Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arucas

La piedra azul de Arucas aspira a estar a la altura del mármol de Carrara y el del Taj Mahal

Un investigador canario de la Universidad de Oviedo promueve que la cantería sea Piedra Patrimonio Mundial, por una organización geológica internacional

Una puesta de sol, con la iglesia de Arucas, construída con piedra de las canteras locales. David Cabrera Guillen

La cantería de Arucas aspira a convertirse en Piedra Patrimonio Mundial, un reconocimiento que otorga la Unión Internacional de Ciencias Geológicas (International Union of Geological Sciences, IUGS), una organización dedicada a la cooperación en el campo de la geología. De su lista forman parte solo 26 piedras catalogadas en todo el mundo, entre las que se incluyen los mármoles de Carrara (Italia) y el blanco que se empleó en la construcción del mausoleo funerario del Taj Mahal (India). El profesor de origen canario de la Universidad de Oviedo y consultor, Víctor Cárdenes, acaba de publicar un artículo en la revista especializada Geoheritage titulado «Significado histórico de la piedra de Arucas» («The historical significance of the welded tuffs from Arucas, Canary Islands»), en el que da los primeros pasos para esta distinción mundial, que revaloriza este patrimonio único en todo el mundo y supone un atractivo más para la promoción turística.

Otorgarle un sello de calidad, distinción y de identidad, y ponerla en valor fuera de nuestras fronteras. Este es el objetivo que se han propuesto un grupo de expertos para que la piedra de Arucas se posicione en el salón de la fama de la geología mundial, junto a las obras más representativas de la Humanidad.

Es un mineral sostenible, y que se ha adaptado al clima canario

decoration

Pero, ¿qué le hace tan especial para que pueda equipararse a otras rocas de enorme prestigio? Víctor Cárdenes, que es hijo del artista plástico grancanario Ricardo Cárdenes, y miembro de un equipo de trabajo de la citada organización internacional, señala que, por encima de todo, es «una piedra de aquí, sostenible, y que se ha adaptado al clima canario». Y pone como ejemplo de su elevado valor que otros minerales importados al poco tiempo se rompen. «Por eso es tan especial». A la vez que se pregunta ¿por qué hay que traer material foráneo cuando existe esta piedra local de gran belleza y durabilidad?».

El experto señala que siempre le llamó la atención con su visión profesional pasear por Triana y el casco antiguo de Las Palmas de Gran Canaria y ver «lo bonita que es esa piedra». Y al descubrir que el técnico de Turismo en Arucas David Cabrera había publicado un trabajo en la universidad sobre la materia, comenzaron a trabajar sobre su identidad y relevancia, con la colaboración de otras personas.

"Convertirse en un maestro cantero, o maestro albañil, fue el logro más alto para un trabajador local"

decoration

El resultado es el artículo, con el que se pretende sentar las bases para que se tramite su declaración como Piedra Patrimonio Mundial. En sus conclusiones se expone que «la piedra de Arucas es un buen ejemplo de cómo una piedra en particular ha dado forma al desarrollo histórico de una región. Convertirse en un maestro cantero, o maestro albañil, fue el logro más alto para un trabajador local. Incluso, hoy en día, la figura del maestro cantero tiene un estatus especial en Gran Canaria. Esta piedra es un buen ejemplo de cómo una comunidad se ha desarrollado y tomado forma alrededor de la extracción de un recurso de piedra. Además, una parte importante del patrimonio histórico y arquitectónico de la Isla se ha construido con esta piedra. Sin embargo, la existencia y viabilidad de las canteras se ve amenazada por la nueva legislación medioambiental y, más aún, por la competencia del extranjero. Su situación actual, junto con su significado histórico, hace de esta roca un candidato adecuado para el reconocimiento de la Piedra del Patrimonio Mundial», concluye el artículo.

Tiene que ser respaldado por las empresas y ayuntamientos

decoration

En esta distinción solo aparecen 26 piedras catalogadas y documentadas, con las que se han erigido obras arquitectónicas que son patrimonio histórico de la humanidad. Entre ellas, el mármol blanco empleado en el siglo XVII para erigir el Taj Mahal y el mármol de Carrara, que son reconocidos en todo el mundo. Cárdenes deja claro que no tienen potestad legal, sino que es una distinción honorífica.

David Cabrera coincide con Cárdenes en que este título solo es posible impulsarlo de la mano de las empresas y de los ayuntamientos, antes de que pueda ser evaluado por un comité de la organización. Pero sobre todo, recalca que la piedra de Arucas supone un atractivo turístico, que hay que potenciar de la mano de la iglesia, porque es una obra de los labrantes.

David Cabrera resalta que la actividad vuelve a estar muy de moda, gracias a una serie de reconocimientos. Y como ejemplo de relevancia señala las jornadas que se está celebrando en el municipio y el mural que se está ultimando en La Goleta, con personajes reales.

El investigador anima a las instituciones a formar a las nuevas generaciones de labrantes, ya que existe una gran demanda de trabajo. En este sentido, señala como ejemplos la necesidad de conservación de la Catedral de Las Palmas de Gran Canaria y La Laguna, la iglesia de Arucas y la sede del Banco de España.

La expresión «ya tenemos una guerra con esta piedra» le da el nombre de ‘Corea’ a una cantera

decoration

El sector ha manifestado que existe piedra para mucho tiempo. Ahora hay dos canteras, la de piedra azul de Lomo Tomás de León (se abrió en el siglo XVII), y la de Rosa Silva. Como anécdota, a esta última también se le conoce como piedra de Corea. «El peculiar nombre de esta roca hace referencia a la Guerra de Corea. Parece que poco después del comienzo de este conflicto, alguien fue a la cantera, advirtiendo sobre la guerra. ¹ ‘Ya tenemos una guerra con esta piedra’, fue la respuesta, por lo que la cantera se conoció como la cantera de Corea», señala el artículo.

Llegó a Venezuela y Cuba como contrapeso para los barcos, y la usaron emigrantes labrantes

decoration

La mayor parte de la arquitectura realizada con esta roca se localiza en Canarias, pero hay rastros en el Capitolio de La Habana (Cuba) y la Plaza de Canarias de Caracas (Venezuela). La razón principal es que se usaba como contrapeso en los barcos de la emigración. Y, una vez allí, los labrantes la aprovecharon en sus trabajos. 

Un pasado glorioso y un futuro incierto


El artículo constata que «si bien la demanda de piedra de Arucas sigue siendo alta, hay varios problemas que actualmente amenazan al sector, como la falta de trabajadores calificados y la competencia de piedras extranjeras, provenientes de países como China y la India». Y, desde el punto de vista histórico, se detalla que «la extracción y talla de piedra está estrechamente relacionada con la historia, las tradiciones y el patrimonio, no solo de Arucas, sino también de los pueblos circundantes». Se recuerda que «después de la Guerra Civil Española (1936-1939), solo había dos oportunidades de trabajo en Arucas: piedra o plátanos. Los trabajadores de piedra eran, con mucho, los mejor pagados y gozaban de una alta posición social». Y se concluye que «el futuro de esta piedra es incierto, ya que una legislación ambiental más estricta no prevé excepciones para las canteras históricas y la competencia de materiales extranjeros disminuyen la rentabilidad».

Compartir el artículo

stats