Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

De cuando Panchito se alejó de sus hijos... porque lo ordenaba una caja de medicamentos

El historiador Rafael González, conocido como Feluco, presenta su octavo libro titulado 'Las canarionas ocurrencias de Pancho Alemán el alguacil'

Fotografia antigua de Tunte hacia mediados del siglo XX. Fedac

Hubo un tiempo, durante la primera mitad del siglo XX, en que Pancho Alemán no sabía ponerse un supositorio: se lo llevó a su casa y al ver que aquello no se podía comer, le dio calor, lo estiró, lo troceó y...lo esnifó. Y pese a lo comprometido del asunto, no tuvo reparo alguno en contárselo a Rafael González, conocido popularmente como Feluco, historiador y archivero municipal de San Bartolomé de Tirajana, quien ha publicado su octavo libro, titulado ‘Las canarionas ocurrencias de Pancho Alemán el alguacil’.

El libro es un compendio de 92 ocurrencias escritas a mano que ha obtenido a través de un total de 573 entrevistas a vecinos de todos los pueblos del municipio y que ofrece a los lectores a través del personaje de Panchito «para no identificar a nadie». Entre otras ocurrencias, Feluco destaca aquella de cuando el médico le recetó 12 pastillas para 12 días, tiempo en que no se acercó a sus hijos. Su mujer, contrariada por la situación, le preguntó por qué lo hacía, a lo que éste contestó que la caja de medicamentos ponía que no estuviera al alcance de los niños.

Rafael González, conocido como Feluco, junto a un ejemplar del libro titulado 'Las canarionas ocurrencias de Pancho Alemán el alguacil'. LP/DLP

Entre esas 92 ocurrencias también incluye una en la que el médico instó a Pancho a alejarse del tabaco para mejorar su salud, y al hombre no se le ocurrió otra cosa que, para mantener la distancia, poner una caña de medio metro entre él y la cachimba. Se alejó del tabaco, sí, pero no de la forma que pretendía el médico. En las ocurrencias, explica el historiador y autor de la obra, lo que se aprecia es la constante confusión y la literalidad en el vocabulario, situaciones que él ha reflejado en el libro con mucho humor. "Algo a destacar es también que lo redacto con el habla canaria de antaño, es decir, si tengo que poner 'escuela', pongo 'iscuela', que era como lo decían nuestros abuelos en su época".

De este, su octavo libro, Rafael González lanza 300 ejemplares que ha autoeditado con las ganancias que ha obtenido de los libros anteriores. Feluco presenta el libro este viernes a las 18.00 horas en el Centro Sociocultural del Mayor en el marco de las Fiestas de San Fernando, que comenzaron este juevescon el pregón leído por Ana María Rivero Rodríguez, fundadora del Bazar Ani.

El historiador tiene en su haber otros libros, como son 'Recuerda cómo era el casco de Tunte', 'Maspalomas, nuestros abuelos', 'La Fataga del Ochocientos', Chascarrillos y cantos de abuelos tirajaneros', '¿Sabías que...de la historia tirajanera?, 'Pasatiempos de palabras canarias' y un libro de juegos literarios sobre la historia del municipio. "Para mi es una ilusión muy grande que este libro vea la luz", señala el archivero municipal, pues su intención era publicarlo el año pasado pero decidió posponerlo a este año por la pandemia y para hacerlo coincidir con la vuelta de las fiestas patronales de San Fernando.

Compartir el artículo

stats