El segundo tramo del paseo marítimo que va de la playa de Las Marañuelas a Anfi, en Mogán, ya cuenta con financiación del Ejecutivo autónomo. El Consejo de Gobierno aprobó ayer destinar una partida de 1,3 millones de euros al Consistorio moganero para la ejecución directa de la segunda fase de actuación en este litoral que va a permitir seguir con el acondicionamiento peatonal desde la playa de La Lajilla hasta la playa de La Carrera, a la altura del hotel Sunwing. El proyecto ya lo presentó el Ayuntamiento en la Dirección General de la Costa y el Mar, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico y espera a que le den luz verde.

Para culminar toda la actuación que supone la mejora de 2,5 kilómetros de litoral de este municipio turístico quedan aún por hacer otros cuatro tramos más ya que se dividió en seis fases. Toda esta actuación se enmarca en el Plan de Modernización, Mejora e Incremento de la Competitividad de Costa de Mogán, impulsado por la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de Mogán y que, en la primera fase, supuso la rehabilitación y acondicionamiento de la Playa de la Lajilla, también conocida como Costa Alegre, donde se ha mejorado la piscina natural y su conexión al mar, dotándola de una playa artificial y acondicionándola con un paseo, zona de solarium y áreas verdes.

Ese primer tramo se inauguró en marzo de 2018. Los trabajos de acondicionamiento permitieron transformar por completo la zona al mejorar la piscina natural, a la que se han inyectado 500 metros cúbicos de arena, se ha creado un solarium y el Ayuntamiento ha afrontado la instalación de un módulo de restauración que incluye baños públicos. El tramo inicial de la avenida contó con un presupuesto de 800.000 euros, 500.000 aportados por el Gobierno central y 300.000 por parte del Ejecutivo autonómico.Además, se ha dotado la zona con instalaciones de alumbrado público, abastecimiento de riego, saneamiento, telecomunicaciones, jardinería y protección costera, así como la canalización de 200 metros del barranco de Costa Alegre en su desembocadura en la Playa de La Lajilla evitando así que el caudal llegue a la playa en momentos de fuertes lluvias.

Entre los atractivos de este segundo tramo, el proyecto contempla la construcción de un mirador que se adentrará en el mar, con una longitud de 24 metros cuadrados, que permitirá a los visitantes contemplar la amplitud del Atlántico. Todo esta zona en la que se a intervenir es un paseo de tierra en la primera línea donde se concentran una importante oferta alojativa.

En el resto de los tramos restantes hasta Anfi hay zonas como la que va desde el hotel Dorado Beah al Sunwimg donde las obras requieren de una intervención más complicada porque conlleva no solo mejorar el actual camino de tierra y colocar todo lo que son desagües e iluminación sino que hay que construir una escollera para proteger todo el futuro paseo del oleaje. Hacer que toda este litoral pueda ser transitable por los cientos de turistas que se alojan en los establecimientos de la costa de Mogán ha sido una reivindicación que ha estado reclamando desde hace más de veinte años el municipio moganero.