su composición no es de plata, sino de vellón. Son tres fuentes directas, trece evidencias, que son las monedas estudiadas, a lo que se suman los análisis.

¿Cuántas habrá?

Se hicieron tres millones, pero no se sabe. Hace un año vi vender una por 17 euros. No sabría decir su precio pero tampoco tiene que ser cara porque son numerosas, ah, y feas como las haya.

¿En serio me dice que es fea?

Espantosa.

"Seguro que las habrá a cientos en los cajones de los abuelos porque no se apreciaba»

decoration

Pero, hombre, ¿por qué?

Es un diseño que solo se utilizó para aquí, con ese yugo y las flechas, tan asociado a los Reyes Católicos, y su forma parece un cangrejo, y el yugo, un as de bastos. Seguro que las habrá a cientos en los cajones de abuelos y bisabuelos porque no se apreciaba. Pero es no quita que tenga un valor incalculable desde el punto de vista histórico.

En su contexto, cuánto valía un maravedí.

Muy poco. Se suponía que era una moneda de cuenta, que no existía como físico, y escasamente eran los céntimos de la época.

Tiene un punto de novela.

Tiene mucho de novela. Y todavía queda en el libro lo mejor de ello, donde se presentan más de 16 sellos inéditos canarios de prácticamente todas las islas. Son chiquititos, algunos del tamaño de una lenteja, y exhiben desde un sol a un Pico Teide, o una palmera, un león, un monograma TF de Tenerife..., realizados en rincones distantes, como Potosí, Sevilla, Méjico, Santo Domingo...

Todo ello tendría un sentido histórico y político. ¿Cuál?

Acuñar moneda para Canarias se hace para reafirmar la autoridad sobre el territorio. El Tratado de Tordesillas se acaba de firmar, en el que el papa divide el mundo entre Portugal y España, y aquí existía una colonia portuguesa importantísima, al punto que había más moneda lusa que castellana, y con ello se trataba de atajar ese problema.

Usted reclama una institución que catalogue y estudie la numismática en Canarias. ¿Qué aportaría?

Ya es hora, por mil razones, de disponer de un gabinete que dé a conocer el patrimonio que tenemos, y sea embrión de ese turismo cultural del que tanto se habla.

¿Su próxima entrega?

La investigación numismática no cesa, y para eso cree una web, canariasmonedasyresellos.com, que recoge el concepto novedoso de un libro vivo que cataloga todas las monedas que van apareciendo en las islas. Ahí me hacen llegar sus fotos, las clasifico y emito un boletín que sirve como una adenda durante toda la vida del libro, como si fuera finalizado.

Y dígame, sin dudas, ¿qué moneda le gustaría encontrar?

Yo creo que esa moneda solo duerme en mis sueños, la que nos traiga la primera evidencia de un contacto entre dos culturas en Canarias, quizá una romana o quizá de las primeras luces de la Conquista.

Compartir el artículo

stats